Empresas y finanzas

Iberdrola consigue un gran parque eólico en EEUU gracias a los sindicatos

  • Sus quejas empujan a las británica RES a traspasarle el proyecto, de 150 MW

Las denuncias de los sindicatos del Estado norteamericano de Minnesota sobre la política laboral de la británica RES han empujado a la empresa a traspasar un proyecto de parque eólico de 150 MW a Avangrid, filial de Iberdrola en el país. El cambio de manos se ha desencadenado tras la inusual decisión del Regulador local de remitir el caso a los tribunales antes de otorgar su pertinente autorización.

RES presentó el proyecto del parque eólico de Bitter Root a la Comisión Pública de Empresas Eléctricas de Minnesota -PUC, por sus siglas en inglés- hace dos años. Al poco de hacerlo, los sindicatos empezaron a quejarse de la política laboral de la empresa británica, que en otros proyectos en el Estado ha contratado mayoritariamente a personal no sindicado y foráneo, con el resultado, según su argumentación, de que los beneficios socioeconómicos para el territorio iban a reducirse sustancialmente.

Ante las quejas sindicales, la PUC, en diciembre, adoptó una decisión extraordinaria: remitir el caso a un tribunal, por la vía administrativa, para que decidiera hasta qué punto era correcto que RES siguiera adelante con el parque en los términos previstos, y retrasar su preceptiva autorización hasta que se produjera el fallo judicial, algo que, según la prensa local, tarda muchos meses.

Alegría local con el cambio

Pero RES, ante la polémica levantada y la perspectiva de que no mejorase la situación en el futuro, ha decidido traspasar Bitter Root a Avangrid, por una cantidad económica que no ha trascendido. El cambio de manos,según ha recogido la prensa local, lo han celebrado tanto los sindicatos como la propia PUC: un portavoz en varios estados de los primeros ha declarado que "Avangrid ha sido un buen socio con el que trabajar aquí en Minnesota", mientras que otro portavoz de la segunda ha señalado que "estoy encantado de que Avangrid se haga cargo del proyecto".

Por el lado empresarial, RES ha indicado que la PUC no incluía originalmente el que los trabajadores fueran locales como uno de los criterios para otorgar su autorización, mientras que Avangrid ha considerado que es pronto para conocer el acuerdo al que llegará con los sindicatos, pero ha recordado que "tenemos una buena experiencia de trabajar con ellos para construir proyectos por todo el país".

Avangrid está reevaluando el proyecto, tanto en sus dimensiones -ahora consta de 44 aerogeneradores con 150 MW- como en los plazos en los que debería culminarse, pero de momento ha evitado el retraso de someterlo a la decisión judicial.

Unos 1.000 MW en desarrollo

Iberdrola tiene 989 MW eólicos en construcción en EEUU que espera concluir a finales de este año. Además, tiene otros 1.100 MW en avanzado estado de desarrollo, y ampliaciones de parques existentes por otros 284 MW.

Desde la presentación de la actualización de su Plan Estratégico, en febrero, además de Bitter Root ha obtenido autorización para ampliar el parque de Tatanka Ridge, en Dakota del Sur, previsto para finales de 2020: sumará 58 MW a los 97 MW originales. 

Nueva interconexión en Nueva York

Además, la la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán ha conseguido recientemente otro proyecto en EEUU. Se trata de una línea de transmisión eléctrica en el Estado de Nueva York denominada NY Transco, con 900 MW de capacidad, en la que Avangrid participa al 20%.

Con un presupuesto de 107 millones de euros -120 millones de dólares al tipo de cambio actual-, según el calendario previsto, debería estar operativa en diciembre de 2023.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.