Empresas y finanzas

Fórum y Afinsa, dos casos de complejidad que apuntan al Estado

  • Condena de más de 12 años de cárcel para el expresidente de Fórum
  • Los críticos apuntan a que el juez obvió la responsabilidad del Estado

Con la condena a más de 12 años de cárcel impuesta al expresidente de Fórum Filatélico Francisco Briones, el "paradigma de las estafas piramidales" continúa la senda de su homóloga Afinsa, dos historias de "complejidad y perfección" delictiva cuya responsabilidad salpica al Estado.

Aunque hay quien mantiene la disparidad entre ambos casos, fuentes de las acusaciones consultadas por Efe coinciden al reprochar que la vía penal haya obviado el funcionamiento "anormal" de la Administración Pública y unas demoras que han atenuado los castigos en dichos procedimientos.

Desde que en mayo de 2006 la intervención judicial de las compañías desvelara un agujero patrimonial superior a los 5.000 millones de euros, se han sucedido las similitudes, empezando por la larga instrucción, los cargos achacados a los acusados, la magnitud de las condenas y su desenlace en el antiguo Convento de las Salesas Reales, hoy sede del Tribunal Supremo.

A él está previsto que acudan en los próximos días no sólo las defensas sino también acusaciones que, descontentas con el fallo de la Audiencia Nacional, solicitarán que se aumente la pena a Briones, como apuntan desde la asociación Adicae, partidaria de pedir la responsabilidad del Estado de no aplicarse una solución política.

Dos años, dos sentencias

En sus respectivas sentencias, dictadas justo con dos años de diferencia, la sección primera de la sala de lo Penal considera probada la existencia de sendos negocios inviables y ficticios basados en una sobreestimación constante de sellos "sin valor" a los que los clientes acudían por los atractivos intereses, muy superiores a los ofrecidos por las entidades de la época.

Unos hechos por los que se dictaron penas de más de doce años de cárcel, rebajadas en casación hasta los ocho, y 2.574 millones de euros de responsabilidad civil para la antigua cúpula de Afinsa -su presidente Juan Antonio Cano, el fundador de grupo, Albertino de Figueiredo, y su hijo Carlos- que ya cumplen condena en la madrileña cárcel de Soto del Real como autores materiales de la estafa que afectó a 190.222 ahorradores.

Números similares, aunque con ligeros matices, a los de Fórum, cuyo relato personaliza el delito en Briones, castigado a doce años, cuatro meses y 16 días de prisión, multa de casi 50 millones de euros y el deber de resarcir, junto con el asesor jurídico Juan Ramón González, a 190.022 clientes con más de 3.700 millones.

A diferencia de Cano, se le considera también culpable de blanquear los fondos defraudados a través de una sociedad propiedad de su mujer e hijos y de préstamos bancarios, ocultados después "en una cuenta opaca y en una caja de seguridad", con la ayuda del "huido" Carlos Llorca.

Otra peculiaridad es la exoneración de los integrantes del consejo de administración -Miguel Ángel Hijón, Francisco José López Gilarte, Agustín Fernández y Juan Maciá-, al no haberse demostrado que intervinieran en la toma de decisiones, a pesar de la petición de 11 años y un día de la Fiscalía Anticorrupción, aún pendiente si interpone recurso ante el Supremo.

Para el portavoz de la Asociación Perjudicados Fórum Madrid, José Javier López de Castro, la imagen de equidad vigente en la opinión pública y alegada por el Ministerio Público en estas causas es "imposible" al tratarse de "dos empresas diferentes, con directivos diferentes y modelos de negocio no exactamente iguales".

En opinión de López de Castro, que también valora un posible recurso contencioso-administrativo contra el Estado, el proceso penal ha hecho "justicia contra los acusados, pero no a favor de los afectados", que a día de hoy sólo han recuperado un 10 % en Afinsa y un 20,5 % en Fórum.

"Lo que cobremos serán los restos de la desastrosa gestión de los administradores concursales", lamenta el portavoz, que desconfía del pago definitivo sin fecha anunciado por Fórum, ya que, aún uniendo las fincas y el dinero que el tribunal ordena decomisar, "es muy difícil que alcance el 5 %".

De momento, lo único cierto es la espera, tanto para ellos como para los condenados, entre ellos Briones, que tras la vistilla del pasado miércoles en la que la sala rechazó su ingreso inmediato en prisión, podrá proseguir en libertad con sus estudios en psicología hasta que el Supremo dicte una sentencia en firme.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado