Seguros

Previsora General cambia su imagen corporativa para acercarse más al consumidor final

Previsora General también ha mejorado y replanteado estratégicamente su página web para ofrecer una experiencia más cercana a los usuarios.

Previsora General refuerza su compromiso con los mutualistas y mediadores con un cambio en su imagen corporativa que potencia la confianza, la tranquilidad y la seguridad, aspectos que la han convertido en una mutualidad de referencia en el sector asegurador, explica la compañía.

En este cambio de imagen corporativa "se ha apostado por una renovada imagen de marca que los consumidores puedan identificar, algo que se ha conseguido con un cambio en el logotipo y la adaptación de la página web. La mutualidad hará un despliegue progresivo del nuevo logo que incluirá cambios en su página web así como en el resto de materiales corporativos", explica.

Un nuevo logotipo para una nueva marca

El cambio principal de la nueva estrategia de imagen corporativa es el logo, que destaca la palabra Previsora por sus connotaciones positivas y mantiene General por su fuerza histórica dentro del sector. Como novedad se han introducido unos paréntesis, un elemento de protección y seguridad que también nos presenta como una alternativa dentro del mundo de los seguros.

Transmitir confianza

El azul es el color que cuenta con más adeptos; de hecho, es el favorito del 46% de los hombres y del 44 por ciento de las mujeres según el ensayo Psicología del color de Eva Heller. Además, no hay casi nadie a quien no le guste (tan solo al 1 por ciento de los hombres y al 2 por ciento de las mujeres). Por eso la actualización del logo conserva el azul, el color corporativo de Previsora General para mantenerse reconocible aunque cambia ligeramente de Pantone y apuesta por un turquesa, explica Previsora General.

El azul turquesa elegido quiere transmitir confianza, el eje principal de Previsora General. Siguiendo esa teoría de la psicología del color, la nueva gama cromática que se utilizará a partir de ahora en todos los recursos gráficos de la mutualidad estará formada por un degradado de azul, verde y amarillo.

En definitiva, la imagen de marca de Previsora General es ahora más fresca, cercana, sencilla y adaptada a las necesidades que exige cada vez más un mundo digitalizado y conectado. La cercanía, la seguridad y la confianza son las líneas estratégicas de Previsora General.

Una web mejorada y más versátil

En esta misma línea de sencillez y cercanía con los usuarios, Previsora General ha actualizado su página web para que la comunicación de todos sus productos de seguros dirigidos a particulares, empresas, autónomos y colectivos sea lo más clara y directa posible.

Por otro lado, el informe del primer semestre de 2019 sobre la presencia en Internet de las diferentes aseguradoras que operan en España (lo elabora bianualmente Innovación Aseguradora) destaca a Previsora General en el puesto 51 del ranking. Una clasificación que la mutualidad pretende optimizar, por un lado con la reorganización de la web y por el otro con la mejora del call me back, que ahora es mucho más inmediato. También se han introducido nuevos canales de comunicación como el chat en vivo, que ya está disponible en la home de Previsora y permitirá que la relación con el usuario sea más inmediata y cercana.

Una mutualidad con sello de calidad

Previsora General cuenta con el sello EthSI, un certificado internacional que garantiza que se trata de una compañía que apuesta claramente por la responsabilidad social, la inversión socialmente responsable, la transparencia y está vinculada a la economía social y solidaria como ejes vertebradores de la organización, en la que prima un comportamiento ético.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.