Energía

Las mujeres ganan un 5% más de media que los hombres en Iberdrola

  • La compañía quiere pasar de un 20% a un 30% de directivas para el año 2030
  • La eléctrica liga el pago del bono 2020-2022 a sus directivos a avanzar en los ODS

Iberdrola acaba de lanzar su primer informe de Diversidad e inclusión en línea con la práctica de algunas de las mayores empresas europeas. En dicho documento, la eléctrica española asegura que la remuneración anual media total de las mujeres empleadas del grupo es superior a la de los hombres. Concretamente, 50.086 euros para las mujeres frente a los 47.614 euros de los hombres, en 2019, es decir, 2.472 euros menos, un 5,1%.

Iberdrola, indica el informe, ha impulsando la igualdad salarial entre hombres y mujeres, dentro de su Política de igualdad de oportunidades y conciliación, contemplando igual retribución por el mismo trabajo y la revisión salarial con criterios comunes para los dos géneros.

En 2019, la plantilla de Iberdrola estaba integrada por más de 35.000 trabajadores de 64 nacionalidades, en la que conviven más de cuatro generaciones. En el grupo, la presencia de mujeres en puestos directivos ascendía al 20%; un peso que la compañía quiere incrementar paulatinamente hasta alcanzar el 30% en 2025. En los últimos cinco años, según recoge el informe, se han registrado avances significativos en este ámbito incrementándose en un 31,3% el número de mujeres en puestos directivos. En el ámbito de su Consejo de Administración, a 2019, el 43% está integrado por mujeres, superando lo establecido en el Código de Buen Gobierno de la CNMV, y sus miembros eran de cinco nacionalidades.

La compañía cuenta con un buzón de denuncias -en 2019 se recibieron 33 de las que seis derivaron en amonestación escrita- y ha creado una comisión para impulsar y seguir los avances en materia de diversidad e inclusión.

Entre las mejores prácticas del grupo en inclusión se encuentran en España la jornada continuada, desde 2007, y otras medidas superiores a las que marca la ley de permisos de maternidad y paternidad y excedencias.

En el Reino Unido, Scottish Power desarrolla el programa Breaking Barriers, que ofrece cualificación reconocida y experiencia laboral a jóvenes con dificultades de aprendizaje. En Brasil, la Escuela de Electricistas para mujeres lanzada por Neoenergía las capacita con formación específica para promover su participación en el mercado laboral en el sector eléctrico. Otro ejemplo lo encontramos en México y su programa Impulso STEM para fomentar el estudio de ingenierías en la juventud oaxaqueña, especialmente entre mujeres. En Estados Unidos, Avangrid fomenta con diferentes programas la inclusión de veteranos de guerra.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud