Empresas y finanzas

El compromiso de McDonald's España con el medio ambiente

  • Entre los esfuerzos de la compañía para minimizar el impacto medioambiental, destaca la instalación de puntos de recogida selectiva en sus restaurantes, que permiten a los clientes separar los residuos de manera adecuada
  • Más del 80% de los restaurantes McDonald's en España utilizan energía de origen renovable
McDonald's España aplica medidas de eficiencia energética desde 2007. Imagen: eE

Desde su llegada a España hace más de 35 años, McDonald's mantiene un firme compromiso con la preservación del entorno medioambiental donde realiza su actividad. Un compromiso que se plasma en tres líneas principales de actuación: el diseño ecológico de los restaurantes, un consumo eficiente de los recursos naturales y una correcta gestión de los residuos.

En el centro de toda la estrategia están los restaurantes. El equipo corporativo de medio ambiente y el European Restaurant Development & Design Studio han plasmado en la Guía de remodelación de los restaurantes verdes el manual que clasifica las diferentes normas de eficiencia energética y de ahorro en el consumo de recursos. Una actuación que la compañía comenzó a aplicar en 2007 a sus restaurantes en España con la implantación de medidas enfocadas a la mejora de su eficiencia energética. Procesos como la sustitución de equipos de incandescencia y halógenos por iluminación LED, o la instalación de alarmas que avisan de puertas cerradas inadecuadamente.

Éstas, junto a otras medidas, han conseguido que en los últimos años, como señala la directora de Compras, Calidad y Medio Ambiente de McDonald's España, Natalia Mota, "se haya reducido significativamente el consumo promedio de electricidad y de agua en los restaurantes". McDonald's se ha centrado en reducir el consumo de energía y agua para aumentar la eficiencia energética, ahorrar costes y reducir el impacto medioambiental tanto en sus restaurantes como en sus oficinas corporativas. Desde 2009 la compañía monitoriza el consumo eléctrico de sus locales en España –hoy son más de 500 los restaurantes que McDonald's tiene en nuestro país–, mediante la instalación de equipos autómatas programables, capaces de encender y apagar todos los equipos instalados.

"Tienen una formación general en buenas prácticas de gestión energética, así como en la aplicación de herramientas que permiten optimizar el consumo"

Todas estas medidas se complementan con la formación en buenas prácticas de gestión energética que reciben los empleados de la compañía. "Tienen una formación general en buenas prácticas de gestión energética, así como en la aplicación de herramientas que permiten optimizar el consumo, tales como calendarios de encendido y apagado de la maquinaria. También se forman en la programación y manejo de equipos automáticos de monitorización del consumo eléctrico", explica Mota.

El equipamiento de los restaurantes juega un papel fundamental. Los proveedores de los equipos de cocina investigan de manera continua en el desarrollo de máquinas de mayor capacidad y menor consumo eléctrico. En los últimos años los restaurantes de McDonald's en España se han dotado de freidoras LOV (Low Oil Volume) que requieren de un 40% menos de aceite y consumen un 4% menos de electricidad, tostadores que reducen el consumo eléctrico un 28%, planchas inteligentes que ahorran entre un 10 y un 25%, lavavajillas que proporcionan un ahorro del 10%, máquinas de hielo que reducen el consumo de energía en un 6% y el de agua en un 3%, o equipos de bebidas HD Tower que reducen el consumo de energía un 30%.

En cuanto al consumo responsable de agua, McDonald's ha implementado diversas medidas en sus restaurantes, como la instalación de inodoros que requieren de una menor cantidad de líquido para su limpieza, grifos de apagado automático, reductores del flujo del agua en los lavamanos o cisternas de doble descarga.

A todas estas acciones hay que añadir que más del 80% de los restaurantes de McDonald's en España utilizan energía renovable, y a ellos se unen las oficinas corporativas y las Casas de la Fundación Infantil Ronald McDonald.

Gestión de los residuos

Minimizar el impacto ambiental de los residuos generados en los restaurantes es otra de las actuaciones principales de McDonald's en su lucha contra el cambio climático. La compañía trabaja en la optimización de los envases no solo con el fin de reducir la producción de residuos, sino también para elegir las mejores opciones de recuperación al final de su vida útil. Desde el año 2000, los restaurantes de McDonald's separan los residuos generados en las cocinas y desde el 2012 cuentan con papeleras de recogida selectiva en los salones, lo que permite a los clientes separar los residuos como lo harían en sus domicilios. Estos puntos de reciclaje, como señala Natalia Mota, "constan de tres compartimentos para depositar en cada uno de ellos los residuos de papel y cartón, envases y residuos orgánicos".

Todas estas medidas se complementan con la adhesión de McDonald's España a Ecoembes, la organización que coordina el reciclaje de los envases domésticos. De esta manera, la empresa garantiza la recogida selectiva de todo el cartón, plástico y aluminio que se produce en sus cocinas, entregándolo a la gestión municipal de las respectivas poblaciones donde se localizan. Además, la compañía forma parte de las fundaciones Ecotic y Ecopilas para la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y las pilas puestas en el mercado a través de los juguetes del Happy Meal, para que sean convenientemente reciclados.

También se recicla el aceite. Los restaurantes generan aceite usado que, según política de la compañía, se destina a la producción de biodiésel como método de valorización. El aceite usado es retirado de los locales por gestores autorizados, quienes lo reciclan produciendo biodiésel.

A todas estas acciones hay que sumar el compromiso de la marca por un embalaje sostenible. El 100 por cien de los envases que utiliza McDonald's provendrán de fuentes renovables, recicladas o certificadas en el 2025. Además, ese mismo año todos los restaurantes de la compañía –más de 37.000 en más de 100 países– ofrecerán la posibilidad de reciclar los envases. Un objetivo en el que la red de McDonald's en nuestro país lleva ventaja, ya que en 2020, la totalidad de sus restaurantes dispondrán de puntos de reciclaje.

Compromiso con el futuro

A principios del año 2018, McDonald´s anunció importantes compromisos con el cambio climático a nivel global, a través de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Para lograrlo, la compañía colaborará con sus proveedores y franquiciados para reducir en un 36% las emisiones actuales de CO2 en sus restaurantes y oficinas para 2030, tomando como base los niveles de 2015. Además, a través de la colaboración con sus proveedores, McDonald´s también se ha comprometido a reducir un 31% la intensidad de las emisiones en toda su cadena de suministro para 2030, tomando como base los niveles de 2015.

Gracias a estas acciones, la compañía prevé reducir la emisión de 150 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero a la atmósfera para 2030. Esta previsión equivale a eliminar 32 millones de coches de las carreteras durante un año o plantar 3.800 millones de árboles y cultivarlos durante 10 años.

Para lograr estos objetivos, McDonald's trabaja con toda su cadena de suministro, promoviendo prácticas de agricultura y ganadería sostenibles, así como en sus oficinas y restaurantes, impulsando la innovación e implementando mejoras. Asimismo, como parte de este compromiso, McDonald's España se ha adherido a la comunidad #PorElClima que busca contribuir a la consecución del Acuerdo de París.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin