Seguros

Los seguros de ahorro se mantienen planos al cierre de septiembre

Los seguros de vida riesgo facturan más de 3.900 millones en los primeros nueve meses del año, un 4,98% más que el año pasado.

Las aseguradoras gestionaban a cierre del pasado septiembre 193.172 millones de sus clientes a través de seguros de vida ahorro. Este importe apenas ha variado de un año para otro. A esta cantidad hay que sumar otros 51.554 millones correspondientes al patrimonio de los planes de pensiones cuya gestión está encomendada a aseguradoras. Estos aumentaron un 12,48% en términos interanuales. Así, en total, el sector asegurador velaba por 244.726 millones de euros de sus clientes a cierre del tercer trimestre.

Por su parte, los ingresos por primas del negocio de vida riesgo se situaron en 3.904 millones de euros, un 4,98% más que un año atrás. Esta actividad está muy ligada a la compraventa de viviendas.

Evolución de los seguros de vida ahorro

Hay que recordar que el 14 de marzo de 2020 comenzó el confinamiento para contener la COVID-19. El incremento del negocio de ahorro del seguro es del 2,52% si se compara con el de un año atrás, y del 0,96% si se toma como punto de referencia el arranque de 2021. "El sector logra mantener los recursos de clientes a su cargo a pesar de la pandemia y de los tipos bajos de interés persistentes", explica Unespa.

Los seguros unit-linked, aquellos en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, son los que registran un comportamiento más positivo en términos interanuales. Aumentan el patrimonio bajo gestión un 30,02%, hasta los 18.906 millones de euros. Les siguen los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). Estas pólizas movían 14.562 millones al acabar septiembre y crecen un 2,27% de un ejercicio para otro.

La paralización de la actividad económica por la pandemia del coronavirus y la situación de los tipos de interés se hacen sentir en determinados epígrafes del negocio de vida. Registran descensos los planes de previsión asegurados (-3,47%), los capitales diferidos (-3,27%), las rentas vitalicias y temporales (-2,80%), así como los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) (-1,17%). Entre tanto, el ahorro generado a través de la transformación de patrimonio en rentas vitalicias se mantiene casi igual que hace un año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.