Empresas y finanzas

Barceló cierra 2017 con una facturación de 2.700 millones (+10%) y prevé sumar 17 hoteles en tres años

Barceló cerró 2017 con una facturación de 2.700 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10% respecto al año anterior, y un resultado de explotación (Ebitda) ligeramente por debajo de los 500 millones, también un 10% superior -si se incluyen los extraordinarios como la venta de su participación en la socimi Bay a Hispania el crecimiento es del 46%-.

El reparto de la facturación sería a partes iguales entre hoteles y viajes. La zona EMEA facturó por encima del los 600 millones, de los cuales España supone entorno al 75%, por debajo de los 500 millones de euros.

Durante 2017, la cadena hotelera incorporó un total de diez hoteles y 2.520 habitaciones que han elevado su cartera a 236 establecimientos con una oferta total de 52.319 habitaciones repartidas en 22 países. De estas aperturas, cinco fueron en España, el 50% de las nuevas incorporaciones, una en Italia, una en México, una en Cuba y dos en Emiratos Árabes Unidos.

Barceló cuenta en la actualidad con 27 proyectos firmados y comprometidos para aperturas en los tres próximos años, 10 de los cuales se han abierto en 2017. Los 17 hoteles restantes, que supondrán otras 2.500 habitaciones están ubicados principalmente en destinos urbanos. De estas incorporaciones, 14 nuevos hoteles se abrirán de aquí a 2019 en España, Marruecos, Hungría, Alemania, China y Emiratos Árabes, su mercado apuesta.

No saldrá a Bolsa por ahora

El grupo mallorquín, que no planea salir a Bolsa tras la frustrada operación de fusión con NH Hotel Group, asegura que su intención ahora es continuar con los proyectos de inversiones de manera significativa durante los próximos años especialmente en la zona de Oriente Medio para poner en valor su capacidad financiera.

Tras la fallida operación de fusión con NH por el rechazo unánime del consejo de administración a la creación de una mega empresa hotelera española, el grupo mallorquín se considera ahora en la obligación de mirar adelante y continuar con sus planes de inversión. "No nos vamos a queda quietos", aseguró el consejero delegado de la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África) de la hotelera, Raúl González en un acto celebrado en Madrid.

Barceló estima que la capacidad de inversión de la compañía se mantenga de forma "igual o superior" durante los próximos años en un entorno de 300 millones de euros anuales. En el periodo 2012-2017 el grupo ha invertido más de 1.500 millones de euros en reformas y compras.

El objetivo de la compañía es conseguir alcanzar los siete hoteles en Emiratos Árabes a finales de 2018, mercado, una posición que espera alcanzar con facilidad teniendo en cuenta que ya tiene tres operaciones firmadas. La implantación del grupo mallorquín en este mercado se va llevar a acabo de manera progresiva, y de momento con contratos de gestión.

Barceló estudia también nuevos partners en China tras la fallida operación con el gigante Plateno que les ha llevado a tener únicamente dos hoteles en la región. La cadena hotelera española firmó un acuerdo de franquicia en verano de 2016 con Plateno con el objetivo de ceder la explotación de su marca e implantarla en un centenar de hoteles de este país asiático en una década.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin