Empresas y finanzas

MK Premium se anticipa al cambio de ciclo y apuesta por reforzar el negocio patrimonial

  • Objetivo: posicionar el 50% de su cartera con activos en propiedad

La amenaza de un cambio de ciclo está suponiendo ya cambios de estrategia en algunas de las empresas del sector, que pretenden anticiparse y reforzar su estructura de cara a una posible desaceleración del mercado inmobiliario. Este es el caso de la firma catalana MK Premium, que ha iniciado un cambio de estrategía empresarial que concluirá en junio de 2019, atendiendo a las necesidades del mercado inmobiliario.

En este sentido, la patrimonial liderada por Daniel Leiva regresa a sus orígenes, ante el posible cambio de ciclo que puede experimentar el sector en los próximos dos años.

"Nos encontramos ante un ciclo alcista, marcado por la recuperación económica, aunque ya se vislumbra un cierto estancamiento en el mercado inmobiliario en un período no superior a tres años", explica el directivo. "Los precios de la vivienda y del alquiler han experimentado un incremento notable, y es hora de apostar por gestionar nuestro patrimonio, para estar preparados ante la próxima fase inmobiliaria, cuando los márgenes de beneficio en operaciones de compraventa sean menores", advierte Leiva.

MK Premium cuenta en la actualidad con un volumen de negocio del 20 por ciento en activos en patrimonio, ya que las directrices del mercado han permitido a la compañía completar importantes operaciones de compraventa. Sin embargo, el objetivo fijado por el primer ejecutivo del family office es fijar el 50 por ciento de su cartera en calidad de patrimonio en los próximos meses.

Actividad inversora

Para ello, la firma se ha fijado importantes objetivos para este ejercicio que "será un año clave", apuntan, ya que tras la apertura a finales del pasado año de la oficina de Madrid y la entrada en febrero en el mercado portugués, prevé cerrar 2018 con un incremento del 15 por ciento en inversión inmobiliaria. Asimismo, también espera adquirir más de 80 activos, entre las cuatro sedes de la compañía, al cierre del presente ejercicio.

En las últimas semanas la firma ha cerrado varias operaciones en Portugal, donde en apenas seis meses suma ya cinco edificios. Asimismo, sigue muy activa en nuestro país, donde ha cerrado una triple operación en Madrid y Barcelona, por valor total de compra de más de 2 millones de euros. Se trata de tres edificios residenciales, ubicados en zonas prime, que la compañía pretende rehabilitar, para dar respuesta, así, a la falta de stock.

Entre los inmuebles adquiridos destaca el edificio madrileño de la calle Cedros 71, situado a tan solo 850 metros de la Plaza Castilla. Esta finca residencial de 494 metros cuadrados está sin uso, pese a que se encuentra en buen estado de conservación y cuenta con seis viviendas y dos locales comerciales. La firma espera obtener una rentabilidad anual superior al 6 por ciento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0