Empresas y finanzas

Duro Felguera traslada al personal ubicado en Madrid a su sede central en Gijón

Sede de Duro Felguera.

Duro Felguera ha comunicado, este jueves, el traslado colectivo del personal de la oficina de Madrid a la sede central de Gijón, en Asturias. Con ello, la compañía pretende eliminar el "alto coste" asociado al arrendamiento del edificio en la capital madrileña, del que "solamente se aprovecha una pequeña parte de su capacidad", según ha informado la compañía a través de una nota de prensa.

Además, ha explicado que busca reducir los costes asociados a los desplazamientos de los trabajadores entre ambas ciudades. A pesar de ello, la compañía mantendrá una pequeña oficina de representación en Madrid.

La decisión responde a la iniciativa de concentrar todos sus equipos en la localidad asturiana, buscando "mejorar la eficacia en la gestión en todas sus líneas en coherencia con su nuevo modelo organizativo y además obtener sustanciales ahorros en sus gastos

generales y operativos".

El traslado colectivo se ha comunicado a todos los trabajadores asignados a la oficina de Madrid. Sin embargo, esta medida no afectará a los trabajadores de la filial Epicom. Duro Felguera, según ha señalado, "apuesta por el manteniendo de todos los empleos y facilitará a los trabajadores afectados, medidas de ayuda para su traslado a Gijón".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.