Empresas y finanzas

(Amp.) Tubos Reunidos acometerá una reestructuración "inmediata" en su planta vizcaína de Productos Tubulares

La compañía cierra 2017 con 32,4 millones de pérdidas, un 35% menos que el año precedente

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS)

Tubos Reunidos acometerá una reestructuración "inmediata" en su planta de Productos Tubulares, ubicada en el municipio vizcaíno de Trapagaran, según ha informado este miércoles, tras presentar sus resultados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El fabricante de tubos cerró 2017 con unas pérdidas de 32,4 millones de euros, un 35,4% menos que en el año precedente, que concluyó con un beneficio negativo de 50,2 millones.

Al término del pasado ejercicio, la facturación de la compañía se elevó a 312,5 millones de euros, un 60,3% más que en 2016, en el que las ventas se elevaron a 194,9 millones. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 11,8 millones de euros, un 176,1% más, tras los 15,5 millones negativos de 2016.

En un comunicado, el presidente ejecutivo de la firma alavesa, Guillermo Ulacia, ha afirmado que las pérdidas de 2017 se han producido "en un entorno de cierta recuperación tras una crisis sin precedentes en el sector".

Mientras en la primera parte del año, el fabricante de tubos de acero sin soldadura obtuvo un Ebitda del 10% sobre ventas, gracias al aumento del precio del petróleo y la reactivación de la inversión en perforación y producción de shale en Norte América, durante el segundo semestre, "la continuada subida del coste de la chatarra y depreciación del dólar, no compensados con los precios de venta" conllevaron la obtención de un resultado operativo negativo.

Ulacia ha afirmado, al concluir el primer semestre del pasado año, y gracias a su plan estratégico Transforma 360º, la firma "corroboró su potencial de mejora de Ebitda de 45 millones de euros en 24 meses", si bien "las mejoras obtenidas en el cuarto trimestre de 2017 no pudieron compensar los impactos negativos del contexto de mercado".

Por ello, durante 2018 y "con el propósito de recuperar la rentabilidad del negocio" pretende continuar con "el despliegue y ejecución de las iniciativas del Plan Transforma" e iniciar "con carácter urgente un procedimiento para la implantación de medidas de reestructuración en la empresa Productos Tubulares". Esta planta vizcaína, con una plantilla que ronda los 430 trabajadores, se dedica a la fabricación de tubería de gran diámetro exterior.

Ulacia ha señalado que, "tras dos años de una profunda crisis en el sector afectado por el desplome del precio del petróleo", y las consecuentes "drásticas reducciones de la inversión" en el sector del petróleo, gas y otros segmentos de la energía, el importe neto de la cifra de negocio del grupo Tubos Reunidos se situó en 312,5 millones de euros, un 60,3% por encima de los 194,9 millones de euros de 2016. En el cuarto trimestre, las ventas alcanzaron los 79,0 millones, un 68,2% más respecto a los 47 millones del mismo periodo del ejercicio precedente.

Este crecimiento se apoyó en un "significativo aumento" de las ventas de tubos sin soldadura en EE.UU. en el segmento OCTG, en el que creció tras la adquisición del negocio de Rotary Drilling Tools USA (RDT). En Norteamérica, la facturación aumentó un 225% en el conjunto en 2017, sobre el año anterior, y un 234% en los cuatro últimos meses respecto al último cuatrimestre de 2016.

Durante el ejercicio pasado y en relación a 2016, Tubos Reunidos aumentó en un 45% el volumen de toneladas vendidas en el conjunto del año 2017, el mismo porcentaje que en los últimos cuatro meses del ejercicio.

Ulacia ha apuntado que el Ebitda del cuarto trimestre, también "se ha visto impactado por los paros productivos derivados de las huelgas", además de "los mayores costes" de las nuevas instalaciones Tubos Reunidos Premium Threads (TRPT), producto de la alianza entre TR y Marubeni-Itochu Steel Inc. (MISI), que se situó en un importe negativo de 3 millones de euros.

El resultado neto en 2017 atribuible a Tubos Reunidos alcanzó un importe negativo de 32,4 millones de euros, con una mejora del 35% respecto al de 2016.

Éste se vio afectado por el incremento de los gastos financieros, el peor resultado proveniente de diferencias de cambio, y por el mayor resultado negativo de operaciones interrumpidas tras la desinversión del negocio de distribución nacional. A 31 de diciembre de 2017 se situó en 213,0 millones de euros, por debajo del importe a septiembre de 2017, de 228,7 millones.

Con el objetivo de reordenar su financiación, Tubos Reunidos firmó en 2017 un préstamo sindicado por 208 millones de euros. Además, incorporó un programa de emisión de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) con un saldo vivo máximo de 40 millones, lo que permitió las primeras emisiones en Diciembre de 2017.

El presidente del Grupo ha asegurado que las iniciativas de su Plan de Creación de Valor Transforma 360º aplicadas el pasado año permitieron un incremento del resultado operativo de cinco millones, que aumenta hasta 12,1 millones con las ejecutadas durante este periodo de 2018, "lo que supone un 27% del potencial".

PERSPECTIVAS 2018

Tubos Reunidos confía, para 2018, en "las buenas perspectivas de crecimiento del segmento de OCTG en Norteamérica, apoyadas por la actividad de perforación de shale", así como en la "moderada" recuperación en otros mercados y productos, y "las buenas perspectivas económicas de crecimiento mundial".

No obstante, destaca las "incertidumbres en relación a las posibles medidas del presidente del Gobierno de Estados Unidos", que podrían "incluir aranceles o cuotas sobre las importaciones de acero al mercado americano, sin que haya ninguna decisión ni evidencia al respecto a la fecha de este informe que permita realizar una valoración, en su caso, sobre su impacto en Tubos Reunidos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin