Empresas y finanzas

Atlantia se suma al plan de rescate de Alitalia

Foto: Archivo

La entidad ferroviaria pública de Italia, Ferrovie dello Stato (FS), ha aceptado este lunes la oferta presentada por Atlantia, la sociedad de la familia Benetton, para llevar a cabo el plan de negocio para la aerolínea Alitalia, bajo administración extraordinaria desde 2017.

El Consejo de Administración de FS ha evaluado este lunes, fecha límite para el análisis de las ofertas vinculantes, las cuatro muestras de interés recibidas para el rescate de la aerolínea, cuyo plan inicial debía haberse presentado el 31 de enero.

Desde la entidad ferroviaria pública italiana, que encabeza los esfuerzos de rescate de la aerolínea, se ha aceptado la oferta presentada por Atlantia frente a las planteadas por el empresario Carlo Toto, expresidente de AirOne --que se fusionó con Alitalia--, el presidente del equipo de fútbol de la Lazio, Claudio Lotito, y el empresario colombiano Germán Efromovich, expresidente de la juta directiva de Avianca.

De esta forma, Atlantia, dueña de Abertis junto a la española ACS, acompañará a la propia FS, al Estado italiano --que a través del Ministerio de Economía y Finanzas controla el 15% de la compañía-- y a la aerolínea estadounidense Delta Air Lines en el plan de rescate de Alitalia.

En un comunicado, Ferrovie dello Stato ha subrayado que comenzará a trabajar "lo antes posible con estos socios para compartir un plan industrial y otros elementos de la eventual oferta" para el proyecto competitivo que salve a la aerolínea de bandera italiana.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Económico, Luigi di Maio, se ha felicitado de que finalmente se haya conseguido una solución que, según ha dicho, permite sentar "las bases" para el relanzamiento de Alitalia. "Este es un gran resultado" obtenido "tras semanas de intenso trabajo", ha recalcado.

El también líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), muy crítico con Atlantia por su getión en la tragedia del Ponte Morandi de Génova, ha llamado a la calma al incidir en que el Estado seguirá teniendo la mayoría absoluta en la empresa y, por tanto, "también el control" de la nueva compañía, que era el objetivo que el Gobierno se había fijado.

"Ningún prejuicio", ha señalado el viceprimer ministro italiano, que ha recordado que este Ejecutivo había heredado "una situación desastrosa" del Gobierno de Silvio Berlusconi y que continuó el Partido Demócrata. "Hemos logrado encontrar una solución y es un gran resultado", ha apostillado Di Maio.

El nombre de Atlantia ha sonado desde el principio como uno de los posibles inversores en Alitalia a pesar de la tensa relación con el Gobierno italiano después de las acusaciones de Roma de negligencia en la tragedia del puente de Génova, que costó la vida de 43 personas el pasado verano.

También había influído en este sentido el papel de la concesionaria como socio ideal al gestionar el aeropuerto de Roma y 'hub' de la aerolínea. Así, a pesar de negar interés, Atlantia reconoció recientemente que estaba muy atenta al futuro de Alitalia en vista de su importancia en el aeropuerto de la capital italiana.

Alitalia lleva dos años y medio en la quiebra y está sobreviviendo gracias a un crédito del Estado y bajo la administración de tres interventores.

En concreto, la aerolínea italiana solicitó en abril de 2017 ser puesta bajo administración extraordinaria --ya lo estuvo hace menos de una década-- tras el rechazo de la plantilla al nuevo plan de negocio 2017-2021, que incluía medidas para reducir en 1.000 millones de euros sus costes y una reducción de personal.

Los ingresos de Alitalia aumentaron un 3,5% en 2018 hasta los 3.070 millones de euros, según reflejan los documentos entregados en una vista parlamentaria. La aerolínea registró el año pasado una pérdida en el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 120 millones de euros, respecto a los 283 millones perdidos en 2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0