Seguros

Icaria y su tranquilidad protagonizan la nueva campaña de Preventiva Seguros

Preventiva Seguros estrena campaña de publicidad.

El objetivo de la compañía es transmitir a los potenciales clientes la tranquilidad que han disfrutado, y disfrutan, sus asegurados durante sus 75 años de historia.

Preventiva Seguros ha tenido como uno de sus principios que sus asegurados disfruten de la máxima tranquilidad y la calidad de servicio. Durante estos primeros 75 años de historia, desde que fue fundada en Oviedo en 1943, "la actividad aseguradora de la compañía ha buscado ofrecer seguridad y calidad de servicio en sus seguros familiares", explica la compañía.

Para celebrar sus 75 años de historia, la entidad especialista en seguros de decesos estrena campaña de publicidad, La isla de la tranquilidad, con la que quiere potenciar su imagen de marca.

La nueva campaña corporativa de Preventiva Seguros estará activa desde el 3 de septiembre, tanto en medios offline como online y trasmitirá el esfuerzo que van a seguir realizando para que esos dos atributos marquen la diferencia de sus productos en el mercado, explica Preventiva en un comunicado.

Con esta campaña, que gira en torno a la isla de Icaria, una región griega que destaca por la elevada longevidad de sus habitantes, Preventiva Seguros tiene como objetivo comunicar que es una compañía que no falla a sus asegurados cuando más lo necesitan. La campaña permite, además, rejuvenecer la marca gracias a un tono de comunicación divertido y cercano.

La campaña estará activa entre los meses de septiembre de 2018 y marzo de 2019 a través de dos oleadas, y aparecerá en televisión, radio, prensa, medios digitales y redes sociales. En redes sociales la compañía prepara diferentes acciones, entre ellas, un concurso en Instagram.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.