Empresas y finanzas

Siemens Gamesa afronta un gasto de 500 millones por deterioro de parques

Foto: Archivo

Siemens Gamesa tiene problemas con los aerogeneradores marinos del modelo SWT 3.6-120: sufren erosión acelerada en las aspas y deben repararse. Esta reparación exigirá un desembolso superior a 500 millones de euros, puesto que hay unas 950 de estas máquinas en los mares del norte de Europa y al estar aguas adentro no será sencillo, ni barato.

El runrún comenzó en la prensa especializada: Siemens Gamesa debe arreglar los molinos del citado modelo que le compró la danesa Orsted -antes llamada Dong Energy- porque el hostil medio acuático está deteriorándolos, disminuyendo su rendimiento. Orsted tiene unos 500 aerogeneradores en aguas británicas, otros 100 en aguas danesas y otros 80 en aguas alemanas.

Y estos días, en Reino Unido, varios medios, incluido el diario The Times, han recogido el impacto del problema en West of Duddon Sands, un parque eólico marino -denominado offshore en inglés- de propiedad compartida a partes iguales por Orsted y Scottish Power, filial de Iberdrola. Según indican las informaciones, se han solicitado los permisos para reparar urgentemente sus 108 aerogeneradores.

Siemens Gamesa, que detectó el problema en 2014, lo comenta a elEconomista por correo electrónico: "Sabíamos que habría erosión de las palas durante su vida útil, pero está sucediendo más rápido de lo que esperábamos". Y si los medios especializados dan por sentado que habrá que arreglar todos los molinos -el SWT 3.6-120, con 3,6 MW, está en el mercado desde 2010-, la hispanogermana lo descarta: "Esta erosión no es uniforme; es decir no se produce en todas las palas de una turbina ni en todas las máquinas de un parque eólico".

Siemens Gamesa también indica que puede arreglarlos: "La medida que ha tomado la compañía ha sido desarrollar una solución técnica que refuerza el borde de ataque de las palas para aumentar su resistencia a la lluvia y al rocío salino. Esta solución que ya ha sido ampliamente probada consiste en una concha de un material similar al caucho que recubre el borde de las palas".

La firma dirigida por Markus Tacke añade que "las nuevas palas ya han sido desarrolladas con esta protección desde el principio". E indica que "Los trabajos para aplicarla se pueden realizar tanto en el mismo parque offshore como en tierra". No responde, en cambio, sobre el coste, cuando las cifras que se barajan son alarmantes.

Más de 1 millón por máquina

La prensa especializada estima un importe superior al millón de euros por molino, teniendo en cuenta que sólo el alquiler de la embarcación-grúa requerida para las reparaciones cuesta unos 170.000 euros diarios y que hacen falta unos cinco días por máquina; ahora bien, en los contratos a largo plazo de estos buques el precio puede bajar a la mitad. Luego habría que añadir la pérdida de producción eléctrica y el coste en sí de la reparación.

Casi todo ese importe lo soportarán Siemens Gamesa y sus aseguradoras -Iberdrola, consultada por este diario, quita hierro al asunto e indica que está cubierta por la garantía-, pero no está del todo claro.

En Dinamarca, Jyllands Posten informa de que la filial local de Siemens Gamesa ha tenido que provisionar unos 600 millones para afrontar la reparación de las 111 turbinas del parque offshore de Anholt, aunque hay "desacuerdos" entre Orsted y el fabricante sobre la validez de la garantía, otorgada por un plazo de cinco años. La clave de la disputa -según indica el medio- reside en establecer si se trata de un fallo de diseño o de mero deterioro por uso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud