Empresas y finanzas

Ibosa vende los 85 pisos del solar más cotizado de Madrid en tiempo récord

  • El precio medio por casa en dicho suelo es de 600.000 euros
Ilustración del proyecto que se compone de una torre de 15 plantas y un edificio de nueve.

La puja por el solar de la Moneda y Timbre, en la almendra central de Madrid, se convirtió en una de las subastas de suelo más reñidas del 2018. Este año, el terreno vuelve a ser protagonista, después de que Ibosa haya logrado vender todas las viviendas en menos de dos meses.

La gestora de cooperativas se hizo con el suelo más codiciado de la capital el pasado 20 de noviembre, tras poner sobre la mesa una oferta de 33,51 millones de euros -casi el doble de los 17 millones de precio de salida-, arrebatándole las opciones a otros 16 inversores entre los que estaban Arcano, Vía Célere, Grupo Nozar, Renta Corporación, Aedas Homes o Grupo Lar.

El suelo, ubicado en la esquina de Doctor Esquerdo con Calle de los Astros, a apenas 800 metros del Retiro, ha despertado el mismo interés entre los compradores de vivienda, ya que la comercialización se inició a mediados de octubre y se terminó a primeros de diciembre, completándose en unos 50 días.

Esta venta acelerada tiene más mérito si se tiene en cuenta que el precio medio de las viviendas es de unos 5.000 euros por metro cuadrado, incluyendo garaje y trastero, algo por encima de los precios medios de compra de la zona. Concretamente, en el barrio del Niño Jesús las casas nuevas y usadas se venden a una media de 4.500 euros por metro cuadrado, según la herramienta de ING, Elige bien tu barrio, mientras que en el barrio de la Estrella, el metro cuadrado se vende a unos 3.900 euros.

"En 28 años que llevo en el sector inmobiliario gestionando cooperativas, esta es la promoción que más rápido hemos comercializado, siendo a su vez las más cara", explica Juan Jose Perucho, socio y director general del Grupo Ibosa, lo que demuestra el apetito que hay por el producto de obra nueva dentro de la almendra central de Madrid.

Además, el directivo destaca que "esta promoción es probablemente la más moderna, innovadora, sostenible y con zonas y servicios comunes más completos del municipio de Madrid". "En breve sacaremos nuevas oportunidades como ésta, que comunicaremos a nuestro club de clientes, quienes recibirán información preferente antes de iniciar la comercialización al público", adelanta Perucho.

Según apunta el directivo, la cooperativa del proyecto, bautizado como Residencial Becrux, "está integrada tanto por familias como por personas físicas, que invierten para arrendar las viviendas y obtener no solo una interesante rentabilidad, sino un plan de pensiones".

Detalles de la torre

El proyecto se compone de un total de 85 viviendas, de uno a cuatro dormitorios, de 52 a 245 metros cuadrados construidos, y con un tamaño medio de 116 metros cuadrados construidos. El presupuesto de inversión, incluido el pago por el suelo, roza los 55 millones de euros, y una vez solicitada ya la licencia, se prevé el inicio de las obras para principios de 2020, por lo que la entrega de llaves se dará durante el primer trimestre de 2022.

El edificio a desarrollar lo ha proyectado el Estudio de arquitectura Morph, que tuvo que hacerlo en apenas diez días. "Desde el primer momento apostamos por crear una arquitectura orgánica, que hiciera singular y amable el volumen de una torre que iba a tener una gran visibilidad en una de las calles más concurridas de Madrid", explica César Frías, consejero delegado de Morph.

El inmueble será de consumo casi nulo, implementando soluciones como la geotermia, para generar la totalidad de la climatización, con suelo radiante refrescante más fancoils con aire caliente frío.

El control de acceso a garajes irá por detección matrículas y el proyecto contará con pista polideportiva multiusos, pista de padel, spa, jacuzzi, gimnasio, box de crossfit, mini circuito de running, zonas de juegos infantiles y piscina de verano, que tal y como está estudiando la cooperativa, podría ser de arena.

Asimismo, tendrá zonas verdes desarrolladas con un proyecto de paisajismo y los cooperativistas podrán hacer uso del programa de vivienda a la carta Ibosa, que incluye la personalización de la distribución de la casa y un programa muy extenso de mejoras individuales.

Nuevos proyectos

Una vez ganado el suelo de la Moneda y Timbre, Ibosa quiere hacerse con otros de los suelos más demandados de Madrid. Concretamente, la gestora ha desarrollado un proyecto para estructurar la demanda existente en los suelos que Mahou tiene en el ámbito de la Operación Mahou-Calderón.

Asimismo, estudia ahora si presentará una oferta por una de las tres parcelas que el Atlético de Madrid tiene en el mismo ámbito, ya que, en este caso, el club rojiblanco sí tiene abierto un proceso de venta que espera cerrar antes de verano.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin