Empresas y finanzas

E.on reduce el beneficio neto un 30% en el primer semestre del año

La compañía alemana de suministro energético E.on redujo en el primer semestre el beneficio neto atribuido un 30%, hasta 2.704 millones de euros, en comparación con igual periodo de 2017, cuando tuvo ingresos extraordinarios por la devolución del impuesto sobre la energía atómica.

E.on informó hoy de que la facturación se redujo entre enero y junio un 13%, hasta 17.043 millones de euros, tras la aplicación de las nuevas normas de información contable IFRS 15, que redujo las ventas en 2.700 millones de euros.

Las ventas disminuyeron sobre todo en las redes de distribución de electricidad y gas (-30%, hasta 6.100 millones de euros), por el efecto de las nuevas normas de información contable en Alemania y la República Checa.

E.on redujo en el primer semestre el endeudamiento neto un 18%, hasta 15.900 millones de euros, por los ingresos tras la venta de su participación en Uniper y la red de gas en Hamburgo. El beneficio operativo también bajó en el primer semestre un 19,5%, hasta 3.309 millones de euros.

Otros segmentos como el de energía renovable incrementó las ventas en el primer semestre un 4% (741 millones de euros) y el suministro de electricidad, gas y calefacción las subió un 2% (11.479 millones de euros).

Las ventas en las actividades no estratégicas bajaron un 33% (601 millones de euros), debido a la caída de los precios y la ausencia de extraordinarios en PreussenElektra, que gestiona las estaciones nucleares en Alemania. Las actividades no estratégicas también comprenden el negocio de generación en Turquía.

Satisfecho de los resultados por la "fiera competencia"

El director financiero de E.on, Marc Spieker, confirmó los pronósticos para el 2018 de un beneficio neto antes de extraordinarios entre 1.300 y 1.500 millones de euros.

Spieker se mostró satisfecho con el resultado de las actividades principales, que son las redes de distribución de energía, el suministro de energía y las renovables, y destacó la "fiera competencia" especialmente en el suministro de energía.

Recientemente E.on ha completado la adquisición de Innogy, que era la división de renovables y redes de RWE, y en la que tiene una participación del 86,2%. Spieker dijo que ahora hay muchas opciones para cerrar la integración de Innogy.

Después de que E.on se haga con la totalidad de Innogy, E.on y RWE se repartirán los negocios. E.on se va a concentrar en los negocios de redes y distribución de Innogy y RWE en la producción de electricidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado