Energía

La biomasa, una oportunidad para revertir el fenómeno de la España Vaciada

  • Ence apuesta decididamente por la biomasa como una tecnología
Biomasa forestal
Madrid

A pesar de que España ha crecido en población en las últimas décadas, hasta alcanzar los 47 millones de habitantes, una gran parte de su territorio sufre el grave problema de la despoblación. Pueblos, comarcas, territorios y provincias, especialmente de las zonas interiores de la Península Ibérica, han visto decrecer el número de vecinos de manera alarmante, a través de un éxodo hacia las grandes ciudades. La falta de oportunidades laborales es una de las principales causas de este movimiento demográfico.

El impulso de las energías renovables en estas tierras puede generar, además de un importante beneficio al medio ambiente, una demanda de mano de obra estable y de calidad, que permita frenar, e incluso revertir, el fenómeno de la "España Vaciada" y contribuir, al mismo tiempo, a una transición energética justa.

Ence apuesta decididamente por la biomasa como una tecnología que, apoyada en los planes nacionales y europeos para el desarrollo de renovables, puede combatir esta "España Vaciada" y protagonizar una transición energética justa e inclusiva. De hecho, Ence genera electricidad renovable en nueve plantas: tres en Huelva, tres en la provincia de Ciudad Real, una en Córdoba, una en Mérida y una en Jaén. Son plantas de generación eléctrica que se alimentan de biomasa de origen agroforestal, y en el caso de una de las plantas de Puertollano, de energía solar. En total, 316 MW de generación de energía renovable a los que se añaden los 112 MW de cogeneración también con biomasa derivados del proceso de producción de celulosa en sus biofábricas de Navia y Pontevedra.

Ence genera electricidad renovable en nueve plantas

Las energías renovables se constituyen como un elemento muy valioso en la creación de oportunidades ante los retos que se plantean en estos territorios tradicionalmente con menos recursos y población en comparación con otras zonas más avanzadas. Es en este punto donde destaca la biomasa, como la tecnología que más puede favorecer la demanda de mano de obra, el surgimiento de nuevas iniciativas empresariales, y la gestión sostenible de un recurso abundante en estos entornos. Son, por ejemplo, las biomasas agrícolas, forestales y ganaderas procedentes del sector primario. Se trata de un combustible renovable y autóctono, y que, gestionado de manera sostenible, proporciona un nuevo valor a los subproductos del campo.

Biomasa forestal

La biomasa ha de ser extraída y transportada para su aprovechamiento en las plantas, ya sea para la generación de energía eléctrica renovable, de calor, o de otros productos energéticos, como pélets o biogás. Es esto lo que convierte a la biomasa en la energía renovable que mayor número de empleos genera por megavatio instalado. La mano de obra se requiere tanto para la construcción de las plantas, como para su operación, labores logísticas y de mantenimiento. La biomasa vertebra territorios, ofrece oportunidades de empleo estables y a largo plazo, y genera actividad industrial en territorios que demandan nuevas oportunidades.

La biomasa vertebra territorios y ofrece oportunidades de empleo estables y a largo plazo

Por todo ello, la generación con biomasa ayuda a llevar a cabo una transición energética justa, ya que es un motor de empleo sostenible en entornos rurales, afectados en muchos casos por la despoblación. Además, el cierre de varias centrales de carbón en los próximos años abre la posibilidad de desarrollar proyectos de generación con biomasa en sus emplazamientos, aprovechando infraestructuras existentes. Donde existía una antigua central con combustibles fósiles, se instala un avanzado centro que genera energía renovable.

Ence, referente nacional en generación con biomasa, ha protagonizado un ejemplo paradigmático que muestra las oportunidades que puede generar este biocombustible, a través de la adquisición, en 2017, del antiguo emplazamiento de la central térmica de carbón de Elcogás en Puertollano. En esa ubicación, la compañía ha construido y puesto en funcionamiento una nueva planta de generación eléctrica con biomasa. El proyecto generó más de 500 empleos durante su construcción, y en la actualidad crea hasta 1.300 puestos de trabajo directo, indirecto e inducido.

Nuevos proyectos de plantas de biomasa

Los planes de la compañía pasan por seguir creciendo a través de nuevos proyectos para la construcción de plantas de biomasa, principalmente en el Centro y Sur de la Península. El más avanzado es el de El Ejido en Almería. En este caso, durante la ralentización derivada de la situación provocada por la Covid-19, la compañía ha aprovechado para trabajar intensamente en la ingeniería y logística del proyecto. Ence confía en que la publicación de las Subastas de energía, reflejadas en el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima), se produzca pronto, algo indispensable para dar seguridad al proyecto.

A la planta planeada en Almería, diseñada para dar una solución ambiental efectiva a problemas de la zona valorizando subproductos de invernaderos, se suma la construcción de una planta gemela en Puertollano, con 50 MW, y otro proyecto en el término municipal de Córdoba con 50 MW. El proyecto cordobés presentará su solicitud administrativa previa y ambiental en las próximas semanas, valorizando fundamentalmente subproductos agrícolas de la zona.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin