Empresas y finanzas

La financiera de Evo Banco entra en pérdidas en pleno proceso de venta

  • La firma, con una cartera crediticia de 725 millones, perdió 6,3 millones en 2017

Evo Finance, compañía de crédito al consumo del grupo Evo en España, entra en pérdidas en pleno proceso de venta. La firma cerró el ejercicio pasado con unos números rojos de 6,32 millones de euros frente a las ganancias obtenidas un año antes de 8,26 millones de euros.

El negocio de préstamos al consumo es una de las dos grandes patas del grupo, que se divide en Evo Banco y Evo Finance. La actividad financiera, a su par, se divide en dos áreas de negocio, España, donde tiene una cartera crediticia de 725 millones de euros e Irlanda (a través de AvantCard Ireland) con otros 301 millones de euros. En total, el negocio de los préstamos al consumo supone para el grupo un crédito en balance de 1.026 millones de euros.

Cabe destacar además que este área de financiación reporta más clientes al grupo que la actividad bancaria. Concretamente, Evo Finance tenía 557.559 clientes a cierre del año pasado, frente a los 477.321 con los que contaba Evo Banco.

Los número rojos de la financiera llegan en un momento en el que el dueño del grupo Evo, el fondo de inversión norteamericano Apollo, negocia su venta. El vehículo estadounidense realizó este invierno el primer tanteo del mercado para buscar posible comprador del banco. De hecho, el fondo llegó a mantener conversaciones en exclusiva con la entidad financiera francesa Crédit Mutuel que, finalmente, no cuajaron.

Apollo compró Evo a NovaCaixaGalicia (NCG) por 60 millones de euros en 2014. La compañía norteamericana busca desprenderse de la entidad a partir del próximo mes de enero, fecha en la que culmina el periodo de exigencia para mantenerse en el capital.

Bankinter reconoció a principios de este verano a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que estaba interesado en adquirir Evo, aunque tan sólo una parte del negocio. Así, el banco no estaría interesado con hacerse con el negocio de crédito al consumo, según adelantó Vozpópuli. Desde la entidad que encabeza María Dolores Dancausa mantienen el hermetismo respecto a la operación y aseguran que aún no hay ninguna decisión cerrada.

Recortes

A pesar de las pérdidas de la financiera de Evo a cierre de 2017, la compañía obtuvo un margen de intereses de 56,01 millones de euros, un 38,7% más que en 2016 y un margen bruto de 65,09 millones, también un 7,7% superior al de un año antes. No obstante, los gastos de explotación ascendieron un 6,8% hasta los 38,04 millones de euros. Respecto a las comisiones, la compañía de crédito al consumo ingresó 10,1 millones, un 13,4% más que el ejercicio anterior.

El grupo Evo, que incluye al banco y a la financiera, ganó el año pasado 23,8 millones de euros, casi idéntica cifra del ejercicio anterior, en el que obtuvo un beneficio de 24,05 millones. La compañía anunció el pasado mes de octubre el plan de recortes más agresivo en el banco realizado hasta la fecha bajo el argumento de digitalizar la entidad. El banco recortó un 60% la plantilla a principios de este año, al pasar de 450 empleados a 180 y redujo el número de sucursales a la mínima expresión, al pasar de 44 a tan sólo 5.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin