Seguros

El seguro de vida protege a familias y economía, según MetLife

Los Seguros de Vida ofrecen una manera eficiente de proporcionar protección financiera y tranquilidad a muchas familias, a la vez que son un contribuyente clave para el crecimiento económico a largo plazo y alivian la presión del gasto social.

La industria de los Seguros de Vida es un dinamizador del crecimiento económico y es importante para la salud general y el bienestar financiero de los hogares, tal y como ha puesto de manifesto el estudio liderado por MetLife, "La contribución social y económica de la industria de los seguros de vida", llevado a cabo por The Battle Group.

Según indica el estudio de MetLife, las aseguradoras de vida son vitales para una economía y sociedad modernas que funcionen eficientemente, y son un contribuyente clave para permitir un crecimiento económico robusto a largo plazo.

El seguro de vida en España

En España, más de 20 millones de personas están aseguradas con un seguro de vida riesgo, ligados a coberturas en su mayoría de fallecimiento o invalidez. Además de un instrumento de ahorro y de prevención, el seguro de vida puede cubrir necesidades distintas como la jubilación, la protección familiar frente a impagos o incluso la amortización de hipotecas como protección del patrimonio familiar.

Estos seguros saldan la deuda pendiente con el banco y, de esta forma, evitan que la familia sufra estrecheces económicas si alguno de los titulares del préstamo fallece y se pierden los ingresos que aportaba para atender el pago del crédito. En España hay 3,8 millones de personas hipotecadas que cuentan con un seguro de vida, y cada año, el seguro liquida 4.700 hipotecas tras un fallecimiento. El importe abonado alcanza los 166 millones de euros.

Por otro lado, según datos de Unespa, las aseguradoras gestionan 240.955 millones de euros de sus clientes a cierre de 2019, y de esa cantidad, 194.786 millones corresponden a productos de protección.

Cómo beneficio a las personas el seguro de vida

La industria de los seguros de vida brinda protección a millones de familias contra el riesgo de muerte prematura, enfermedad, discapacidad o unos ingresos de jubilación inadecuados. Las aseguradoras que ofrecen este tipo de productos mejoran la calidad de vida de sus clientes y ofrecen una manera eficiente de proporcionar protección financiera y tranquilidad a muchas familias. Los seguros de vida, por lo tanto, proporcionan una red de protección ampliamente difundida en la sociedad española.

Según los últimos datos públicos de Icea, entre los asegurados de vida que fallecieron o incurrieron en alguna de las otras circunstancias que suponen indemnización recibieron prestaciones por valor de 1.200 millones de euros. Cada día el seguro de vida transfiere 3,3 millones de euros a los asegurados y, sobre todo, a sus familias.

El Seguro de Vida también brinda a los asegurados y sus dependientes la tranquilidad que conlleva la seguridad financiera, un beneficio inestimable e intangible. Estas pólizas protegen del estrés y la ansiedad; ya que la preocupación constante por la seguridad financiera puede inhibir la productividad individual y la creatividad.

Cómo beneficia a la economía

Las aseguradoras de vida son vitales para el funcionamiento eficiente de la economía y son un contribuyente clave para el crecimiento económico a largo plazo y la mejora de los niveles de vida. Por ejemplo, ayudan a canalizar los ahorros familiares de una gran parte de la población hacia inversiones productivas. También promueven el crecimiento económico a través de sus propios canales de financiación e inversiones únicos. No en vano, el sector asegurador supone algo más del 5,3% del PIB de la economía española.

Las aseguradoras de vida son una fuente crítica de capital para la economía en general. Igualan cuidadosamente los activos y pasivos según lo exijen las prácticas comerciales prudentes y la regulación de seguros. Invierten principalmente en activos de renta fija para igualar los pasivos a largo plazo asociados con seguros de vida y rentas vitalicias. Además, reducen en gran medida su necesidad de activos líquidos y les permite desempeñar un papel estabilizador en el sistema financiero durante las crisis financieras. Y juegan un papel crítico en el mercado de deuda de colocación privada.

Otros beneficios del seguro de vida

A nivel macroeconómico, la industria de los seguros de vida proporciona flexibilidad y dinamismo al sistema público de pensiones. Por ejemplo, según Icea, los beneficiarios de un seguro de Vida Ahorro de renta colectiva, esto es, rentas normalmente pagadas a personas que fueron trabajadores de empresas que instrumentaron compromisos por pensiones en favor de sus trabajadores, perciben como media una prestación mensual de 664 euros, una cantidad que se une a la prestación de la pensión que reciben de la Seguridad Social.

Y contando con una pensión media de jubilación (que incluye jubilación, viudedad, orfandad, incapacidad permanente y en favor de familiares) de 1.006,85 euros al mes en febrero de 2020, según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciónes, cabe concluir que las pensiones complementarias permiten al jubilado tener un nivel de vida mejor.

Además, las aseguradoras de productos de Vida ayudan a aliviar indirectamente el gasto del Gobierno en otros programas de asistencia social al mantener a los hogares fuera de la pobreza en caso de incapacidad o fallecimiento, explica la entidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.