Seguros

Unespa e Inverco apoyan los rescates temporales de planes de pensiones por COVID-19

Unespa, la patronal del sector asegurador, e Inverco, la que aglutina a las instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones apoyan en un comunicado conjunto la medida adoptada por el Gobierno de Pedro Sánchez que permite los rescates de planes de pensiones para afrontar la crisis provocada por la epidemia de COVID-19.

Ambas instituciones afirman que "manifestamos nuestro apoyo a la medida aprobada por el Gobierno estableciendo un nuevo supuesto de liquidez de estos instrumentos para paliar las situaciones de necesidad de los ahorradores que sean trabajadores en situación legal de desempleo como consecuencia de un ERTE derivado de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19".

Esta medida excepcional se aplica también a empresarios titulares de establecimientos cuya apertura al público se haya visto suspendida como consecuencia del Real Decreto 463/2020. O trabajadores por cuenta propia que hubieran estado previamente integrados en un régimen de la Seguridad Social como tales y hayan cesado en su actividad como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Flexibilidad en el ahorro a largo plazo

Unespa e Inverco recuerdan que estos instrumentos de previsión social tienen como finalidad principal el ahorro destinado a la jubilación para proveer rentas complementarias que permitan mantener el nivel de vida de la etapa activa. Estos instrumentos contemplan también otros supuestos de liquidez (desempleo prolongado, enfermedad grave, incapacidad temporal, dependencia o desahucio de la vivienda habitual) para paliar situaciones de necesidad.

Así, los Planes de Pensiones han atendido a miles de partícipes por dichas situaciones, y en particular en los últimos 10 años han abonado anticipadamente 4.000 millones de euros correspondientes a más 726.000 partícipes, que desgraciadamente han pasado por una situación de desempleo. Asimismo, los Planes de Previsión Asegurados (PPA) también han atendido a miles de asegurados por estas mismas situaciones, habiendo abonado en los últimos seis años 339 millones de euros correspondientes a más de 44.000 asegurados.

Paliar las consecuencias económicas de la epidemia

Este nuevo supuesto de liquidez va encaminado a paliar las consecuencias de la necesidad económica que, lamentablemente, la situación de emergencia sanitaria supone para muchos españoles y a que cada ahorrador pueda hacer frente a las consecuencias de dicha situación.

"Nuestras asociaciones se muestran orgullosas, como ya ha sucedido en el pasado, de que los instrumentos de previsión social puedan contribuir a mitigar las peores consecuencias de esta contingencia, apoyando una pronta salida de la crisis y, con ello, la recuperación de los niveles de bienestar previos que permitan continuar ahorrando para complementar la jubilación futura de los españoles", explican ambas asociaciones en un comunicado conjunto.

Planes de pensiones "al servicio de los ciudadanos"

Por su parte, Gregorio Gil de Rozas, director del área de Retirement de Willis Towers Watson en España, recuerda que "Los planes de pensiones deben estar al servicio de sus partícipes en situaciones excepcionales como la actual, en la que la reducción de ingresos puede desestabilizar su situación financiera. Pero, al igual que en el caso de otros supuestos de liquidez ajenos a la jubilación, su disposición debe ajustarse a ese carácter excepcional, hacer un uso limitado de él y retomar su finalidad de canalizar el ahorro a la jubilación a la mayor brevedad posible, recuperando las aportaciones periódicas y excepcionales en cuanto se pueda".

Gil de Rozas advierte de que el rescate de un plan de pensiones "es siempre un ejercicio que requiere una planificación. El caso que nos ocupa a raíz de COVID-19 no es una excepción".

El responsable de Retirement de Willis Towers Watson recomienda analizar las implicaciones fiscales del rescate anticipado. "El rescate tributa como rendimiento del trabajo y puede ser ineficiente si es un ejercicio en el que se imputan otras rentas excepcionales", explica.

"Por otro lado, es importante tener en cuenta la valoración del mercado, pues precisamente otra consecuencia de la crisis sanitaria es una caída en los mercados del entorno del 30%. Los planes de pensiones, por su vocación de largo plazo, son financieramente eficientes en largos plazos. Un rescate antes de tiempo puede implicar impactos financieros negativos", explica Gregorio Gil de Rozas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin