Energía

"Argelia y la guerra provocarán una subida significativa del precio del gas"

  • "No sé por qué el tope al gas excluye los bombeos o las renovables anteriores a 2009"
  • "Me preocupa saber si a partir de 2030 habrá que seguir apostando por el gas natural"
  • "IFM ha entrado en el consejo y se está comportando como un accionista responsable y leal"

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, alerta sobre una próxima subida de los precios del gas. La compañía trata de contener esta situación, pero se encuentra con problemas como la incertidumbre regulatoria y la presión de la descarbonización.

¿Qué le parece la idea del Gobierno de imponer un nuevo impuesto a las compañías eléctricas?

Es difícil opinar de un impuesto del que aún se desconocen los detalles. El modelo italiano del que se habla funciona como una declaración de IVA de ingresos y gastos, pero hay que esperar a ver cómo se diseña. No obstante, viene bien recordar que en el impuesto de Sociedades actual, quién gana más, paga más. A veces nos acordamos solo de comprar el paraguas cuando llueve. En estos momentos hay una supuesta generación de beneficios extraordinarios, pero cuando ha habido pérdidas nadie ha hablado de rebajarlos. En el caso de Naturgy me gustaría recordar cuatro cifras. Entre 2018 y 2021 hemos dado de baja activos por 6.300 millones que no estaban amortizados (centrales de carbón y ciclos combinados) que los han pagado los accionistas para alinearse con la transición energética. En este mismo periodo se han hecho 7.000 millones de inversiones y hemos contribuido con tasas e impuestos en más de 1.600 millones. Y en todo este periodo la suma de los beneficios de los cuatro años ha sido -y están auditadas las cuentas y aprobadas por la Junta general- un total de 550 millones de pérdidas. Esto son datos.

¿Aun así han podido repartir dividendos a sus accionistas?

Los dividendos no se reparten conforme a los resultados, se pueden repartir también conforme a las reservas. El dividendo se puede pagar con caja o deuda. En nuestro caso lo hemos pagado con caja y con cargo, a veces a resultados, y a veces a reservas.

¿Qué implicaciones tiene la ruptura de las relaciones con Argelia?

Las implicaciones son más político diplomáticas. En términos de negocio, el contrato con Argelia está vigente hasta 2032 y hay una revisión trianual de precio. Obviamente, cualquier ruido en torno a Argelia si estás en un periodo de discusión de precios genera incomodidad. El problema es que hay dos factores que influyen en la expectativa de precios. Uno es la pantalla que dice lo que ha pasado con el precio en el último año y los futuros, que tienen pinta de mantenerse elevados. El proveedor argelino lo ve y se agarra a esto.

Por otro lado, está que todos los productores de gas -todos fuera de la UE- están viendo cómo Europa no hace más que confirmar e intensificar su batalla mediática y de mensajes en contra del gas y en esa tesitura piensan que tienen menos tiempo para monetizar sus reservas y las expectativas de precios son mayores. Con la presión que le estamos poniendo a la descarbonización, alimentamos las expectativas de subida de precios de cualquier productor de gas.

¿Argelia estaba pidiendo ligar los precios a la evolución del 'Brent'?

Los precios subirán. No podemos esperar un acuerdo con Argelia a un precio igual o inferior al que teníamos y, por lo tanto, serán significativamente más altos.

¿La aplicación será retroactiva?

Sí, los precios son retroactivos a enero de 2022. Habrá que mirar la fórmula para poder cerrar lo mejor posible para no provocar que el mercado español sufra de unos precios excesivamente elevados.

¿Se debería ampliar la interconexión con Europa?

La política energética europea no forma parte de mis responsabilidades, lo que sí puedo decir es que si se decidiera aumentarlas hay que asegurarse de que pueden proporcionar suficiente flujo hasta donde está el gran consumo en el centro de Europa sin tener cuellos de botella. La decisión sobre aumentarlas dependerá de la visión que tenga Europa sobre el rol del gas. Ahora no hay política energética común. Lo primero que hay que tener es una política energética común y, dentro de ella, una política en torno al gas.

¿Habrá esa política común o ya se trasladará al hidrógeno?

Creo que es muy difícil que a corto plazo haya una política común porque los mixes de cada país son diferentes. La situación en Europa es de una diversidad suficiente para que una política energética común no sea fácil. Mi deseo sería que hubiera, pero en estos momentos debería primar la seguridad de suministro y después el acceso a la energía a un precio razonable. Hay que asegurar el acceso a la energía a familias e industrias el próximo invierno y los siguientes inviernos y buscar fórmulas para que tenga un coste razonable para el consumidor.

¿Qué le parece la inclusión del gas en la taxonomía?

El gas, por definición, contiene carbono. La pregunta para mí no es si gas sí o gas no. Para mí es si puede sustituir a otras tecnologías que producen más emisiones y la respuesta es que sí. Nos debatimos siempre en un dilema muy difícil de resolver: la ideología o la tecnología. La ideología nos lleva a pensar que solo queremos hablar del punto de llegada cuando el mundo es perfecto y no hay ninguna tensión. La tecnología nos debe ayudar a ir transitando por esta senda para ir cada vez más haciendo la economía más sostenible.

¿El gas natural es el problema como dicen las eléctricas?

El gas y las turbinas de generación eléctrica con gas durante la ola de calor proporcionaron más del 70% de la electricidad. Las renovables que tienen más de 75.000 MW proporcionaron 15.000 MW de producción con una desventaja adicional, no se pueden almacenar ni regular, solo funcionan las horas que el recurso natural hace que funcionen. A corto plazo es evidente que el gas garantiza la estabilidad del sistema. Que nos gustaría a todos que no existiera... pues no lo sé. No estoy hablando de lo que nos gustaría, sino de lo que es.

Hay muchos motivos para pensar que lo mejor sería aumentar la inversión en renovables para poder tener mayor potencia disponible, pues de acuerdo pero hay una cosa que no podemos gestionar que es la disponibilidad del recurso natural. El sol, el viento y el agua no pueden ser la única solución para garantizar la estabilidad del sistema eléctrico. Hay quien habla de baterías que serán claramente la solución tecnológica del futuro, pero a día de hoy, las mejores dan una capacidad de 100 MWh durante dos horas. Si tenemos en cuenta que la solar está proporcionando 10.000 MW durante 16 horas es bastante difícil compensar una con otra. Lo que pido, de verdad, es que nosotros no somos negacionistas del cambio climático. No nos aferramos al gas porque es nuestro recurso heredado. Queremos mutar la compañía para que sea sostenible y, por eso, estamos trabajando en los biogases, en el hidrógeno o en la inversión masiva en renovables pero tambien queremos dotar al sistema de seguridad de suministro. No queremos que la persona que llegue a casa tenga que decidir entre encender la televisión, encender la luz o cargar el móvil. No quiero parecer demagógico, lo que quiero decir es que durante esta ola de calor lo que es verdad es que han habido unas necesidades energéticas que se han apoyado en los ciclos de gas.

¿Puede haber un gran apagón este invierno?

Hay que tranquilizar a la población. España es un país que tiene fuentes energéticas diversificadas y además sus aprovisionamientos de gas están basados en contratos con muchos países y dependemos despreciablemente del gas ruso. Los contratos son de largo plazo y el mix ya es suficiente como para estar tranquilos. En España un gran apagón no lo veo, ni eléctrico, ni de calderas.

El BCE dice que, de producirse un corte de gas, entraríamos en recesión.

Europa está tomando medidas intentando llenar sus almacenamientos y diversificando sus fuentes de suministro. Después vienen las predicciones de los analistas que aciertan muchas veces y se equivocan otras. Estamos en un momento en el que hacer previsiones a medio plazo es realmente imposible, porque la volatilidad es extrema y cada día, desde el punto de vista regulatorio, se intentan hacer cosas para paliar la situación cuyos impactos no acaban pudiendo entender si son positivos o negativos hasta al cabo de semanas o meses. Una de las cosas que peor podríamos hacer es causar preocupaciones innecesarias a los españoles. Las empresas energéticas estamos trabajando para la garantía de suministro.

Nadie tiene toda la información porque hay una parte que viene del Kremlin y ni yo, ni nadie puede hacer una previsión sobre si ve posible un corte. Lo que sí es verdad es que si Rusia procediera a cortar o bajar los volúmenes de gas, Europa tendría un problema de suministro, porque aún hoy no es independiente.

Alemania ha subido ya su nivel de alerta energética un grado y ha empezado a explicar a la población una serie de medidas para estar prevenidos en caso de un problema de suministro.

¿Qué le parece el tope al gas?

Todo depende con qué comparemos. Si comparamos cómo estamos o cómo nos gustaría estar. La realidad es que a día de hoy uno puede comparar los precios y vemos que está por debajo el pool pero el precio real es superior por la compensación de precios. Se llama compensación pero no es una dádiva. Si no se nos compensa no podemos comprar gas a 100 y venderlo a 40. Esto además de ser ilegal va en contra de todos los principios de responsabilidad de administradores. Es evidente que se tiene que compensar porque si no, nadie compraría gas para generar electricidad.

El Gobierno ha fijado para ciertas tecnologías un precio de 67 euros/MWh. Esto no solo no nos parece mal, sino que nos parece que es lo que anunciamos en el Foro de Energía de elEconomista con la tarifa a 65 euros para toda nuestra energía inframarginal. La solución es muy sencilla para evitar que haya abusos con la generación inframarginal es que teniendo en cuenta que hacemos una declaración responsable mensual sobre nuestras producciones eléctricas, que se compruebe que toda la inframarginal se ha vendido a 67 euros o menos.

Hay que evitar que todas, insisto todas, las fuentes de generación infamarginales se beneficien de un sobreprecio que está causado por una excepción en el precio del gas. No creo que nadie esté en ningún negocio para abusar del consumidor. Otra cosa es que lo que generas con el gas tengas que pagarlo a su coste de generación porque hay un insumo que te ha subido de precio de 20 o 30 a 150 euros.

¿Así no se resuelve el problema?

El problema se resuelve por el lado de las inframarginales.

¿Porqué no están todas las inframarginales sometidas a los 67 euros?

No lo sé. El decreto excluye ciertas tecnologías. El bombeo y las renovables anteriores a 2009.

¿Se aprobará en septiembre el fondo de sostenibilidad?

Es evidente que estamos en contra. Es pasar de que el sistema eléctrico soporte los costes de las subvenciones de las renovables antiguas a que lo soporten otros sectores como el gas y el petróleo. Es un juego de suma cero que privilegia a la electricidad. Nosotros no entendemos la necesidad de hacer esto.

¿Lo recurrirán?

Siempre nos reservamos el poder hacer lo que creamos.

La tarifa regulada de gas sigue intervenida y, pese a que en julio ha subido más de un 7%, se sigue generando un déficit.

Conforme el precio del gas suba, el activo regulatorio que tiene que ser compensado a través de la TUR va a ir subiendo.

¿Van a seguir reduciendo su cartera de contratos de gas?

Tranquilos que tenemos cartera suficiente para cubrir todas las necesidades de gas más allá de 2030 y pongo ese horizonte porque es ahí donde se tendrá que definir qué queremos ser. Hemos sido coherentes ante estas incertidumbres de fijación de objetivos sin poner en riesgo la seguridad de suministro de los clientes.

Me preocupa tener una hoja de ruta clara después de 2030 para dar claridad sobre si hay que seguir apostando o no por el gas. Soy de los convencidos de que al final acabaremos dándonos cuenta de que el gas renovable tiene un rol que jugar y la diversificación de fuentes de suministro es importantísima. Nos hemos dado cuenta de que la obsesión por la globalización en las políticas de compra tienen que hacerse compatibles con la suficiente diversificación para no estar en manos de un solo proveedor.

¿Veremos nuevos contratos?

No se verán en tanto no tengamos más claro el horizonte post-2030. Tenemos que gestionar la compañía con la prudencia necesaria para no llevarnos a compromisos excesivos. Nuestros contratos con Sonatrach van hasta 2032 y con EEUU hasta 2040. Hay contratos suficientes que tienen un coste y suponen un compromiso de que nos llevemos o no el gas, lo pagamos y por eso cuando oigo trivialidades sobre el sistema energético me escandalizo.

¿Cómo avanza la 'operación Géminis' para escindir la empresa?

Creemos que Géminis nos va a permitir ser más competitivos. El proyecto se está trabajando en calendario, con trabajo interno y cuando tengamos que comunicar algo lo haremos. Entretanto no diremos nada. Aún no sabemos si el mercado estará para aceptar Geminis en los próximos meses. Es un proyecto que está en un momento de mercado muy convulso. Fíjate que se anunció unos días antes del inicio de la guerra, pero míralo de otro modo. ¿Si exisitieran ya estas dos compañías, tendría sentido fusionarlas?. La respuesta para mí es no. Los objetivos estratégico y las estructuras accionariales tendrían objetivos diferentes.

¿Ve entonces cambios en la estructura accionarial en el futuro?

No veo que vaya a haberlos, pero cualquier posibilidad de dar liquidez a los accionistas es bueno para la compañía y para los accionistas.

¿IFM ha pedido quitar el dividendo en el consejo?

IFM ha entrado y se está comportando como un accionista responsable y leal. No hay nada que decir.

Las tensiones que pudiera haber con Criteria ¿han desaparecido?

Las tensiones son elucubraciones. No he vivido ninguna tensión.

Dice el presidente del Gobierno que los señores del puro están conspirando para derribar el Ejecutivo.

Ni fumo puros, ni conspiro. Ni nunca he conspirado contra nadie.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Marco Polo
A Favor
En Contra

Los lameculos europeos, dicen tener problemas con el gas. ¿Algo nuevo?.

Esperar más problemas que esto, no ha hecho más que empezar. Ahora pedirles ayuda a los creadores del problema, de forma interesada, o daros con un canto en los dientes.

Puntuación 4
#1
Tex
A Favor
En Contra

¿Puede haber un gran apagón este invierno? -> Hay que tranquilizar a la población.

Es decir, prepararos. Porque va a haber apagón. Puede que de unas horas al dia, pero habrá apagon... por racionamiento de energia.

Puntuación 5
#2
Mantener el monopolio americano saldra caro y ruinoso
A Favor
En Contra

Mantener el monopolio americano saldra caro y sera ruinoso para la economia y consumidores

Puntuación 8
#3
Culpar a los argelinos de la especulacion tiene tela
A Favor
En Contra

Culpar a los argelinos de la especulacion y delincuencaia economica tiene tela

Puntuación 0
#4
Manuel
A Favor
En Contra

Por eso a este gobierno de mediocres formado por 22 ministerios y miles de asesores no se le ocurre otra cosa que enemistarse con nuestro principal proveedor de gas y de gas barato en comparación con lo que estamos pagando ahora por el que nos traen de Estados Unidos o Qatar.

Puntuación 0
#5