Seguros

Helvetia compra el 70% de Caser por 780 millones de euros

Sede del Grupo Helvetia en Suiza.

Terminó la incógnita sobre el futuro de Caser. Helvetia Seguros acaba de anunciar que adquiere una participación mayoritaria en la aseguradora española. "Alcanzando así un hito que se adecúa perfectamente a su estrategia actual".

Según explica la compañía suiza en un comunicado, esta adquisición potenciará aún más el negocio europeo como segundo pilar, ampliará considerablemente la importante área de No Vida e incrementará la capacidad comercial en España. Además, gracias a la incorporación de Caser, Helvetia podrá implantar nuevos modelos de negocio que aportarán ingresos estables por medio de ecosistemas atractivos en las áreas de la salud y la tercera edad.

Hito estratégico de Helvetia

La adquisición supone otro hito estratégico en la historia de Helvetia. Con esta adquisición, Helvetia aumenta significativamente su cuota de mercado y la posición frente a sus competidores en España. La compra potencia aún más su importante negocio de No vida y amplía su capacidad comercial.

"La adquisición de Caser se adecúa perfectamente a la estrategia de Helvetia", de acuerdo con las declaraciones de Markus Gemperle, CEO Europa de Helvetia. "Nuestro negocio en España ha evolucionado de manera muy positiva en los últimos años y esta transacción lo reforzará aún más, lo cual a su vez aumentará sustancialmente la importancia de nuestra actividad en Europa. Las dos entidades se complementan a la perfección, incluso desde el punto de vista de su cultura empresarial. Además, Caser aportará una significativa contribución al beneficio".

Consolidación del negocio de No Vida y ampliación de la fuerza de ventas

En 2018, Caser generó unos ingresos de 1.639 millones de euros y un beneficio de 87 millones de euros. El 62 por ciento de los ingresos correspondió al negocio de No Vida. En volumen conjunto, Caser y Helvetia España serán el séptimo proveedor de No Vida en el mercado español. Esta adquisición permite a Helvetia potenciar significativamente su negocio principal y la importancia del área de No Vida en todo el Grupo Helvetia.

Además, Helvetia accede así a nuevos canales de ventas en el área de la distribución bancaria. Caser tiene acuerdos de distribución con Ibercaja, Unicaja, Liberbank y otros bancos. Estas cooperaciones se mantendrán, lo que significa que Helvetia cuenta desde ahora con nuevos socios estratégicos en España. Ibercaja, Unicaja y Liberbank están presentes en toda España con alrededor de 3.100 oficinas que atienden a más de 7 millones de clientes.

Complemento estratégico ideal

Tanto Caser como Helvetia conceden especial importancia a la focalización en el cliente y a la digitalización. Por otro lado, Caser ofrece a Helvetia la oportunidad de implantar nuevos modelos de negocio a fin de diversificar aún más su actividad.

En 2018, el 9% de los ingresos recurrentes de Caser lo aportaron los ecosistemas del área de la salud y la tercera edad, que están estrechamente relacionados con el negocio de seguros de Vida y de Previsión. Entre otros negocios, Caser gestiona residencias de la tercera edad y hospitales que, a la vista de la evolución demográfica, ofrecen unas interesantes oportunidades de crecimiento, explica Helvetia.

Además, Caser ofrece diversos servicios inmobiliarios. "Caser opera con gran éxito en el mercado español. Este es un mercado muy atractivo y con alto crecimiento. En repetidas ocasiones, hemos insistido en que una adquisición en España sería muy interesante, y ahora hemos aprovechado la oportunidad", explica Markus Gemperle como conclusión de la adquisición de Caser.

Adquisición de alrededor del 70 por ciento de las acciones

Helvetia ha llegado a un acuerdo con varios accionistas para la venta de sus paquetes de acciones. Los demás accionistas podrán vender sus títulos a Helvetia en las mismas condiciones. Al final del proceso, Helvetia espera haber adquirido una participación accionarial en Caser de hasta el 70%.

Los socios mencionados en el negocio bancario mantendrán una participación conjunta en Caser de aproximadamente el 30 por ciento, lo que subraya la importancia estratégica de estos acuerdos de distribución. El precio de compra de la participación de alrededor del 70% de Caser asciende a unos 780 millones de euros.

Se mantienen las marcas y los equipos directivos

Tanto Helvetia España como Caser continuarán operando en el mercado español con sus marcas actuales. También se mantendrán inalterables los comités de dirección y las sedes de ambas entidades. Helvetia quiere agrupar sus propias fortalezas con las de Caser.

Para ello, cuando concluya la operación, se creará un equipo de coordinación conjunto formado por miembros de Helvetia España y de Caser. Su tarea consistirá en coordinar las actividades conjuntas en el mercado con el objetivo de aprovechar las sinergias. Además, garantizará el intercambio de experiencia y de conocimientos.

Continuidad de la capitalización

Helvetia tiene previsto financiar dos tercios de la adquisición de Caser con la emisión de bonos híbridos y una tercera parte con la emisión de nuevas acciones. "Esta financiación combinada permitirá gestionar el capital de manera eficiente y contribuirá a una dotación de capital equilibrada", explica el grupo suizo.

El 24 de abril de 2020, la Junta General de Accionistas decidirá sobre la emisión de nuevas acciones. Hasta que concluyan las operaciones de capital, la adquisición se financiará con la liquidez existente. Helvetia reitera que su posición de capital continuará siendo sólida, incluso después de la operación, manteniéndose el índice SST entre el 180% y el 240%.

Además, Helvetia también espera que se mantenga sin cambios la calificación 'A' de S&P. Previa aprobación de las autoridades de defensa de la competencia y de supervisión pertinentes, Helvetia prevé concluir la operación en el primer semestre de 2020.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.