Energía

Bioplat presenta la primera Agenda Estratégica de la biomasa

Bioplat, plataforma integrada por todos los actores relevantes del sector de la biomasa en España, ha presentado en su Asamblea Anual la primera Agenda Estratégica de Investigación e Innovación del sector español de la biomasa y la bieconomía. No te pierdas la nueva edición de elEconomista Energía

El documento, que aspira a servir como instrumento facilitador para la coordinación de políticas, estrategias y financiación en I+D+i para fomentar el desarrollo de proyectos basados en la biomasa que permitan posicionar a las empresas y centros de investigación españoles a la vanguardia de la transición hacia la bioeconomía y el uso sostenible de la biomasa en Europa, se divide en cinco bloques.

El primero, de carácter introductorio, revela las capacidades de la biomasa y la bioeconomía para contribuir a los grandes retos de la sociedad actual: energético, medioambiental y demográfico.

Entre otras bondades, este recurso renovable y gestionable, tal y como recoge el documento, no solo supone una gran oportunidad para los territorios de la España vaciada por el elevado número de empleos que se crean en la construcción de nuevas centrales y en el suministro de combustible, también lo es para absorber aquellos empleos que se pueden llegar a perder con el cierre de las plantas nucleares y de carbón.

Los cuatro bloques restantes que conforman la Agenda -materias primas, bioenergía, bioproductos y valor añadido-, definen las claves para desarrollar, de forma sostenible, innovadora y competitiva los recursos biomásicos, la bioenergía y los bioproductos, y describen las líneas de investigación e innovación de cada uno de ellos.

Materias Primas

Aunque España es una potencia europea en recursos biomásicos de todo tipo, ocupa la decimosexta posición en consumo de biomasa per cápita. La prioridad del sector -tal y como señala el documento publicado por Bioplat- es potenciar el uso de estas biomasas para generar bioenergía y bioproductos de forma sostenible, fomentando la demanda potencial de las materias primas existentes en el medio plazo. Para ello, será fundamental conocer qué materias primas va a demandar la industria y en qué cantidad, evaluando la viabilidad técnica, económica y medioambiental vinculada a la movilización de las mismas, además de proceder a su caracterización en función de su utilización.

En este sentido, el primer bloque que conforma la Agenda Estratégica -denominado Materias Primas- define como área prioritaria de investigación e innovación, optimizar la identificación, obtención y movilización de materias primas biomásicas para distintos usos: bioenergía y bioproductos. Para poder conseguirlo, el sector se tiene que enfrentar a una serie de retos relacionados con el desarrollo de métodos analíticos que permitan conocer la composición de la biomasa, la optimización de técnicas de cultivo y sistemas de almacenamiento de las biomasas, así como la mejora de modelos logísticos para optimizar costes, entre otros.

Bioenergía

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), tiene en consideración a la biomasa y persigue soluciones tecnológicas que permitan optimizar la cadena de valor buscando reducir costes y mejorar la eficiencia de instalaciones y procesos. Se señala a la biomasa como una tecnología que contribuye a la flexibilidad y optimización del sistema eléctrico en su conjunto y, entre las medidas dedicadas a la descarbonización, la eficiencia y seguridad energética o la reducción de emisiones de GEI, existen programas específicos para el aprovechamiento de la biomasa, medidas de eficiencia energética en explotaciones agrarias, comunidades de regantes y maquinaria agrícola, y medidas de reducción de emisiones de GEI en los sectores agrícola y ganadero, en la gestión de residuos, en la edificación y en la industria.

En línea con esto, el área prioritaria de investigación e innovación de la Bioenergía -segundo bloque de la Agenda Estratégica- se centra en extender y optimizar la respuesta técnico-económica y medioambiental de los procesos que intervienen en la generación de bioenergía, para lo cual se diseñan algunos retos como promover soluciones híbridas, innovación en los procesos de combustión, optimizar costes del upgrading del biogás para obtener biometano, así como investigar en nuevas tecnologías de producción de hidrógeno a partir de la biomasa.

Bioproductos y valor añadido

El tercer bloque dedicado a los Bioproductos, describe las cadenas de valor de las industrias de base biológica y establece unas premisas clave para el desarrollo de los bioproductos. Asimismo, incluye una tabla con los bioproductos sobre los que se debe investigar e innovar en España para alcanzar producciones comerciales.

El último bloque de la Agenda se centra en el valor añadido socioeconómico y medioambiental que genera la valorización de las biomasas en el marco de la bioeconomía circular.

Este último bloque también prioriza una serie de ámbitos en los cuales se debe actuar: estudios auxiliares y análisis de sostenibilidad, técnico-económicos, regulatorios, de penetración en el mercado, proyectos de investigación y demostración, estrategias educativas y de comunicación, entre otros, a partir de los cuales se va a contribuir a aumentar el conocimiento sobre la sostenibilidad y la excelencia de la producción de bioenergía y bioproductos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin