Empresas y finanzas

Cementos Molins reduce un 4% su beneficio en 2018, hasta los 85 millones

  • Prevé crecer en capacidad un 12% e invertir 178 millones de euros hasta 2021

Cementos Molins registró un beneficio neto de 85 millones de euros en 2018, lo que representa un decrecimiento del 4% respecto al año anterior, cuando ganó 89,1 millones, debido al impacto negativo de los tipos de cambio y al deterioro del mercado en México, según la compañía.

Lo ha dado a conocer este jueves en rueda de prensa para presentar el ejercicio 2018 el presidente, el consejero delegado y el director general corporativo de la compañía, Joan Molins, Julio Rodríguez y Carlos Martínez, respectivamente, que han calificado el año de "difícil y complejo".

Los ingresos disminuyeron un 2%, hasta los 765 millones de euros, y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 181 millones, un 6% menos que en 2017, unas cifras que, en términos comparables, eliminando el efecto de paridades en las monedas, habrían crecido un 15% y un 12% respectivamente, según la compañía.

La deuda neta ha aumentado en 33 millones de euros (23%) respecto al cierre del ejercicio 2017, alcanzando los 179 millones, lo que ha supuesto un aumento de la ratio de apalancamiento a 1 x Ebitda, algo que la compañía ha justificado con las inversiones realizadas en Colombia y Argentina.

De hecho, durante el ejercicio 2018, Cementos Molins ha realizado inversiones por 133 millones de euros y ha anunciado que invertirá otros 178 millones hasta 2021, periodo en el que espera crecer en capacidad un 12%, gracias a las recientes ampliaciones de capacidad en México y Bolivia y a las inversiones en curso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin