Seguros

Más coberturas cuando la familia más lo necesita

Descubre más contenidos interesantes en elEconomista Seguros de noviembre.

Un buen seguro de decesos debe acompañar a la familia en los momentos más difíciles, con el objetivo de que el asegurado no tenga otra preocupación más que todo lo que rodea a sus seres más queridos.

El seguro de decesos es fundamental para cubrir todas las situaciones que se pueden dar en el momento de una defunción, recuerdan fuentes de Reale Seguros. Pero este tipo de pólizas han ido evolucionando hasta convertirse en una herramienta de apoyo para el día a día de las familias.

La misión de este tipo de seguros es hacerse cargo de los trámites burocráticos, gastos, ayuda psicológica otras muchas circunstancias que rodean un sepelio, sin que la familia tenga que preocuparse de ningún tipo de gestión. Así, tras la pérdida de un ser querido, familiares y amigos pueden centrarse en lo que realmente importa. Es precisamente este carácter familiar de los seguros de decesos lo que ha facilitado su arraigo en la sociedad española.

Hacer frente al fallecimiento de un ser querido no es fácil, ni emocional ni económicamente hablando. Fallecer supone un importante desembolso de dinero, que oscila entre los 4.000 y los 5.000 euros, en función de la región donde se produzca. Por eso, un buen seguro de decesos debe hacerse cargo de la gestión de trámites. "Desde el primer momento de una defunción, toca hacer trámites. El seguro pondrá a tu disposición asesoramiento legal, así como un servicio de gestión documental de certificado de defunción, últimas voluntades, testamento, declaración de herederos, pensiones, Seguridad Social, etc.", explican los expertos de Reale.

La principal cobertura es el servicio fúnebre. "Es la principal cobertura a tener en cuenta, por la enorme cantidad de servicios que puede incluir: tanatorio, servicios religiosos, acondicionamientos sanitarios, ataúd, coronas, capilla ardiente, coche fúnebre, inhumación, incineración, esquela, lápida, etc.".

El seguro también puede incluir la asistencia en viaje, desde atención médica por enfermedad o accidente hasta la repatriación, el envío de medicamentos, el desplazamiento de familiares o los intérpretes, y la asistencia psicológica: "Afrontar el duelo es fundamental para seguir adelante y por ello debe considerar esta cobertura. El seguro pondrá a tu disposición un equipo de psicólogos preparados para prestar la terapia correspondiente", explican.

Reale Contigo mejora sus coberturas y garantías

Reale Contigo es un seguro de decesos que permite a los asegurados personalizar sus coberturas y garantías a través de diferentes paquetes de servicios de libre contratación: Pack Salud, Pack Legal y Pack Asistencia.

Según explica la compañía, Reale Contigo incorpora una completa gama de servicios, que cubren todas las posibles situaciones y necesidades que rodean al fallecimiento, desde el asesoramiento telefónico en materia sucesoria y testamentaría, hasta la tramitación vía administrativa de la obtención de certificados de defunción, o la asistencia psicológica ante el duelo, entre otros.

El nuevo producto está dirigido a personas o familias que deseen contar con un profesional que se ocupe de planificar y gestionar todo lo relacionado con el fallecimiento de las personas aseguradas, e incorpora opciones de contratación, a través de dos modalidades: Básica y Completa.

Ambas modalidades incluyen las garantías obligatorias de decesos, asistencia internacional en viaje y asistencia a personas, además de servicios que complementan y dan valor añadido al producto como el Servicio Legal Básico y la Asistencia Psicológica Telefónica, en la modalidad básica, y el Servicio de Orientación y Ayuda a la Dependencia, exclusiva para la modalidad completa.

Mejoras en la cobertura

La compañía ha incorporado a este producto mejoras en las coberturas y los servicios que ofrece sin coste para los asegurados. Así, en caso de fallecimiento del asegurado estando de viaje, en cualquier lugar del mundo, Reale Seguros se hará cargo del traslado del cuerpo desde el lugar del óbito, al cementerio dentro del territorio español elegido por los herederos legales del fallecido, siempre que no existan impedimentos para ello.

"Nuestro objetivo será, evitar a la familia, con una simple llamada telefónica, todas las gestiones y gastos que conlleva la prestación del servicio fúnebre, aunque éste se produzca lejos de su domicilio habitual", explica Reale Seguros.

Además, la compañía ha mejorado la tarifa de la póliza al reducir la tasa de la garantía obligatoria de Asistencia a Personas y la tasa de Asistencia en Viajes. También se han agilizado los trámites de contratación del seguro Reale Contigo al reducir el cuestionario de salud a solo seis preguntas.

Otras garantías complementarias

Entre las novedades del producto, Reale Seguros explica que se mantienen las garantías de Fallecimiento e IPA Accidentales como obligatorias y se ofrece a los asegurados la posibilidad de contratar la garantía de Hospitalización, "lo que permite mayor adaptación a las necesidades de nuestros clientes", explica la compañía que en España dirige Ignacio Mariscal.

De manera adicional, las garantías de Fallecimiento y de Incapacidad Permanente Absoluta (IPA) por accidente pueden varias su capital de contratación entre los 6.000 y los 24.000 euros. El objetivo de Reale Seguros es ofrecer la póliza de asistencia familiar más completa que se adapte a las necesidades de cada núcleo familiar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.