Energía

Solo 700 metaneros podrán traer gas a Europa este invierno

Foto: Alamy

Las importaciones asiáticas de GNL han crecido un 7% gracias a la recuperación de su economía y la sustitución del carbón por gas. EEUU, que podría ser el principal proveedor mundial de GNL en 2022, volvió a tener la mayoría de los nuevos volúmenes de suministro con la entrada en operación de varios proyectos.

En un entorno marcado por las tensiones geopolíticas, los riesgos de escasez de energía, la volatilidad de los precios y los compromisos de descarbonización, el mercado de GNL a nivel mundial ha conseguido mejorar sus resultados en 2021 respecto al año anterior. El último informe anual elaborado por el Grupo Internacional de Importadores de GNL (GIIGNL), indica que las importaciones mundiales de GNL alcanzaron los 372,3 millones de toneladas (MT), lo que supone un incremento del 4,5% respecto al año anterior, aunque la tasa de crecimiento anual aún está lejos de los niveles prepandemia.

Asia sigue siendo la principal región importadora, con una cuota de mercado del 73,2% a nivel mundial. El pasado año, las importaciones asiáticas de GNL crecieron un 7,1%, alcanzando los 272,5 millones de toneladas. China lideró este crecimiento el año pasado, aumentando sus importaciones de GNL un 15% (+10,4 MT), gracias a una sólida recuperación económica, el crecimiento de la demanda de gas para generación de energía y el cambio del carbón al gas, superando así a Japón como primer importador de GNL a nivel mundial. El país nipón mantuvo relativamente estables sus importaciones en 2021, registrando un ligero descenso del 0,1%.

Corea del Sur y Taiwán también incrementaron sus importaciones de GNL, con subidas del 15% (6,1 MT) y del 9,5% (1,7 MT), respectivamente. Otros países como Tailandia (+0,9 MT), Bangladesh (+0,9 MT), Pakistán (+0,8 MT) e Indonesia (+0,6 MT), también aumentaron sus importaciones de GNL para complementar la producción doméstica de gas. Los peores resultados fueron los de India, que experimentó la mayor caída en sus importaciones (-9,8%) debido a los altos precios al contado del GNL y al aumento de la producción nacional de gas.

Europa sufría una caída del 8% en sus importaciones de GNL en 2021, totalizando 75,1 millones de toneladas importadas. Las entregas a Asia y América del Sur limitaron los volúmenes disponibles para el Continente europeo hasta el último trimestre del año. Los mayores descensos se registraron en Reino Unido (-17,8%) e Italia (-24,1%), mientras que Croacia importó GNL por primera vez (1,2 MT). Por otro lado, la disminución en la producción doméstica de gas, una mayor demanda debido a las frías temperaturas y los menores flujos de gas por gasoducto, llevaron los niveles de los almacenamientos subterráneos a mínimos históricos.

Las importaciones en la región americana aumentaron un 36,3% (+4,8 MT), alcanzando los 18 MT en 2021. Brasil registró el mayor incremento de la región (+4,6 TM o +193%), seguido de Chile (3,1 MT) y Argentina (2,5 MT). La sequía experimentada en Brasil, altamente dependiente de la generación hidroeléctrica, y la incapacidad de aumentar la producción nacional para satisfacer la demanda, provocaron esta subida en sus importaciones.

En Oriente Medio, por su parte, las importaciones de GNL disminuyeron ligeramente (-0,2 MT). Israel y Emiratos Árabes Unidos disminuyeron sus importaciones, mientras que Jordania no importó ninguna carga en 2021. Kuwait experimentó el mayor aumento, (+1,3 MT o +31,3%), con la terminal de GNL de Al-Zour ya en funcionamiento.

EEUU escala posiciones

EEUU volvió a representar en 2021 la mayor parte de los nuevos volúmenes de suministro (+22,3 MT) gracias a la entrada en operación de 5 proyectos de licuefacción en 2020 y la puesta en servicio del tren 6 de Sabine Pass. También se sumó nueva oferta de Egipto (+5,2 TM), Argelia (+1,2 TM), Malasia (+1,1 TM) y Australia (+0,8 TM). Por el contrario, las mayores caídas se registraron en Nigeria (-4,1 MT) por problemas de mantenimiento, Trinidad y Tobago (-3,9 MT) por falta de gas y Noruega (-2,9 MT) por retrasos en el reinicio de operaciones del campo de gas Snohvit.

La Cuenca del Pacífico sigue siendo la mayor fuente de suministro de GNL a nivel global, con 143,9 millones de toneladas, lo que supone el 38,6% del mercado mundial. Le sigue la Cuenca Atlántica, con 135,2 MT y una participación de mercado del 36,3%, y Oriente Medio con 93,2 MT y un 25% de cuota de mercado. A medida que la producción en EEUU aumenta, la brecha entre el suministro de la Cuenca del Pacífico y la Cuenca del Atlántico se ha reducido de 28,8 MT en 2020 a solo 8,6 MT en 2021.

Australia y Qatar siguen a la cabeza como países proveedores de GNL, con 78,5 MT y 77 MT, respectivamente. En tercer lugar está EEUU, con 67 MT de GNL suministrados en 2021, que podría convertirse en el principal proveedor mundial de GNL en 2022. En cuarto lugar está la Federación de Rusia con 29,6 MT, seguida de Malasia con 25 MT.

En 2021, las transacciones al contado y de corto plazo alcanzaron los 136,3 MT (-6,2 MT). Este volumen representó el 36,6% del comercio total, en comparación con el 40% en 2020. Los altos precios al contado del GNL en Asia y Europa desalentaron en cierta medida el recurso a la adquisición al contado de GNL. Esto fue particularmente evidente en países sensibles a los precios como India (-6,1 MT).

EEUU consolidó su posición como el principal exportador de GNL spot y de corto plazo, con casi un tercio de los volúmenes (32,2%), seguido de Australia con una cuota de mercado del 18,7%. Tras el reinicio de las exportaciones de Damietta, Egipto también fue un importante proveedor de volúmenes al contado a corto plazo durante el año (+4 TM).

En 2021, las recargas de GNL aumentaron a 3,5 MT. En total, 14 países recargaron GNL y 26 países recibieron volúmenes reexportados. Europa -liderada por España como el país que más operaciones de recarga realizó (1 TM)- representó el 67% de los volúmenes reexportados (2,3 TM). Asia, impulsada por India, China y Bangladesh, fue el principal destino de los volúmenes recargados desde Europa.

Más barcos y plantas que añaden más capacidad

Barcos: La flota total de buques de gas natural licuado a finales de 2021 ascendía a un total de 700, de los que 48 son FSRU y 64 son buques de menos de 50.000 metros cúbicos. La capacidad total de carga se situó en 104,1 millones de metros cúbicos. El pasado año se entregaron un total de 68 embarcaciones y se encargaron 111 unidades. La cartera de pedidos ascendió a 196 unidades, 44 de las cuales se programaron para su entrega en este 2022.

Plantas de licuefacción: La capacidad global de licuefacción en 2021 alcanzó los 462 millones de toneladas (MPTA). Destaca la puesta en marcha de un nuevo tren de licuefacción a gran escala con capacidad de 5 MTPA en EEUU, concretamente el Tren 6 de Sabine Pass; el inicio de operaciones del Tren 4 de Yamal en Rusia, de 0,9 MPTA; la entrada en operación en la costa de Sabah, Malasia, de la unidad de licuefacción flotante PFLNG Dua de 1,5 MTPA; así como el reinicio de operaciones de la planta de licuefacción Damietta en Egipto, de 5 MTPA. Asimismo, el pasado año se alcanzó la decisión final de inversión (FID, sus siglas en inglés) del proyecto North Field East en Qatar (33 MTPA) y del Tren 2 Pluto LNG en Australia (5 MTPA).

Plantas de regasificación: A finales de 2021, la capacidad de regasificación global alcanzó las 993 MTPA, con 7 nuevas terminales en servicio por un total de 22,6 MTPA de capacidad. Concretamente, se pusieron en marcha una terminal terrestre a gran escala en Kuwait, dos terminales a pequeña escala en Italia y una terminal a pequeña escala en México. Asimismo, tres terminales flotantes iniciaron operaciones comerciales en 2021 en Brasil, Indonesia y Croacia, respectivamente. Este último país se unió a las filas de los países importadores de GNL en 2021. Asimismo, se completaron varias ampliaciones durante el año (cuatro en China y 1 en Japón) y se informó de la construcción de 43 nuevas terminales (19 flotantes y 24 en tierra). La capacidad total de regasificación en construcción el pasado año superó las 190 MTPA, el 72% en Asia.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Aqui hay para sentirse tontxos no, lo siguiente. Y mientras tanto EEUU ganando dinero.

Puntuación 8
#1
pepe
A Favor
En Contra

pepe...traeme la bombona flotante que el ruso nos cerro la gasolinera del barrio

Puntuación 4
#2
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

Es sólo negocio. Europa ha medrado gracias a las fuentes energéticas rusas. Tanto Rusia como la UE han sido un matrimonio de conveniencia energético. Pero existen intereses muy variados en que esto cambie. Desde aquellos que quieren vender sus recursos energéticos. A aquellos que quieren obtener el mayor beneficio por ellos. Otros no ven mal que Europa pierda su poder y su fortaleza económica en beneficio de otras regiones como la Asia-Pacífico. Europa debería de ser pragmática y no dejarse hundir. ES SOLO NEGOCIO

Puntuación 9
#3
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Teudis Carmona:

me temo que ya han 'comprado' a los que toman decisiones en la UE. Nos estamos hundiendo y no y quien lo pare como no sea que alguna policia por su cuenta los investigue y empieze a detenerlos: a la von der Leyen y compañía.

Puntuación 5
#4