Empresas y finanzas

Bookker, el 'airbnb' de los centros de trabajo, inicia la conquista de España y EEUU

  • Ofrece una 'app' para localizar espacios de trabajo en todo el mundo
Miguel Ángel Orellana, consejero delegado de Bookker. Alberto Martín.

Los trabajadores nómadas, los freelance y la legión de profesionales en movilidad demandan a todas horas espacios adecuados para desarrollar sus respectivas actividades. Esta necesidad del mercado laboral se ha convertido en la razón de ser de la empresa española Bookker, considerada en su sector como el "nuevo airbnb de los centros de trabajo".

A grandes rasgos, la compañía liderada por Miguel Ángel Orellana pone en contacto la oferta y la demanda a través de Bookker, una aplicación móvil, enriquecida con servicios adicionales y conectada con una red social profesional especialmente diseñada para el networking más efectivo. Es decir, la firma tecnológica sitúa en la misma plataforma al individuo que busca un lugar para trabajar varias horas y al establecimiento capaz de satisfacer dichos fines.

Esta propuesta empresarial acaba de lograr la madurez para iniciar la conquista de Estados Unidos y de España, con el objetivo de saltar al continente latinoamericano a partir del próximo año, según reconocen sus responsables en un encuentro con elEconomista.

El procedimiento es muy sencillo. A los usuarios particulares les basta con abrir la aplicación móvil de Bookker para allí localizar en un mapa los posibles emplazamientos que permiten sentarse delante de un portátil, ya sean workcenters, hoteles, bibliotecas, universidades, salas de reuniones o espacios corporativos de todo tipo de empresas.

A través de la app, el interesado puede formalizar la reserva y abonar el importe acordado. Si además activa su perfil profesional, el usuario registrado en Bookker también gozará de visibilidad para otros profesionales potencialmente interesados en sus servicios. Para redondear la jugada, Bookker añade ofertas adicionales a la propia reserva del espacio de trabajo, con verticales especializados en equipos de imagen o sonido, salas de reuniones para eventos, sistemas de impresión, cartelería o catering.

Versión 'Corporate'

Para los clientes empresariales, Bookker también ofrece su versión Corporate. A través de ella propone ahorros de entre el 30 y el 40 por ciento en los costes de las rentas de cualquier compañía gracias a los espacios o recursos corporativos poco aprovechados de sus instalaciones. Además, a través de servicios de marca blanca, la tecnológica española ofrece su aplicación para que cualquier compañía pueda gestionar sus salas o espacios de trabajo de forma eficaz, transparente y económica.

Asimismo, Bookker facilita a sus clientes corporativos el control y optimización de la ocupación de sus salas de reuniones, con soluciones que no requieren hardware ni complejidades. Todo se gestiona por medio de la misma app, que también incorpora efectos de realidad aumentada. Con esas técnicas de gamificación, los responsables de la empresa confían en agilizar la búsqueda e identificación de cada espacio de trabajo.

La aplicación móvil también permite a las empresas gestionar sus salas de reuniones

La creación de la idea y su posterior desarrollo se gestó desde la aceleradora de negocios Wayra, impulsada por el Grupo Telefónica, teleco con la que Orellana había colaborado estrechamente desde sus diferentes puestos directivos en Ericsson, Nortel, Amena y Huawei. "Vosotros que tenéis tecnología, desarrolláis aplicaciones innovadoras, ¿Por qué no nos proponéis resolver el problema de gestión de salas de forma sencilla e intuitiva? Dicho y hecho, el directivo se puso manos a la obra para buscar financiación y ayudas de capital hasta poner en marcha Bookker.

El objetivo primigenio consistió en satisfacer una demanda de mercado, hasta ahora huérfana de servicios de calidad. "Tras las conversaciones mantenidas con los clientes hemos identificado muy bien las necesidades de las empresas para ofrecer una solución diferente a las actuales, convirtiéndose en "socios de las empresas interesadas en transformar el concepto de puesto de trabajo", indicó Orellana. Además, las tendencias laborales de deslocalización y virtualización del puesto de trabajo jugaban a favor de Bookker, con organizaciones cada vez más abiertas, colaborativas y ágiles. El mejor ejemplo lo protagonizan las nuevas generaciones de profesionales, de generaciones millennial, "que valoran mucho más la flexibilidad laboral que el propio salario".

Profesionales en movilidad

A lo anterior se añade la ingente cantidad empleados que trabaja fuera de las organizaciones, así como la pujanza de la figura de los freelance, también en alza en todas las economías más desarrolladas. "Estamos rodeados de nómadas digitales, de profesionales que convierten el mundo en su oficina", añadió José Luis Casal, responsable de marketing y cuentas de la empresa.

"Hemos detectado que las empresas están interesadas en buscar eficiencias para adaptarlas cuento antes a las organizaciones. Eso ocurre con nuestros clientes corporativos, como es el caso de los workcenters, universidades, bibliotecas, inmobiliarias, socimis, restauración y todo tipo de empresas con espacio susceptible de poner en valor. "No solo tenemos que dar servicio a esos trabajadores nómadas y corporativos, sino también optimizar esos espacios y dotarlos de servicios añadidos, con la ayuda de una red de proveedores verticales en cada zona", indicó Orellana.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin