Seguros

Mejora la salud financiera de las pensiones para 2020

Si nada cambia en las próximas semanas, el 1 de enero de 2020 regresa como fórmula de cálculo de la revalorización de pensiones el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP).

Se vuelve, por tanto, al 0,25 por ciento de revalorización. Ante este retorno, el Observatorio de Pensiones de Willis Towers Watson (WTW) y el Grupo de Investigación en Pensiones y Protección Social de la Universidad de Valencia ha elaborado un nuevo informe en el que analiza el valor del IRP adelantado para el próximo año, tras la ejecución presupuestaria de la Seguridad Social del segundo trimestre de 2019.

La principal conclusión del estudio es la reducción del IRP adelantado para el 2020, del -2,13 al -1,87 por ciento, disminución positiva que parece ser consecuencia del buen comportamiento de las cotizaciones y la transferencia corriente del Estado (que apunta a consolidarse de cara al futuro).

Cautela

Sin embargo, pese a que la mejora de casi tres décimas del IRP es una noticia positiva, el actual valor invita a la preocupación y a la cautela, pues refleja una situación aún débil de la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones.

"Que haya mejorado el cálculo del IRP en los años 2019 y 2020 (previsto) no debe hacer perder el foco en la necesidad de insistir en reformas que afiancen la salud del sistema a medio y largo plazo, primando ajustes graduales y no ajustes bruscos que puedan acabar siendo necesarios por no haber tomado medidas a tiempo", ha afirmado Gregorio Gil de Rozas, Head of Retirement de Willis Towers Watson Iberia.

Como se destaca en el informe, aunque actualmente el IRP está aplazado, su inminente regreso invita a plantear a los legisladores posibles reformas en su aplicación o sistemas alternativos de revalorización que tengan en cuenta el IPC. Los expertos han explicado que se podría seguir calculando el IRP como indicador de referencia y luego establecer límites mínimos y máximos en su aplicación vinculados al IPC, por ejemplo, un intervalo IPC más/menos un diferencial.

El IPC presiona la sostenibilidad de las pensiones

"No creemos que volver a revalorizar al IPC sea positivo para el conjunto de la sociedad española porque estaríamos poniendo más presión a la sostenibilidad financiera del sistema", ha anunciado Gil de Rozas. Como defiende el estudio, en caso de abandonar totalmente el IRP, la revalorización con el IPC debería modularse teniendo en cuenta variables últimas del sistema de pensiones, como ingresos y gastos contributivos, mejor que variables intermedias, como número de cotizantes, número de pensionistas, o que variables macroeconómicas como el crecimiento del PIB.

Desde el Observatorio se ha insistido en que el IRP es un indicador mucho más potente y realista que otros como la evolución de las cotizaciones o el número de afiliados a la seguridad social, dos de los más usados tradicionalmente.

"Esperamos que las futuras recomendaciones del Pacto de Toledo ofrezcan soluciones consensuadas a esta situación, pero teniendo como prioridad fundamental la sostenibilidad del sistema siendo preferible la acción sin consenso que la inacción", ha matizado Gil de Rozas.

Déficit estructural del sistema de pensiones

Esta sostenibilidad se relaciona estrechamente con el déficit estructural del sistema, que en términos relativos es el que interviene en la fórmula del IRP, de manera que a mayor déficit menor IRP. Desde 2015 ha aumentado la cuantía del déficit estructural pero cada vez menos, debido a que se está corrigiendo el déficit coyuntural desde 2017.

Esto último es consecuencia de los buenos resultados que están experimentando las cotizaciones durante el último año y medio y de las transferencias del Estado para apoyar el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social, cifrada en 1.334 millones en 2018 y en 666 millones en lo que llevamos de 2019.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
verymuchverymuch
A Favor
En Contra

1.-

Cotizaciones OBLIGATORIAS Seg. Social: a nivel nacional en 2018, la parte que aporta el empleador de media es de 7.187,46€ anuales que es el 29,9%; el resto, hasta el 36,2% lo aporta el trabajador, por lo que el total cotizado es 8.701€ ANUALES.

REVALORIZACIÓN MEDIA ANUAL DEL IBEX 35 CON DIVIDENDOS: 9,16%. (incluídas las enormes caídas bursátiles de 2000 y 2008).

8.701€ incrementados un 2,5% anualmente por inflación invertidos al 9,16% después de 37 años resultan 3.296.233€ o 1.322.010€ actuales.

El monto que se puede retirar mensualmente con 1.322.010€ desde los 67 a los 92 años suponiendo una rentabilidad del 2% de lo que va restando y una inflación también del 2%:

A los 67 años, equivalente al poder de compra actual de: 5.592€ mensuales.

A los 92 años, equivalente al poder de compra actual de: 3.408€ mensuales.

Cálculos antes de impuestos.

Queda así demostrada LA ESTAFA PIRAMIDAL DEL SISTEMA socio-comunista DE REPARTO diseñada por los políticos para impedir la INDEPENDENCIA de los ciudadanos del Estado corrupto.

Ver "2.-" con los enlaces justificativos.

2.-

https://www.ine.es/prensa/eacl_2018.pdf

https://bitlylink.com/Aufow

https://bitlylink.com/uZTrC

https://bitlylink.com/q4gDY

https://bitlylink.com/ho242

Puntuación 0
#1