Energía

El grupo europeo EasyPark compra la aplicación de aparcamiento E-Park

  • Refuerza su presencia en 18 países y más de 1.300 ciudades

EasyPark Group ha comprado la aplicación de pago del estacionamiento regulado E-Park a IVIAL, perteneciente al operador español Grupo Setex. Con esta adquisición, el grupo, con presencia en 18 países y alrededor de 1.300 ciudades, afianza su posición como uno de los mayores proveedores de soluciones de aparcamiento inteligentes de Europa, así como de sistemas de pago de recarga eléctrica.

"Nos hemos comprometido con Setex a ofrecer a los conductores, operadores y administraciones españolas los mismos servicios de calidad por los que EasyPark es bien conocido en toda Europa", indica Johan Birgersson, CEO de EasyPark Group.

La app de EasyPark ofrece a sus usuarios registrados una solución rápida para encontrar, gestionar de manera remota y pagar su aparcamiento y carga de vehículo eléctrico en Europa.

EasyPark hace posible el estacionamiento transfronterizo al permitir a los usuarios estacionar en ciudades o países vecinos sin tener que descargar otra aplicación o cambiar la configuración de la cuenta, como el método de pago o el número de teléfono. Asimismo, EasyPark ofrece Find & Park a los usuarios de Madrid, Barcelona, Albacete y Tarragona, un servicio que guía a los conductores a los lugares cercanos a su destino donde hay más plazas de aparcamiento libres y por la ruta más rápida.

Tras la adquisición, EasyPark se convertirá en proveedor de soluciones de estacionamiento de Grupo Setex, que tendrá acceso a nuevas prestaciones y servicios en las ciudades en las que opera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.