Empresas y finanzas

Fitch mejora a 'A-' el rating de Endesa y Enel y lo sitúa en perspectiva 'estable'

Foto de archivo

La agencia de calificación crediticia Fitch ha mejorado de 'BBB+' a 'A-', (grado de inversión, con calidad buena y moderada sensibilidad a largo plazo a un entorno adverso) el rating a largo plazo de Enel y de su filial española Endesa, según informó la firma, que sitúa en 'estable' la perspectiva de las dos compañías.

Fitch explicó que esta mejora de la calificación de Enel por el historial de consecución de los objetivos que está registrando la empresa, así como por su "liderazgo" en redes y renovables y por su posicionamiento "a la vanguardia" de la innovación y la sostenibilidad en el sector de los servicios públicos.

La agencia destacó que el rating de Enel también tiene en cuenta los riesgos inherentes a las actividades comerciales de la compañía, así como su enfoque hacia el crecimiento, la remuneración de los accionistas y también otros riesgos en algunos países en los que opera.

Descartar adquisiciones con deuda

"Esperamos que la dirección de Enel continúe buscando un apalancamiento moderado, descartando grandes adquisiciones financiadas a través de deuda", aseguró la agencia de calificación crediticia.

En lo referente a Endesa, Fitch destacó que la firma española está "bien posicionada", debido a que su situación en renovables logrará cubrir la pérdida de producción doméstica de carbón para 2020 con "un impacto casi neutral en la generación de beneficios".

"Vemos a Endesa bien posicionada para captar a largo plazo oportunidades de crecimiento en Iberia, también en distribución, dado su sólido balance y una supuesta flexibilidad en los dividendos", añadió la firma de calificación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.