Empresas y finanzas

Bankia ya está disponible en Alexa, el asistente virtual de Amazon

Foto: Archivo

Bankia ya tiene disponible el asistente virtual de Amazon, Alexa, por lo que clientes y no clientes de la entidad pueden recibir información sobre los productos y servicios que ofrece el banco.

Según ha informado en un comunicado, la incorporación de Alexa supone una apuesta más de Bankia por las nuevas tecnologías y proporciona una nueva manera de relacionarse con el banco, así como de ofrecer servicios de valor añadido a clientes y usuarios.

Este nuevo asistente virtual por voz facilita información comercial sobre los préstamos al consumo, hipotecas, cuentas o tarjetas de Bankia, entre otros productos, y permite localizar las oficinas y los cajeros de la entidad, entre otras funcionalidades.

Para poder utilizar este asistente, el usuario tiene que buscar Bankia en la app de Amazon Alexa del dispositivo, seleccionar el 'skill' de Bankia y activarlo. Esta operativa también puede activarse con una orden por voz al decir "Alexa, activa Bankia".

"Quiero información de una hipoteca a tipo fijo", "necesito un préstamo para hacer una reforma en casa", "necesito una cuenta para canales digitales" o "quiero una tarjeta de crédito" son algunos ejemplos de qué preguntar a Alexa para recibir información detallada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.