Empresas y finanzas

El AVE pisa el freno: Adif invierte en la red la mitad de lo presupuestado

  • El gestor ejecuta en 2018 unos 1.342 millones de los 2.713 millones aprobados

La red de alta velocidad avanza a medio gas. Pese a los ambiciosos presupuestos aprobados cada año por el Gobierno de turno para que el AVE llegue a todos los rincones de España, los proyectos avanzan lentamente por lo que Adif no llega a ejecutar ni la mitad de la inversión prevista.

Según los últimos datos publicados, el gestor ferroviario ha invertido 1.342 millones de euros en 2018 en construir y mantener la red de alta velocidad, un 49,5% de los 2.712 millones de euros contemplados en el presupuesto que finalmente se aprobó en junio de 2018, tras el cambio de Gobierno.

La cifra de ejecución es similar a la registrada un año antes, cuando el Ministerio de Fomento, dirigido por Íñigo de la Serna, se vio obligado a rescindir varios contratos adjudicados en Extremadura a empresas como Isolux por los sobrecostes y los problemas en los proyectos. El AVE a Murcia y a Asturias también ha sufrido muchos retrasos e imprevistos que han obligado a renegociar y relicitar contratos. Así, según los datos publicados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) a mediados del año pasado, en 2017 se invirtieron 1.346 millones de euros en el AVE, el 57,8% de los 2.329 millones previstos.

Ante los bajos ritmos de gasto, fuentes de Adif explican que los datos de la IGAE no reflejan todo invertido por el gestor en la red ferroviaria de alta velocidad si no tan sólo lo ejecutado, es decir, el gasto o la deuda reconocida por la empresa pública cuando cada tramo o paso de la obra ha concluido. En este punto, Adif equipara la contratación a la inversión realizada, un tipo de contabilidad con la que no está de acuerdo el sector, que apunta a que no es lo mismo contratar la obra que ejecutarla y recuerdan que este mismo año 2018, la firma ha rescindido contratos adjudicados y firmados por lo que no se puede considerar inversión realizada.

A su vez, el gestor tampoco licitó el año pasado todo lo previsto. Según publica el diario Hoy de Badajoz, Fomento cerró 2018 con 390 millones de euros pendientes de invertir en la línea de alta velocidad de Extremadura. La mayor parte corresponde a los cinco tramos pendientes entre Navalmoral de la Mata y Plasencia, que sumaban 367 millones y que se esperaban sacar a concurso en el segundo semestre.

En este sentido, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha criticado en más de una ocasión el bajo ritmo de inversiones y licitaciones llevado a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy pese a anunciar un aumento del gasto en alta velocidad del 16,4% en 2018 con respecto a 2017. En este punto, cuando tomó los mandos del Ministerio a mediados del año pasado se comprometió a acelerar la licitación y la inversión. Lo primero lo ha hecho pero lo segundo se ha quedado a medio camino, puesto que la inversión prevista a falta del cierre definitivo del ejercicio es un tanto menos que la realizada un año antes.

Así, mientras en el acumulado enero-abril, Fomento licitó contratos ferroviarios por 507 millones de euros, sólo en el segundo semestre del año Adif Alta Velocidad licitó proyectos por unos 2.513 millones de euros, de los que 757 millones (el 30%) corresponden a seis tramos de la conexión Murcia-Almería, que lleva años parada y que el Gobierno prevé que esté concluida en 2023.

De cara a 2019, el Ministerio que dirige José Luis Ábalos busca impulsar la inversión en la red ferroviaria, tanto la convencional como la de alta velocidad. Así, ha reactivado la licitación y adjudicación de contratos en Extremadura y en Galicia, donde el gestor que preside Isabel Pardo de Vera ha aprobado la adjudicación de contratos por 118,6 millones a Elecnor, Indra y Alstom con el objetivo de culminar la conexión de alta velocidad.

Pese a que de los 12.354 millones de euros que se han presupuestado para el AVE entre 2015 y 2018, solo se hayan ejecutado 5.512 millones, Fomento ha decidido recortar un 2% la inversión real destinada a la alta velocidad hasta los 2.660 millones para triplicar los fondos de la Red Convencional hasta los 2.244 millones de euros. Lo cierto es que, pese a que año a año se ha ido aumentando el presupuesto para este tipo de línea, la ejecución nunca ha llegado a los 400 millones, lo que implica que en 2015 fue el 95 por ciento de los 373 millones presupuestados mientras que en 2018 fue el 46 por ciento de los 863 millones previstos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0