Seguros

VidaCaixa gana 887,9 millones, un 11,7% más

El volumen de recursos gestionados por VidaCaixa se elevó hasta los 96.467,2 millones de euros, un 3,7% más que en 2019, a pesar de la parálisis comercial registrada en los meses más duros de la crisis sanitaria y social

VidaCaixa ha obtenido en 2020 un beneficio neto consolidado de 887,9 millones de euros, un 11,7% más que hace un año. Gonzalo Gortázar, presidente de VidaCaixa, ha subrayado que "estos resultados reflejan la solidez y solvencia de la entidad a pesar de la situación excepcional de crisis por la COVID19. Además, estamos especialmente satisfechos de nuestra labor como gestora, ya que hemos conseguido las mejores rentabilidades del sector junto con una gestión responsable del ahorro de nuestros clientes. Sin duda, VidaCaixa se mantiene, un año más, como una pieza clave para el Grupo CaixaBank".

Por su parte, Javier Valle, consejero director general de VidaCaixa, ha afirmado que: "Además de haber conseguido unos resultados excelentes, lo más importante para nosotros es poner en valor la función social de los seguros en momentos como los vividos a lo largo de 2020. En momentos tan complicados, hemos vuelto a demostrar a nuestros clientes que estamos a su lado para acompañarlos cuando más lo necesitan".

VidaCaixa en la crisis del COVID-19

Durante la crisis de la COVID-19, la entidad se esforzó por mitigar el impacto de la pandemia en sus clientes, impulsando medidas como la no exclusión a ningún cliente con seguros de vida-riesgo. Así como extendiendo las coberturas ante impagos por causas derivadas de la pandemia.

A estas medidas se le sumaron el lanzamiento de una cobertura gratuita de incapacidad temporal por la COVID-19 para autónomos, la robotización de las gestiones de pago de desempleo por la COVID-19, y la mayor aportación del sector. Como grupo hemos aportado 8,5 millones de euros a la póliza de sanitarios a través de Unespa.

Actividad de VidaCaixa

En relación con la evolución de la actividad comercial, el volumen de recursos gestionados se elevó hasta los 96.467,2 millones de euros, un 3,7% más que en 2019, a pesar de la parálisis comercial registrada en los meses más duros de la crisis sanitaria y social. En concreto, 56.830 millones correspondieron a seguros de vida, 32.143 millones a planes de pensiones y EPSV, y 7.495 millones a BPI Vida e Pensões.

Por su parte, las primas y aportaciones comercializadas registraron una caída del 18,5% y se sitúan en los 9.608,6 millones de euros. La gran solidez del negocio basada en la gestión de la cartera es lo que consiguió mantener el beneficio neto a pesar de las menores primas obtenidas en el ejercicio.

La solvencia de VidaCaixa se mantuvo en niveles estables. Al cierre del cuarto trimestre, el ratio de capital en términos de Solvencia II fue del 172% sobre el capital requerido. En este entorno, VidaCaixa sigue de manera continua la evolución de la COVID-19 analizando los posibles impactos que esta pueda tener en sus variables e hipótesis financieras. Como parte del Grupo CaixaBank, VidaCaixa cuenta con todos los mecanismos y medidas necesarias para garantizar la continuidad del negocio ante cualquier situación de crisis.

Con una base de más de 5 millones de clientes en España y Portugal, VidaCaixa lideró el sector asegurador con una cuota de mercado del 12,1%. Los clientes de VidaCaixa son principalmente particulares, además de una gran parte del tejido empresarial, en el que destacan más de un millón de empleados de grandes empresas y colectivos y más de 300.000 pymes y autónomos.

En Portugal, BPI Vida e Pensões (BPI VeP) es la tercera entidad en planes de pensiones y en seguros de vida, con un 13,6% y un 11,8% del mercado, respectivamente. VidaCaixa abona en el año 4.171 millones de euros en prestaciones Durante 2020, VidaCaixa abonó 4.171 millones de euros en prestaciones en España y Portugal, de los cuales 2.106 millones se cobraron en forma de rentas; 1.209 millones en forma de capital y más de 855 millones en forma de vencimientos.

Prestaciones abonadas por Vida Caixa

Las prestaciones abonadas por VidaCaixa proporcionaron a nuestros clientes un ingreso complementario a la pensión durante la jubilación y contribuyeron a su protección en una situación de crisis generalizada como la que hemos vivido.

Evolución del ahorro

El ahorro, especialmente afectado por la situación de pandemia durante los primeros meses del año, acumuló 8.538,7 millones de euros en primas y aportaciones, un 21,1% menos que hace un año. Además, durante 2020, del total de primas en productos de acumulación, aproximadamente la mitad (47%) correspondieron a ahorro periódico gracias a las aportaciones que aproximadamente un millón de clientes realizan desde 50€. Para muchas familias es un ahorro que con el tiempo no solo es relevante en la jubilación, sino que también sirve como fondo en el que apoyarse en situaciones excepcionales como las que hemos vivido.

Crecimiento de las primas de vida-riesgo

Las primas de vida-riesgo se situaron en los 1.070 millones de euros, lo que significó un aumento del 10,5% respecto al año pasado, demostrando así el papel que desempeñan este tipo de seguros como mecanismo de protección en momentos de incertidumbre. De estos, 656,1 millones de euros pertenecen al segmento individual (+10,8%), en el que destacó especialmente la propuesta de valor de MyBox Vida, y 413,8 millones de euros al de colectivos (+10,1%).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.