Energía

La luz cuesta ya cuatro veces más en Alemania y Francia que en España

  • El coste en el mercado español baja hoy un 12% y se sitúa en 134,6 euros

España paga ya por la luz casi cuatro veces menos que Alemania o Francia tras topar el gas, algo inimaginable hace unos meses. Y es que el precio de la luz se situará en el día de hoy en 134,6 euros el megavatio hora (208,96 euros si se tiene en cuenta la compensación a las centrales gasistas) tras registrar una caída del 12%, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE). En Alemania el precio es de 557 de Alemania y en Francia se eleva 553 euros.

De este modo, el precio en el mercado español pasa a ser el más bajo desde el pasado 30 de junio. Tras la quinta caída consecutiva de la electricidad, se sitúa además un 62% por debajo del máximo histórico registrado el pasado 8 de marzo, cuando se alcanzaron los 544,98 euros/MWh, casi dos semanas después del inicio de la invasión rusa de Ucrania.

En Portugal, donde también se aplica el tope al gas en virtud de la denominada "excepción ibérica", el precio de la subasta ha marcado el mismo que en España, país con el que comparte mercado.

En un contexto marcado por la inestabilidad energética que sufre Europa, la electricidad sigue marcando valores muy elevados en las principales economías del continente, donde el megavatio hora superará en el día de hoy de forma generalizada los 550 euros.

El precio de la energía eléctrica ha alcanzado en Alemania un récord histórico de 557 euros por megavatio hora, según los datos suministrados este miércoles por la Bolsa Europea de Energía AG, en datos que corresponden a la cotización para entregas mayoristas a corto plazo. En el caso de Francia, el megavatio hora se sitúa a 553,62 euros. Por su parte, en Italia el precio se situará en 549,06 euros/MWh, mientras que en el Reino Unido alcanzarán los 473 euros el megavatio hora, al cambio actual.

Medidas de los países vecinos

El Gobierno alemán ha sido uno de los más activos en la toma de medidas para paliar los efectos de la dependencia energética de Rusia. El último anuncio por parte del Ejecutivo ha sido la nueva tasa sobre el precio del gas, destinada a distribuir los elevados costes de la sustitución de esta materia prima procedente de Rusia entre todos los consumidores finales, que supondrá un incremento de 0,2419 céntimos de euro por kilovatio hora consumido.

El megavatio hora superará los 550 euros de forma generalizada en toda Europa

Este importe se corresponde con el suplemento que el Gobierno alemán ha autorizado cobrar a las empresas del sector para transferir a los clientes finales parte de los costes extraordinarios que deben asumir debido a la reducción del suministro de gas procedente de Rusia. La subida de precios del gas, que entrará en vigor a partir del 1 de octubre, supondrá para una familia de cuatro miembros unos costes adicionales de 480 euros al año, 570 euros si se le aplica al suplemento un IVA del 19%, algo que todavía el Ejecutivo alemán no ha determinado. El objetivo de la tasa, según ha destacado el Ministerio de Economía en un comunicado, es "garantizar el suministro de gas a los ciudadanos y a la economía en el marco de la crisis energética alemana y europea causada de forma deliberada por la agresión rusa contra Ucrania". No obstante, aseguró que la subida de precios se verá acompañada de medidas adicionales.

En el caso de Francia, la Administración, los comercios y la ciudadanía están llamados a multiplicar los gestos para reducir el consumo de energía hasta en un 10% en un período de dos años. Italia, por su parte, pretende ser "totalmente independiente" del gas ruso en la segunda mitad de 2024 tras su búsqueda de "nuevos mercados". En la actualidad, el primer ministro en funciones, Mario Draghi, y la diplomacia italiana han logrado nuevos acuerdos con la vecina africana Argelia, que ya se ha convertido en su principal proveedor de gas, sustituyendo a Rusia. A esto se le suma la aprobación de un decreto energético que marca recortes en los precios de la electricidad, del gas y de los combustibles.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud