Empresas y finanzas

Ángel Velasco: "Hay que desestacionalizar las ventas de turrón más allá de la Navidad"

  • "En cualquier época se puede degustar uno de pipas de calabaza"
Ángel Velasco. Foto: Luis Moreno

Ángel Velasco habla con pasión de la empresa familiar, que dirige junto a su padre, del mismo nombre, y que con 70 años sigue al pie de la gestión diaria de la producción en Agramunt. La compañía, cuya historia se remonta a 1775, es la primera marca de turrón de España, según la empresa de estudios de mercado IRI, y ha logrado desestacionalizar las ventas más allá de la Navidad gracias a la apertura de tiendas propias -le entrevistamos en su local frente a la Sagrada Familia de Barcelona- y a combinar las recetas tradicionales con las innovadoras, muchas en alianza con el chef Albert Adrià, que convierten al turrón en un postre para cualquier época del año. Porque no hace falta que sea Navidad para degustar un turrón de pipas de calabaza, de miel y limón, de vino o de chocolate con churros.

¿Cuál es el secreto de su éxito?

Tenemos la línea tradicional de venta de turrones en temporada en los supermercados, y hace seis años iniciamos la venta en tiendas propias. Ahora tenemos 44 tiendas, que representan un porcentaje importante en nuestra facturación y, lo más importante, nos han permitido desestacionalizar la temporada del turrón. El inconveniente de una empresa de este tipo es que tienes un pico de ventas de septiembre a diciembre, pero de enero a abril estás a cero. Romper esa estacionalidad es muy importante para la compañía, para el crecimiento y para los nuevos proyectos que se pueden hacer.

¿Qué peso tiene cada negocio?

Las tiendas se han convertido en un pilar clave, aunque la mayoría de las ventas siguen procediendo de la gran distribución.

¿Dónde están las tiendas Vicens?

Principalmente en Cataluña, y también tenemos en Madrid, Baleares y País Vasco, tres en Francia (Toulouse, Perpignan y París) y tres en Emiratos Árabes.

¿Por qué Emiratos Árabes?

El turrón es un postre árabe y demandan mucho producto europeo. A través de la participación en ferias, surgió la oportunidad de montar tiendas allí con un socio local, que allí es obligado.

¿Qué previsiones de crecimiento tienen?

Queremos mantener un equilibrio entre tiendas y gran distribución, pero respecto a las tiendas, nuestra prioridad es continuar creciendo en España, y en un par de años tener tienda propia en Estados Unidos, aunque ya vendemos allí. Pensamos en Nueva York o Miami, seguramente Nueva York, para empezar a montar una red de tiendas en Estados Unidos. Ya somos la primera marca de turrones en facturación a nivel nacional -como marca única, no sumando varias marcas de un mismo grupo- por la fuerza que tenemos en Cataluña, y queremos seguir creciendo en el resto de España, con previsión de tiendas propias en Sevilla, Granada y Málaga en 2019, porque son destinos turísticos y vivimos mucho del turista.

¿Cuál es su facturación?

El año pasado fueron 40 millones, y este año prevemos unos 45 millones. Llevamos un crecimiento del 20% durante todo el año. Fuera de Catalunya estamos creciendo al 40-50%, sobre bases pequeñas, y en Catalunya estamos creciendo a ritmos del 8 y 10% sobre bases importantes.

¿Qué porcentaje son exportaciones?

Sobre el 15%. Creciendo al ritmo que lo estamos haciendo en España, mantener el 20% de crecimiento en exportación para seguir con el mismo peso internacional ya está bien. Este equilibrio funciona bien para la compañía, para la estacionalidad y para todo.

¿Cuáles son sus planes de futuro?

Turrons Vicens tiene tres frentes abiertos para los próximos años. Hace cinco años compramos Xocolates Jolonch y queremos covertirla, igual que hemos hecho con Vicens en los turrones, en una empresa referente en el mundo del chocolate. También queremos continuar el crecimiento de Torrons Vicens, y hace tres años creamos la empresa Ametlles Vicens, destinada a plantar almendros para tener nuestra propia almendra e incentivar a los agricultores de nuestra zona, del canal Segarra Garrigues, a plantar almendros en regadío. No sería para vender a terceros, sino para suministrar al grupo y asegurar la calidad y producto de proximidad, teniendo en cuenta que la almendra es el 60-70% de nuestra materia prima. Una de las cosas que nos aseguramos con estas almendras de nueva generación es tener un cero% de almendras amargas, que es un problema para el turrón.

También tienen la línea Vicens Sport de barritas para deportistas...

Sí, la creamos en 2017 porque muchos deportistas, incluso profesionales, ya compraban nuestros turrones para comerlos en sus entrenamientos, y decidimos estudiar junto a nutricionistas unos ingredientes y formato adecuados para reponer fuerzas en la actividad deportiva. Así surgieron unas barritas de turrón de 35 gramos y elaboradas con ingredientes ecológicos para que sea una ingesta saludable de productos naturales, porque es almendra, miel y azúcar. También nos ayuda a desestacionalizar las ventas porque son para consumir todo el año.

¿Cómo llevan el relevo generacional en la empresa?

Aún no lo hemos hecho: mi padre continúa al cien por cien, y estamos muy coordinados. Nunca hemos tenido problemas, vamos de la mano.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin