Empresas y finanzas

Samsung gana 3.910 millones hasta marzo, un 56% menos

Samsung Electronics logró un beneficio neto atribuible de 5,11 billones de wones (3.910 millones de euros) en el primer trimestre, un 56% por debajo del beneficio del mismo periodo de 2018 y el peor resultado trimestral del gigante tecnológico surcoreano en cuatro años como consecuencia de la caída de los precios y las ventas del negocio de pantallas y de sus chips de memoria.

El resultado operativo de Samsung entre enero y marzo alcanzó los 6,23 billones de wones (4.767 millones de euros), un 60,2% menos que un año antes, mientras que el margen de Ebitda del gigante de Suwon cayó al 25% desde el 36% del primer trimestre de 2018. Asimismo, la rentabilidad sobre recursos propios (RoE) de Samsung se situó en el 8%, frente al 21% de un año antes.

Las ventas del fabricante surcoreano alcanzaron hasta marzo los 52,39 billones de wones (40.092 millones de euros), lo que representa una bajada del 13,5% en relación al mismo trimestre del año pasada, como consecuencia de la caída del 30,4% de la facturación del negocio de semiconductores, hasta 14,47 billones de wones (11.077 millones de euros), incluyendo una bajada del 33,8% de las ventas de memorias.

"El negocio de semiconductores experimentó una caída en los precios de los chips de memoria ante los ajustes de inventario en las empresas, mientras que la demanda de memoria de alta densidad para teléfonos móviles aumentó gracias a los nuevos teléfonos inteligentes", indicó Samsung en un comunicado, donde atribuyó los malos resultados de su negocio de pantallas a la disminución de la demanda de pantallas flexibles y al aumento de los suministros del mercado para pantallas grandes.

Por su parte, el negocio de telefonía móvil de Samsung experimentó un retroceso de sus ventas del 6,3% en el primer trimestre, hasta 25,92 billones de wones (19.836 millones de euros), a pesar de que "el recientemente lanzado Galaxy S10 registró ventas sólidas".

No obstante, el gigante de Suwon expresó su confianza en que a lo largo del segundo trimestre el mercado de chips de memorias experimentará "una ligera mejoría" con un incremento de la demanda por parte de aplicaciones para teléfonos móviles, aunque advirtió de que continuarán las caídas de los precios.

"Para la segunda mitad de 2019, la compañía espera que la demanda de chips de memoria se incremente, aunque persistirán las incertidumbres del entorno externo", explicó la multinacional, que apuesta también por una recuperación del negocio de pantallas a medida que crece la demanda de pantallas flexibles para lanzamientos de smartphones.

En este sentido, Samsung confía en que en la segunda mitad del año y a pesar de la intensificación de la competencia en el sector, sus ventas de teléfonos inteligentes aumentarán gracias al lanzamiento de nuevos modelos en toda la gama desde la series 'Galaxy A' a 'Galaxy Note'. Asimismo, Samsung expresó también su voluntad de garantizar su rentabilidad mejorando su eficiencia de costes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0