Empresas y finanzas

Elon Musk estrena mañana el primer túnel para coches sin conductor

  • Permite desplazar a los vehículos a más de 200 km/h sobre raíles eléctricos

Mañana puede ser un gran día para la historia del transporte de personas. La empresa Boring Company, propiedad del magnate Elon Musk, tiene todo preparado para inaugurar el 18 de diciembre el primer túnel por donde circularán los denominados Loops.

Se trata de una especie de plataforma o patinete eléctrico que permite el traslado -a velocidades de entre 200 y 320 kilómetros por hora- de cualquier automóvil con la ayuda de carriles eléctricos, sin que intervenga en su operativa los conductores de los vehículos. El primer tramo de la megaconstrucción subterránea unirá la sede de la compañía Spacex (Space Exploration Technologies) con el barrio Hawthorne, en las afueras de California. El trayecto apenas cubre una distancia de dos millas, bajo la calle 120, próxima a Crenshaw Boulevard, ya que el objetivo consiste en adquirir experiencia con vistas a otros desarrollos.

El acceso al túnel se realiza a través de una especie de ascensor para coches, denominado Loop Lift, que conectarán los garajes de los domicilios con la infraestructura subterránea. Según explican fuentes de la compañía estadounidense, "el propósito consiste en demostrar que un ascensor puede construirse en espacios muy pequeños y dentro de edificios existentes, ya sean casas, edificios de oficinas o aparcamientos comerciales. Con vistas al futuro, se podría habilitar un ascensor en el sótano de cada edificio de oficinas para facilitar los desplazamientos".

A grandes rasgos, el vehículo solo tiene que subirse en la pequeña plataforma desde la superficie y dejarse llevar por el sistema. Primero desciende varios metros hasta situarse en un raíl eléctrico por el que se deslizará a gran velocidad hasta el punto del destino. En ese punto, vuelve a ascender la plataforma con el automóvil por medio de otro ascensor hasta la superficie, una vez eludida las zonas de congestión de tráfico.

Planta cara a la incertidumbre inicial

Tras las incertidumbres judiciales que afectaban al proyecto, el fundador de Tesla, SpaceX, Hyperloop y Solar City, despejó este fin de semana todas las dudas al publicar por Twitter un mensaje en el que aparecía un túnel con la luz al frente y la fecha 18 de diciembre.

De esa forma, el gurú tecnológico sudafricano indicaba que su Boring Company ya estaba preparada para poner en funcionamiento su primer túnel bajo el suelo de Los Ángeles. Los invitados y curiosos en probar el sistema de patinetes eléctricos deslizantes sobre un raíl a través de propios vehículos o con unos microbuses especiales, estos con capacidad entre 8 y 16 pasajeros.

En la víspera, Musk ha anunciado a través de Twitter que ofrecería viajes gratis por este sistema para convencer al público sobre las bondades de un sistema de transporte que, posteriormente, podría extenderse bajo el área metropolitana de Los Ángeles. Antes de ese paso, el mismo sistema unirá el estadio Dodger con las tres principales estaciones de metro de la capital angelina.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin