Empresas y finanzas

Huawei reitera que su directora financiera detenida "cumple con todas las leyes y regulaciones"

  • La hija del fundador fue detenida en el aeropuerto de Vancouver (Canadá)
En la imagen, Sabrina Meng Wanzhou. Foto: Reuters.

El gigante tecnológico Huawei ha salido al paso de la oleada de rumores y especulaciones que rodean la reciente detención de Sabrina Meng Wanzhou, responsable financiera del grupo chino e hija del director y fundador del segundo mayor fabricante de smartphones del mundo. Según informa por medio de un breve comunicado, Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países en los que opera, incluidas las leyes y regulaciones que aplican sobre el control y sanción de las exportaciones de las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea.

La empresa recalca que la detención "provisional" de la directiva, realizada el pasado 1 de diciembre en el aeropuerto de Vancouver (Canadá), se debe a "cargos que no han sido especificados". Acto seguido, indica que la "compañía ha recibido muy poca información en relación a los cargos y no tiene conocimiento de ninguna infracción por parte de la señora Meng". Asimismo, Huawei muestra su confianza "en que los sistemas legales de Canadá y Estados Unidos finalmente lleguen a una conclusión justa".

Según indicó un portavoz del Departamento de Justicia de Canadá, Meng fue detenida por una presunta violación de las sanciones de Estados Unidos sobre Irán. El alcance político de esta detención es extraordinario ya que el Gobierno chino ha exigido a la Administración Bush que libere de inmediato a su ciudadana, hija de Ren Zhengfei, una de las personalidades empresariales más influyentes del país asiático. Estas tensiones entre las dos potencias podrían echar por tierra el reciente acuerdo bilateral sobre la negociación del intercambio de aranceles entre China y Estados Unidos.

La embajada de China en Canadá reaccionó de inmediato nada más tener constancia de la detención, según dejó muestra a través de un comunicado: "La Policía de Canadá, siguiendo la petición de Estados Unidos, ha detenido a una ciudadana china que no ha violado ni la ley estadounidense ni la canadiense". En el mismo documento, la diplomacia China indicaba que ya se había "dirigido a Canadá y Estados Unidos para pedir que corrijan inmediatamente su mala conducta y pongan en libertad a Meng Wanzhou".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado