Empresas y finanzas

El Tribunal Supremo ratifica la condena a Mario Fernández, expresidente de Kutxabank

  • Fue condenado a seis meses por la 'recolocación' de Mikel Cabieces
Mikel Cabieces, Alkorta, y Mario Fernandez, expresidente de Kutxabank, en el juicio caso BBK. Txetxu Berruezo

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena contra el abogado y expresidente del Kutxabank, Mario Fernández Pelaz, de seis meses de prisión como autor de un delito de apropiación indebida por la contratación del abogado socialista Mikel Cabieces, quien fuera delegado del Gobierno en el País Vasco, a través del despacho de abogados de Rafael Alcorta, cuyos honorarios fueron sufragados por Kutxabank.

La sentencia, dictada por la Au- diencia Provincial de Vizcaya el 20 de marzo de 2017, se convierte en firme, al no admitir el Supremo el recurso de casación.

Para la Audiencia de Vizcaya, Mario Fernández, Rafael Alcorta y Mikel Cabieces fueron responsables de un delito de apropiación indebida, por el que condenó a Fernández y a Alcorta a seis meses de presión cada uno y al pago de una multa de 4.500 euros, mientras que al exdelegado del Gobierno, Mikel Cabieces, la pena se elevó a un año de cárcel y la multa a 9.000 euros. Dado que se trata de penas de prisión muy cortas, ninguno de los condenados ingresará en prisión.

Según la sentencia, Fernández se benefició de la aplicación de la "atenuante de reparación del daño causado", al revertir a Kutxabank los 243.592 euros en los que se cifró el perjuicio de la contratación indebida de Cabieces, antes de que la causa llegase a los tribunales.

La condena de la Audiencia de Vizcaya fue inferior a la petición realizada por el fiscal y la acusación popular, que reclamaron que condenara a los tres acusados con penas de entre dos y tres años, al considerar probado que causaron un quebranto económico al banco, por los delitos de administración desleal y falsedad en documento mercantil, algo que el tribunal descartó.

La contratación irregular fue descubierta por el equipo del nuevo presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, que puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía, pero sin llegar el banco a presentar de- manda por el quebranto.

Tras conocer la resolución del Tribunal Supremo, Mario Fernández, en un escueto comunicado manifiesta su "pleno respeto" a la decisión judicial, pero también su "total disconformidad con la misma, que no ha atendido a ninguna de las pruebas presentadas durante el largo proceso".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin