Empresas y finanzas

El sector de la cosmética española comienza a brillar en China

  • La exportación cosmética a China ha crecido un 267% en un año
Imagen: Dreamstime.

La dermocosmética española ha llegado a China para quedarse y ya son varias las marcas que comienzan a destacar en el competitivo mercado del gigante asiático y a cosechar éxitos de ventas, como el conseguido en el último Día del Soltero por firmas como MartiDerm o Sesderma.

"El crecimiento del sector de la cosmética en China es bastante espectacular. Del 2016 al 2017 las exportaciones de cosmética de España a China crecieron un 265% y la categoría que más creció fue la de cosmecéutica", cuenta Esther Faig, analista de Bienes de Consumo de la oficina del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) en Shanghái.

El pasado domingo 11, fiesta del consumo, millones de chinos volvieron a enloquecer con las compras y en 24 horas se alcanzó un nuevo récord de ventas a través de internet, 213.550 millones de yuanes (30.779 millones de dólares, 27.170 millones de euros).

Ascenso meteórico de una empresa de Cervelló

Con 8 millones de euros (7 millones de dólares) vendidos en un día, MartiDerm ha entrado  en las clasificaciones elaboradas por Alibaba y se ha convertido en la octava marca del mundo más vendida en Tmall Global, portal de venta dedicado a productos importados. Si dentro de ese listado se observan las categorías de los productos, dentro de los cosméticos la firma fue la marca importada más vendida del mundo.

La empresa, originaria de Cervelló (Barcelona), ha logrado vender en un solo día 6 millones de ampollas, su producto estrella, un millón más que en su primer Día del Soltero del año pasado.

"El consumidor chino busca productos importados de muy alta calidad, es un consumidor exigente que busca resultados y la clave del éxito estuvo en tener un producto que cumplía esas expectativas y que además les ofrecía resultados visibles", ha explicado  la consejera delegada de MartiDerm, Montse Martí.

Conquista vertiginosa del mercado chino

Con un dominio todavía de los clásicos fabricantes de cosméticos -Francia, Corea del Sur y Japón-, la cuota de mercado de las marcas españolas de cosmética en China aún es muy pequeña, aunque están creciendo a un ritmo vertiginoso en comparación con el 5,5 % de lo que crece el sector de la cosmética en general.

"Las generaciones más jóvenes quieren algo más fresco y nuevo", apunta la analista del ICEX, quien explica que con la cada vez mayor apertura de China "la generación de los noventa quiere un producto muy distinto" y más similar a lo que se consume en Europa o Estados Unidos.Así, añadió, "al tener la oportunidad de viajar han visto que los europeos o españoles no consumimos productos excesivamente caros, como quizás era la oferta que antes había mayoritariamente en China, sino que el producto es muy bueno pero también su precio".

MartiDerm llegó a China en septiembre de 2016, gracias a la plataforma Tmall Global para el comercio electrónico transfronterizo, que permite a las empresas vender sus productos en China sin estar establecidos en el país y, por tanto, sin pasar el complejo y dilatado proceso de certificación sanitaria.

Con el comercio electrónico, llegar a China ya no está reservado únicamente para los gigantes empresariales sino que es "una oportunidad" para las pymes, algo que "no existía con el comercio tradicional", apunta Faig. Aún así, añadió "tampoco es tan sencillo" entrar en él ya que "el coste en 'marketing' y comunicación y de estar en las plataformas de venta es muy elevado" pero al mismo tiempo "dentro de estas plataformas estás expuesto a muchos millones de consumidores".

En el caso de MartiDerm, China ha supuesto una revolución para la marca y, aunque "la esencia sigue intacta", asegura Martí, han tenido que adaptarse al nuevo mercado y están desarrollando "productos específicos para el mercado asiático". Para el '11.11', contó, se preparan en términos logísticos "con meses de antelación mandando producto a China para poder dar respuesta a la alta demanda".

Los otros éxitos españoles en China

MartiDerm no ha sido la única firma que ha tenido éxito en este día de compras pues otras firmas como Isdin, Singuladerm o Sesderma también tuvieron bastantes buenos resultados ese día: la valenciana Sesderma logró multiplicar sus ventas y alcanzar los 5,4 millones de euros (6,2 millones de dólares).

"España es un mercado referente en la producción de cosmecéuticos, cosmética con alta concentración de principios activos. Los chinos son consumidores ávidos de nuevas marcas que ofrezcan resultados y entienden que en nuestro país estamos especializados en este tipo de cosmética de resultados", explicó Martí, quien reveló que MartiDerm tiene previsto dar un paso más en China y lanzarse próximamente a la conquista de los comercios físicos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Anda
A Favor
En Contra

Justo en Alibaba jajaja

Puntuación -2
#1