Seguros

La facturación del seguro se mantiene plana en el arranque del año

Los ingresos de las aseguradoras por primas a cierre de marzo se situaron en 16.688 millones de euros, un 0,32% menos que un año atrás.

El seguro mantiene su volumen de negocio pese a la paralización económica generada por la irrupción de la pandemia de la COVID-19 y las medidas adoptadas para contenerla. Unespa destaca en un comunicado que "el sector asegurador preserva unos niveles de solvencia elevados que superan con creces las exigencias que marca la regulación".

De los ingresos logrados en el primer trimestre, 10.387 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 6.301 millones restantes al de vida, según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA). Las líneas de negocio que más han acusado la situación económica adversa han sido los seguros de vida ahorro y de automóviles. Entre tanto, los ramos de salud y multirriesgo, así como los seguros ligados a la actividad empresarial, logran incrementar sus ingresos.

El seguro de vida cae un 3,24% en primas, pero aumenta el ahorro gestionado

La facturación del negocio de vida, reflejada en los ingresos por primas, menguó al cierre del primer trimestre un 3,24% en términos interanuales. Modera su descenso en comparación con los registros de trimestres anteriores, pero sigue acusando los tipos bajos de interés vigentes. A pesar de esto, el volumen del ahorro gestionado a través de seguros ha aumentado. Las provisiones técnicas se situaron en 194.904 millones de euros al acabar marzo, un 1,47% más que 12 meses atrás.

El seguro no vida tira de la industria

La facturación del ramo de no vida se ha mantenido en positivo. Anota un repunte interanual del 1,54%. Esto ha sido posible porque los seguros de salud han crecido un 3,93%, hasta 2.553 millones; y los seguros que protegen inmuebles otro 3,90%, hasta los 2.152 millones (si bien el aseguramiento de comercios cae).

Los seguros diversos aportaron 2.767 millones de euros por su parte. Esta categoría, que agrupa protecciones ligadas a la actividad empresarial, vuelve a situarse en positivo tras las caídas del año pasado. A cierre de marzo anotaba un incremento del 1,21%. Aparece en las tablas de la nota de prensa bajo el término "resto no vida".

Por último, los seguros del automóvil siguen reduciendo su magnitud de negocio. Su facturación menguó un 1,76% en términos interanuales y cerró los tres primeros meses del año con unos ingresos de 2.915 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.