Energía

Casi 120 países se comprometen en la COP28 a triplicar la capacidad de energías renovables para 2030

  • Supondría alcanzar en menos de 7 años los 11.000 gigavatios de capacidad renovable
  • Entre las ausencias, destacan las de China, India o Rusia

Un total de 116 países se ha comprometido a triplicar la capacidad instalada renovable y a duplicar la tasa de mejora de la eficiencia energética de aquí a 2030 con la firma del Compromiso Mundial sobre Energías Renovables y Eficiencia Energética impulsado por la presidencia de la cumbre del clima de Dubái, COP28.

Esto supondría alcanzar en menos de 7 años los 11.000 gigavatios de capacidad renovable y elevar el ritmo de mejora de la eficiencia energética del 2 al 4 % al año.

Entre los firmantes se encuentran Estados Unidos, Reino Unido, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Japón, México y la Unión Europea, junto a estados miembro, como España, Francia, Portugal o Italia. Entre las ausencias, destacan las de China, India o Rusia.

Estos objetivos van en línea con las propuestas defendidas por la Agencia Internacional de la Energía y Agencia Internacional de Energías Renovables, que apoyan la Unión Europea y el G20, grupo que reúne a las mayores economías del mundo, en materia de renovables y eficiencia.

La UE defenderá también en la COP28 que lograr el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados requiere la eliminación progresiva a escala mundial de los combustibles fósiles y un pico en su consumo ya en esta década.

Para ello, aboga por el fin del uso de todos los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) en el sector de la energía antes de 2050 porque ya hay tecnologías competitivas para sustituirlos, han explicado a EFE fuentes conocedoras de la posición comunitaria.

Para el resto de usos de los combustibles fósiles, como la aviación o el transporte por barco, la UE defiende que se sigan usando sólo cuando vayan acompañados de sistemas de captura y almacenamiento de CO2 (como, por ejemplo, los combustibles sintéticos).

Estas tecnologías, aún en desarrollo y denominadas en inglés CCS, deben quedar reservadas sólo para reducir las emisiones de los sectores difícilmente descarbonizables para no desviar la inversión necesaria en renovables.

El compromiso rubricado hoy en Dubái, abierto a nuevas adhesiones, busca impulsar un cambio transformador a través de la formulación de políticas, la planificación y grandes inversiones efectivas, ha destacado desde la presidencia de la COP28.

Según la misma fuente, esto es importante porque la rápida expansión de las energías renovables es una de las mejores herramientas para reducir las emisiones y porque la eficiencia energética se considera el "primer combustible de la transición" que puede contribuir significativamente a reducir el consumo de energía.

La energía está indisolublemente ligada a todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, y la transformación de los sistemas energéticos del mundo creará nuevos empleos, mejorará las vidas y los medios de subsistencia y empoderará a las personas, las comunidades y las sociedades, según la misma fuente, que no ha detallado por ahora el nombre de los países firmantes

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud