Energía

REE pide aplazar la revisión de centrales para reducir el riesgo de apagones

  • El 4 de octubre se vivió un momento de tensión para poder garantizar los niveles de demanda
  • La sequía y las exportaciones a Francia dejan el margen de reserva en un nivel muy reducido

El suministro eléctrico en España pende de un hilo. La sequía, el aumento de las exportaciones, el parón de la cogeneración, los mantenimientos de las centrales nucleares y los problemas de los ciclos combinados han puesto en apuros el abastecimiento energético durante los últimos dos meses.

Según relatan fuentes consultadas por elEconomista.es, Red Eléctrica envió una carta este pasado mes de septiembre en la que ponía negro sobre blanco a las principales eléctricas la complicada situación que atraviesa el sector y les pedía que retrasasen los mantenimientos previstos de sus centrales de ciclo combinado para incrementar los niveles de seguridad.

Según relataba REE en dicha carta, "el sistema eléctrico interconectado europeo afronta en los próximos meses condiciones de operación afectadas por una gran incertidumbre, derivadas de la posibilidad de cortes de suministro de gas procedente de Rusia. Además, la parada de larga duración de un contingente muy significativo de las centrales nucleares francesas ha provocado una situación de escasez de energía en el país vecino que se prevé se prolongará varios meses. Esta escasez reviste una especial trascendencia para el sistema peninsular español, traduciéndose en requerimientos muy elevados de exportación de energía hacia el resto de Europa.

A este hecho se suma la situación de sequía generalizada, con niveles de reservas hidráulicas extremadamente bajos en varios países, entre los que se encuentra España, donde los niveles de reserva se encuentran en mínimos históricos".

Con esta coyuntura, el operador del sistema llevó a cabo los preceptivos análisis de cobertura mensuales y detectó unos "márgenes de reserva muy reducidos, sobre todo en el período comprendido entre la segunda quincena de septiembre y final de noviembre de 2022. Esta previsión se ha agravado especialmente teniendo en cuenta la evolución reciente de los factores antes mencionados".

Así que Red Eléctrica decidió tomar medidas y pidió a las compañías que "considerando los mantenimientos programados de centrales de ciclo combinado en el periodo de septiembre a noviembre de 2022, solicitamos información urgente sobre la posibilidad de posponer a partir del 1 de diciembre de 2022 alguna de las revisiones que tienen programadas e informadas al operador del sistema en los planes de mantenimiento, con el objeto de aumentar el parque generador disponible dentro del mencionado periodo".

Situación de estrés

Según fuentes del sector, las eléctricas atendieron esta petición y retrasaron algunos de los mantenimientos previstos lo que ha permitido superar hasta el momento las situaciones de estrés que se han producido, sobre todo, el pasado 4 de octubre cuando el sistema español vivió un momento de apuro para garantizar el suministro por la falta de generación disponible.

El operador, según indican fuentes consultadas por este diario, estuvo muy cerca de aplicar deslastres, es decir, cortes controlados de suministro. REE, consultada ayer por este diario, no hizo comentarios.

Durante octubre, según explica en su informe mensual REE, se produjeron tres incidentes con pérdida de mercado en las instalaciones de la red de transporte que están contabilizados en el cálculo de indicadores de calidad, que pese a esta situación continúa el año en unos niveles muy elevados con una disponibilidad del 98%. Asimismo, en septiembre se produjeron también otros tres incidentes.

Si se observa la cobertura de demanda de los últimos meses (ver gráfico), el papel de los ciclos combinados de gas (CCGT) se ha convertido en clave para poder garantizar el suministro de electricidad.

La situación de estas centrales de gas, además, está provocando una gran preocupación en las compañías, ya que con la entrada del mecanismo ibérico de tope al gas se han multiplicado los arranques y paradas de las mismas.

Riesgo de avería

A lo largo de los últimos meses, el número de operaciones que han tenido que afrontar estas centrales se ha incrementado notablemente, lo que supone un riesgo añadido de averías para estas plantas cuyos sistemas no están diseñados para poder encarar con plena seguridad esta situación operacional.

La aportación a la producción de los CCGT en lo que va de año casi se ha duplicado hasta los 55.441 GWh, según los datos de Red Eléctrica, lo que ha supuesto pasar de representar una cuota de mercado del 15% a más del 25% del total de energía suministrada.

El Ministerio de Transición Ecológica llegó a elaborar un proyecto de Orden por el que se creaba un Mercado de capacidad en el sistema eléctrico español pero esta propuesta, al igual que ha pasado con la correspondiente a la cogeneración, sigue en un cajón y no ha sido desarrollada.

En lo que respecta a la energía hidroeléctrica, la sequía figura en un lugar destacado de la larga lista de problemas del sector junto con la escasez de gas en media Europa.

Las reservas hidráulicas se han situado en octubre en el 26,9%, 5,2 puntos porcentuales menos respecto a octubre de 2021 y 0,7 puntos porcentuales más que el mes anterior. En términos hidroeléctricos, el mes de octubre ha sido un mes seco respecto a la media histórica y la generación con esta tecnología ha caído prácticamente a la mitad (hasta un 45,6%) en lo que va de año.

Para tratar de mejorar la gestión de un recurso escaso como es el agua, España y Portugal pactaron en la pasada Cumbre hispano-lusa buscar una regulación conjunta de esta energía con la intención de mejorar las condiciones de suministro de ambos países, de modo que el agua pueda acabar entrando en los mecanismos de capacidad y convertirse en una mayor fuente de suministro al actuar también como grandes almacenamientos.

Problemas de la cogeneración

Otro de los aspectos que genera tensión en el sistema eléctrico es la situación de la cogeneración. El Ministerio de Transición Ecológica ha provocado un caos que incrementa el riesgo para el suministro. Por un lado, casi dos tercios de este tipo de centrales dejó de producir electricidad este verano cuando se quedó fuera del mecanismo del tope al gas e incrementó, a su vez, la demanda de las industrias ligadas a estas instalaciones.

Los abultados retrasos por parte del Gobierno para publicar las retribuciones del sector provocan un riesgo para el suministro de electricidad, tal y como reconoce la propia Comisión Nacional de Mercados y Competencia.

El organismo que preside Cani Fernández acaba de presentar su informe sobre la propuesta de retribución correspondiente al segundo semestre de 2022 y lo hace antes incluso de la aprobación de los pagos correspondientes al primer semestre de este año.

Los cogeneradores vieron como a finales de octubre se publicaban las retribuciones correspondientes a 2020 y 2021 en la que se les aplicaba un recorte de 110 millones de euros justo después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometiera a resolver una situación que afecta notablemente a la industria de la cerámica, alimentación, vidrio, papel o refino y para la revisión del primer trimestre de este ejercicio esperan también un recorte de 40 millones.

La CNMC tiene desde el pasado 4 de agosto la propuesta correspondiente al segundo semestre de 2022 sobre la mesa pero los retrasos han sumido en un caos incluso la gestión de las liquidaciones.

El propio organismo regulador reconoce en su informe que es incapaz de calcular el impacto real de estas medidas por la acumulación de reliquidaciones pendientes de los años 2018, 2019 y 2022. El caos llega a tal extremo que la CNMC ha pedido que se aplique una revisión automática de las retribuciones para poder reducir la incertidumbre de los operadores y que de este modo puedan tomar las decisiones de funcionamiento adecuadas.

"La importancia de tener en cuenta la generación de dichas instalaciones en la cobertura de la demanda es un elemento fundamental para garantizar la seguridad de suministro y por ello la decisión de los agentes de acogerse a retribución regulada o al mecanismo de ajuste según el RDL 17/2022 no debería sostenerse en factores tales como la incertidumbre sobre cuáles serán los valores resultantes de la actualización de los parámetros que se introduzcan con la revisión normativa correspondiente" indica la CNMC.

El daño al sector es de tal calibre que ya prepara demandas contra Transición Ecológica por cerca de 500 millones en concepto de daños y perjuicios por haber sido excluidos del mecanismo del tope al gas, desde el 15 de junio en el que entró en funcionamiento hasta el pasado 31 de octubre, y se plantea también hacerlo por los retrasos de su marco normativo. No olvidemos que los cogeneradores tuvieron que llegar a presentar un recurso por inactividad contra la Secretaría de Estado de Energía para conseguir las retribuciones de 2020 y 2021.

Ahora, una vez publicadas estas dos y con los borradores de las correspondientes a 2022, el sector vuelve a arrancar sus plantas lentamente.

Menor presión

Poco a poco, la situación se va resolviendo y el nivel de tensión en estos momentos se ha reducido.

Por un lado, el incremento de la generación del parque nuclear francés en la segunda mitad de octubre, unido a una mayor producción renovable y la vuelta parcial de la cogeneración están permitido suavizar la situación antes de la llegada del invierno.

El Gobierno también obligó a Endesa a mantener varios grupos de la central de As Pontes en funcionamiento con la intención de poder mantener el suministro y la planta ha vuelto a entrar en operación.

En cuanto a los intercambios internacionales, el mes de octubre resultó exportador con una energía equivalente a 2.065 GWh y lo eleva a 17.051 GWh en lo que va de año.

Según los datos de REE, la principal fuente de generación fueron los ciclos combinados con 55.441 GWh (83,3% más que en el mismo periodo del año anterior). La eólica aportó 51.297 GWh, con un crecimiento de apenas el 2,8% y la nuclear otros 49.050 Gwh con un aumento del 0,2%.

La cogeneración ha tenido un retroceso del 30% y aportó al sistema apenas 16.077 GWh que prácticamente fueron compensados con una mayor generación con carbón, que creció un 72,4% hasta los 6.817 GWh.

Interrumpibilidad

Para mejorar las condiciones de seguridad, Red Eléctrica cerró también una subasta anual para los servicios de respuesta de la demanda en la que consiguió 497 MW, una cifra mucho menor que la planteada inicialmente pero un primer paso para recuperar la interrumpibilidad de los industriales.

Según la normativa vigente (Real Decreto-ley 17/2022), este es un servicio que se aplicará en momentos puntuales para asegurar la continuidad del suministro en situaciones de escasez de energías de balance de activación manual en el sistema, como la reserva de sustitución y la regulación terciaria.

Con una duración máxima de 3 horas al día por adjudicatario del servicio y un preaviso de al menos 15 minutos, las activaciones solo se podrán realizar de lunes a viernes de 8 de la mañana hasta la medianoche de octubre a marzo, y desde las 18 horas hasta la medianoche de abril y septiembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud