Empresas y finanzas

Menos de un tercio de los alimentos y bebidas fabricados por la industria son saludables

Imagen: Dreamstime.

El último informe de la Fundación Acceso a la Nutrición (ATNF, en sus siglas en inglés), ha propinado un contundente tirón de orejas a la industria de la alimentación, en un momento en el que administraciones y consumidores ejercen una mayor vigilancia sobre la misma movidos por el creciente interés por hábitos alimenticios más saludables.

En esta investigación apoyada por la Fundación de Bill&Melinda Gates han sido analizados 23.013 productos comercializados en nueve países por 22 de las mayores empresas del sector en el mundo. La conclusión no dice mucho de esta industria global: menos de un tercio de estos artículos superan el estándar de "saludable", basándose en dos modelos verificados por organismos independientes que toma la ATNF como referentes.

Los nutrientes de los productos, el etiquetado y la información del fabricante, el compromiso de la marca en la lucha contra la malnutrición y la obesidad son algunos de los aspectos considerados a la hora de valorar a las firmas investigadas, que suman una facturación de 500 billones de dólares al año. Sus alimentos y bebidas se venden en 200 países y cada vez ocupan un lugar más importante en las dietas de millones de personas. La mejor puntuación en este índice la ha obtenido Nestlè, que ha logrado 6,8 puntos sobre diez, seguida de Unilever (6,7 puntos) y Danone (6,3). La holandesa Friesland Campina y Kellogg destacan como las empresas que más esfuerzos han realizado por mejorar su puntuación en el ranking, escalando cuatro posiciones desde el índice de hace dos años.

En la parte baja de la tabla, las empresas Kraft Heinz y Lactalis han recibido cero puntos, lo que significa que los productos analizados en este estudio tienen un valor nutricional muy bajo. Kraft Heinz fabrica alimentos como el queso Philadelphia, las salchichas Oscar Mayer o las conocidas salsas de mayonesa y ketchup, entre otros. Lactalis, por su parte, ha estado implicada este año en un escándalo por casos de salmonela en bebés vinculados al consumo de su leche infantil. Tanto en Francia como en España tuvieron que ser retiradas líneas enteras de producción que aparecían en las estanterías de los supermercados bajo marcas diferentes.

La tabla global de puntuaciones, de todos modos, no dice gran cosa de estas grandes compañías. Sólo nueve de ellas obtienen el 5 de aprobado, entre 22 empresas en juego. La puntuación media de toda la tabla se queda en un pobre 3,3. Eso sí, es más alta que la del último índice publicado en 2016, que esgrimía sólo 2,5 puntos de media.

"Resulta alarmante que menos de un tercio de los productos analizados hayan sido clasificados como saludables", se queja Paulus Verschuren, miembro de la Fundación Acceso a la Nutrición. Verschuren también explica la contradicción que genera el hecho de que las marcas vendan sus productos como buenos para la salud: "La diferencia entre nuestro análisis y el de las propias compañías muestra que se necesita más transparencia acerca de cómo éstas miden si sus psroductos son saludables y cómo determinan sus objetivos para conseguir mejorar". Es decir, las empresas tienen unos baremos de medición caracterizados por la laxitud y la falta de rigor frente a los que aplican los modelos de la ATNF para sus investigaciones sobre alimentos y bebidas. El mensaje de alarma pone la atención en que estas grandes factorías determinan lo que ingiere la mayoría de personas en el mundo, y, por tanto, tienen una responsabilidad en la salud de la población. Dos mil millones de personas sufren sobrepeso u obesidad en el mundo, y el 45% de las muertes de los menores de cinco años se deben a la malnutrición.

Los países con puntuaciones más altas referidas únicamente a la calidad nutricional de sus productos corresponden a las áreas más desarrolladas del planeta, como EEUU, Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido. En este ámbito se estudian los ingredientes de cada composición y su valor nutricional, tanto en positivo (su cantidad de vegetales, fibra...) como en negativo (la presencia de azúcar, grasas o sal). En esta categoría, son los productos fabricados en China o India los peor valorados.

Incidencias en los alimentos para bebés

Otro dato de interés que ofrece el informe es que la industria de la alimentación no está cumpliendo con estándares elevados cuando se trata de productos destinados a los niños: ninguna compañía puede ofrecer un 50% de alimentos o bebidas que cumplan los requisitos más estrictos en el caso de consumidores infantiles. Y siguiendo la misma estela de la nutrición infantil, la investigación ha dedicado un apartado especial a analizar los sustitutivos de leche materna, poniendo el foco en los seis mayores fabricantes. El estudio alerta de que estas compañías no cumplen con el código de marketing de los sustitutos de leche materna, y subrayan que la manera de comercializar este alimento para bebés resulta clave para no transmitir el mensaje de que es una opción tan buena como amamantar. En los países en desarrollo, alimentar con el pecho salva vidas y supone el inicio de una nutrición saludable para el bebé. Aunque Danone, Nestlé y Abbott han mejorado su puntuación en esta categoría, aún no llegan al aprobado. En países como Tailandia o Nigeria la fundación halló más de 3.000 incidencias relacionadas con la venta de sustitutivos de leche materna, especialmente en promociones en los puntos de venta.

Pero no todo iba a ser malo en la lectura de los resultados obtenidos por los investigadores. Inge Kauer, director ejecutivo de la fundación, ha enfatizado en la noticia positiva que se desprende del estudio, y que radica en la presencia de pruebas de que las empresas del sector están realizando mayores esfuerzos en aras de un compromiso con los desafíos de la nutrición, en concreto, en lo referente a la malnutrición. "Esto lo están haciendo, por ejemplo, reformulando algunos productos, mejorando los etiquetados y dirigiéndose a crear estrategias que contemplen la lucha contra la malnutrición en el negocio", ha indicado. La fundación Acceso a la Nutrición, con las conclusiones en las manos, ha recomendado al sector como prioridad que trabaje para mejorar la calidad nutricional de los productos que actualmente tienen en el mercado, especialmente, aquellos con mayor volumen de ventas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

yo
A Favor
En Contra

Si la gente tuviera un minimo de conocimiento dejaria de comer basura.

Puntuación 24
#1
nos envenenan
A Favor
En Contra

La industria alimentaria es la responsable del daño que nos hacen sus productos.

Puntuación 17
#2
ghhg
A Favor
En Contra

En el mejor de los casos los productos ultraprocesados, también denominados innovaciones alimentarias por parte de la industria, están compuestos de azúcar, grasa saturada y aditivos. En el peor de los casos, no quiero ni pensarlo.

Puntuación 17
#3
Comida basura mayor incidencia de cáncer
A Favor
En Contra

Y la mayoría son cancerígenos, al contener aditivos, y aceite de palma.

Sobre las bebidas, lo mejor comprarse una licuadora, y quilos de fruta y verdura.

Puntuación 10
#4
Enfermando
A Favor
En Contra

Pues ahora nuevos datos para saber por qué el cáncer se ha convertido en una epidemia....

Puntuación 7
#5
A Favor
En Contra

La culpa la tenemos nosotros, ya que somos los dueños de nuestra vida, y estamos acostumbrados a dejar toda la responsabilidad de nuestras vidas en manos de otros, llámense médicos, industria alimentaria, etc que poco saben de nuestras vidas, pero pensamos que todo lo que dicen sientan catedra, por llevar una bata blanca o por ser empresas de reconocido prestigio que miran por su bien, y les importa una mierda nuestra salud. Vamos al medico para que nos quite un síntoma, persona que no sabe nada de nuestra vida, ni como pensamos, ni que comemos, ni que relación tenemos con la familia, y sin embargo dejamos en sus manos todo xq pensamos que el nos va a solucionar los males. Hay que mirar mas a nosotros y ver ese síntoma que tienes xq es, si estas descansando bien, si comes bien, si te preocupa algo en tu vida, y como va la relación con los demás, etc.

La cuestión es que cada vez vivimos mas (mas higiene), pero vivimos peor( dependiente de una pastilla desde los 30 años). Eso no es vida. Eso es sobrevivir.

La industria alimentaria, nos tiene enganchados con productos basura,altos en grasas trans, y en azucares, que nos hacen depender de ellos, muchas veces xq no somos capaces de controlar nuestras vidas, y estos productos nos llenan todos los vacios, pero no sabemos que esto va a ser siempre asi, y que la solución esta en nosotros, y si dependemos de estos productos como de medicamentos, vamos a estar de por vida, enfermos y con peor salud. La medicina solo es valida en casos de urgencia. Hoy la gente es enferma crónica.

La alimentación es muy importante. Nuestra prioridad debería ser alimentarnos de productos reales, comprar mas en el mercado y menos en el supermercado, consumir mas frutas, verduras, ya que estas deben ser la base de nuestra alimentación.

Carnes de calidad, pescados, legumbres siempre que te sienten bien y las digieras correctamente y tb puedes incluir algún lácteo siempre que seas una persona deportista, y te siente bien, y no tengas ninguna enfermedad autoinmune, preferiblemente kéfir, de cabra, o de oveja, o queso de leche cruda, siempre entera.

Digo entero, xq la gente tiene demasiado miedo a las grasas, ya que en los años 70 se demonizaron bastante, y se ha demostrado que todo eso fue parte del sistema, para que la industria del azúcar se lucrara, y cambiara las grasas, necesarias y saludables, que forman parte de nuestras membranas celulares, tejidos del cuerpo, cerebro y se cambiaran por azúcar, ingrediente muy barato con el que se puede sacar mayor margen de beneficio en el producto. El resultado de todo esto, ha sido gente mas obesa y enferma, y con multiples transtornos metabólicos.

Hay que tener cuidado y no abusar de harinas, panes, productos que llevan gluten, ya que estos nos hacen mucho daño en la microbiota, y si se consumen deben ser esporádicos. Estos productos han sido parte de nuestro problema de hoy en dia, ya que han contribuido a la obesidad y a enfermedades de la civilización como diabtes tipo 2, obesidad, dislipemia, etc.

Esto no me lo invento yo, sino que es parte de la ciencia, solo que muchos profesionales de la salud lo ignoran, bien xq forman parte de este sistema, o por desconocimiento ya que no se han renovado, y creen lo que les contaron hace 30 años. Hoy los libros de textos no se han actualizado y dicen lo mismo que hace 30 años.

Fundamental es también el ejercicio físico, pero no me refiero a andar una hora, sino a ejercicio de calidad, ejercicio de fuerza, ya que esta comprobado que cuanto mas musculo tengas, mas viviras, ya que el musculo protege de muchísimas enfermedades, hace que la desmineralización osea que empieza a partir de los 40 años disminuya, y también mejora la sensibilidad a la insulina, con lo que el hacer este tipo de ejercicio mejora muchísimos marcadores de salud, incluido problemas cardiacos.

Mas informarse por uno mismo, y menos caer en manos de estas industrias potentes, que solo buscan un único fin, lucrarse a costa de los demás.

Puntuación 18
#6
michel salgado
A Favor
En Contra

ya me parecia a mi que comemos mucha más basura de lo que parece.

--- (y la sal) --

Puntuación 5
#7
Sociedad zombi.
A Favor
En Contra

Esto no es nuevo y tampoco han descubierto América ahora. Los envenenamientos masivos están a la orden del día y provienen de la avaricia de productores, manipuladores y demás gentuzas que se enriquecen con ello.

A estas alturas de la historia, ¿alguien se cree que cuidan de nosotros?. Ilusos aquellos que lo crean.

El que no te la da a la entrada, te la da a la salida.

Puntuación 4
#8