Empresas y finanzas

La omnicanalidad, clave para mejorar la atención y reducir costes en sanidad

eE
Madrid

Según un informe de Minsait, la unidad de transformación digital de Indra, la adopción de modelos basados en la experiencia multicanal -la integración de todos los canales que utiliza el ciudadano para relacionarse con el sistema o las entidades de salud- es la base para crear vínculos con el paciente y ofrecer una atención más personalizada. Al mismo tiempo, se mejora la salud de la población y se optimiza el gasto en sanidad.

El estudio La salud hacia la experiencia omnicanal, que acaba de presentar, identifica los ocho vectores clave de la omnicanalidad, necesarios para cambiar el sector: accesibilidad, personalización; fluidez y ubicuidad; salud basada en valor, servicios end-to-end; smart data; inteligencia artificial, e Internet de las Cosas Médicas (IoMT).

"La hiperconexión de la población ha provocado que los ciudadanos estén más informados y quieran participar en la toma de decisiones sobre su salud, lo que hace necesario que las entidades del sector utilicen la tecnología como elemento habilitador de un nuevo modelo", explica Ángel Hortal, director de Nueva Oferta y Transformación Digital de Sanidad de Indra. Dicho modelo debe promover la integración de todo el ecosistema (centros de salud, hospitales, entidades, ciudadanos y fuentes externas) para asegurar la disponibilidad de la información en cualquier ámbito asistencial y garantizar la accesibilidad, eficiencia y calidad de los servicios prestados. "El objetivo es eliminar las barreras entre el mundo físico y el digital y definir un modelo de relación que empodere a pacientes y ciudadanos; promover la vida saludable; prevenir enfermedades, y acceder a servicios y productos de forma más ágil", afirma Hortal.

Hacia la salud basada en valor

Destaca en primer lugar la accesibilidad. Según el informe, el nuevo modelo debe optimizar la gestión de la demanda, potenciando el uso del móvil para pedir cita, por ejemplo.

Los expertos de Minsait también consideran clave la personalización de la oferta de productos y servicios a partir de las preferencias o el perfil de cada individuo y de su momento vital, reforzando la prevención y la promoción de la salud.

La nueva experiencia omnicanal tiene que ser también ágil, fluida y ubicua, y favorecer que el mundo físico y digital confluyan en una misma experiencia. Para conseguirlo, es necesario contar con sistemas interoperables, digitalizar y automatizar procesos para descongestionar las consultas y servicios de urgencias.

Otra palanca relevante es la transición hacia la "salud basada en valor", cuyo fin es promover modelos de riesgo compartido. "La idea es incluir nuevos sistemas de pago y retribuir por mantener a los pacientes lo más sanos posible", señala Ángel Hortal. Asimismo, es fundamental cubrir todos los puntos de contacto del ciudadano con el sistema de salud con nuevos servicios y modelos de atención. "Se trata de ofrecer al paciente la posibilidad de realizar la actividad completa, de principio a fin, desde el punto de contacto que esté utilizando y, en caso de que continúe desde otro sistema, éste le recuerde en qué punto de la experiencia se había quedado", explica Hortal. El informe destaca el papel crucial que juega en este ámbito la historia clínica, como punto de unión, junto a la inversión en plataformas CRM, IoT y de integración.

El estudio subraya también el papel de las tecnologías digitales, como la inteligencia artificial o el smart data. Los retos aquí pasan por evolucionar hacia fuentes de información interoperables y abiertas, desarrollar un sistema de patrones de enfermedad y de ayuda a la toma de decisiones, o promover modelos de atención personalizados y la autogestión de la enfermedad a través de explotación de datos y ludificación.

Minsait participa en el desarrollo de innovadoras soluciones en este ámbito, como los cuidados en el hogar mediante la evaluación de señales biométricas y la atención online. También está abordando proyectos que incluyen la conexión con sensores que envían alertas en tiempo real o el desarrollo de sistemas que integran datos de múltiples fuentes para mejorar la toma de decisiones. Entre sus proyectos más relevantes destacan Hogar Digital, para la Xunta de Galicia, que permite abordar un modelo de control teleasistido y proactivo a los pacientes crónicos; y Digital Doctor, un servicio de consulta virtual que DKV pone a disposición de sus clientes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin