Energía

La Diputación pide tranquilidad a los municipios y que no paguen a Endesa

Barcelona, 4 sep (EFE).- La presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, ha trasladado este miércoles a los municipios "la máxima tranquilidad y la instrucción de que no paguen nada a Endesa", que les reclama que asuman la mitad de las deudas de las familias en situación vulnerable que no pueden pagar el recibo.

Antes de la reunión a la que han asistido unos 150 representantes de municipios de la provincia de Barcelona y de entidades sociales y municipalistas, Marín ha atendido a los medios y ha señalado que los recursos públicos para pagar la parte correspondiente de la deuda deben salir de la Generalitat porque entienden "que es la administración competente".

La presidenta de la Diputación ha insistido en el mensaje tranquilizador para los municipios y en la necesidad de dar una respuesta unitaria entre las distintas administraciones y entidades: "este es un tema que debemos trabajar conjuntamente las administraciones, empezando por la Generalitat que es la competente y debe liderarlo".

Sobre la carta enviada por ENDESA (ENDESA.CHL)(ENDESA.CHL)(ENDESA.84)(ELE.MC) que ha calificado de "amenazante", Marín ha considerado que, en todo caso, se debería haber enviado a la Generalitat y no a los ayuntamiento pues "legalmente" no son los ayuntamientos quienes tienen que asumir esta deuda.

Marín, que ha reclamado "una posición unitaria para hablar con las empresas", ha reconocido que "se ha acumulado una deuda que hay que resolver" y ha señalado que "deben establecerse unas reglas del juego" mediante la firma, "lo más pronto posible", del convenio entre la Generalitat y las empresas suministradoras que clarifique qué porcentaje de la deuda debe asumir cada parte.

Aún así, la presidenta de la Diputación no ha especificado qué porcentaje cree que debería asumir la administración.

Marín ha considerado que la carta enviada por Endesa fue "inadecuada" porqué se envió "cuando los ayuntamientos se acababan de constituir" y por el "tono" que "amenazaba" con cortar los suministros a las familias afectadas.

"Esto creó mucha preocupación entre los alcaldes, concejales y técnicos municipales", ha señalado.

La Diputación de Barcelona tiene constancia de que algún pequeño municipio de la demarcación "ante esta carta amenazadora, pagó", pero Marín ha insistido que ningún ayuntamiento "haga nada de forma unilateral" porque "no es un tema a resolver desde cada municipio sino de forma conjunta".

Marín ha explicado que habló con la directora general de Endesa y que le trasladó "el malestar y la preocupación" de los alcaldes y ha considerado que la compañía "ha entendido que no estuvieron demasiado acertados".

Sobre la "amenaza" de Endesa de cortar los suministros a partir del 1 de octubre si no se paga la deuda, la presidenta de la Diputación ha señalado que ya le pidió que rectificaran cuando habló con la directora general por teléfono y que lo volverán a hacer por escrito.

"Damos por hecho que esta amenaza quedará en un cajón y que resolveremos el tema acordando el convenio", ha señalado la presidenta.

Por otra parte, Marín ha criticado al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que esta mañana ha asegurado que el Govern ya dio 26 millones de euros a los municipios para hacer frente a la pobreza energética.

Según la presidenta de la Diputación, "esto no es cierto" pues esta partida estaba destinada a "la pobreza en general, no exclusivamente a la energética".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint