Empresas y finanzas

Los lectores de prensa digital superan a los de papel por el impulso de las redes sociales

  • J. Moll: "No podemos ni queremos vivir de espaldas a Facebook y Google"
  • Netflix o Spotify contribuyen a crear costumbre de pagar por contenidos
  • El teléfono móvil es el dispositivo preferido por los usuarios para navegar
Mesa redonda con Luis Enríquez (Vocento), Javier Moll (AMI y Prensa Ibérica), Francisco Rosell (El Mundo) y Juan Cruz. Imagen de Fernándo López

Los medios de información de la Asociación de Medios de Información (AMI) volvieron en 2016 a obtener beneficios, con un resultado de explotación de 61,4 millones de euros, en contraste con las perdidas de casi 2 millones de euros de 2015, según los datos del Libro Blanco de la Información 2017 presentado este jueves.

Según han explicado los responsables del estudio, el resultado después de impuestos en 2016 fue de 14,5 millones de euros (frente a las pérdidas de casi 18 millones de euros del ejercicio anterior) y se consolidó el margen sobre Ebitda y la rentabilidad sobre activos en un 5%.

Para los responsables del estudio, el resultado muestra que los ajustes presupuestarios y de personal y la reestructuración llevada a cabo por algunas empresas en años anteriores "están dando resultado".

Según el presidente de AMI, Javier Moll, el informe anual muestra que el momento presente apunta hacia un "cambio de paradigma" para los medios de información y es un "momento crucial" que determinará la evolución del sector en los próximos años.

Inversión publicitaria

En este sentido, ha destacado el crecimiento de la inversión publicitaria (pese a la reducción de los ingresos por la publicidad en papel), el aumento del número de lectores hasta un total de 1,9 millones y el crecimiento continuado de los periódicos digitales y de la publicidad online.

El presente informe es el primero después de que la antigua AEDE reformara sus estatutos para transformarse en la AMI, un cambio que, según Moll, pretende adaptarse a la situación actual de los medios de información y potenciar su papel en la sociedad. "Hay que unirse no para estar juntos sino para hacer algo juntos", ha señalado, parafraseando a Donoso Cortés.

Tanto él como los responsables del estudio han anunciado un "punto de inflexión" en el sector de la información y un incremento del crecimiento económico para 2018, aunque auguran un retroceso en 2017, debido en parte a la influencia de la "coyuntura política" del último trimestre sobre la inversión publicitaria y a la situación estructural de "reconversión" de la publicidad por la entrada de otros elementos en el mercado publicitario, como los 'influencers', el Big Data o las redes sociales.

Lectores digitales

En este sentido, la responsable de Servicios de Investigación de Carat, Marta San Pedro, ha hecho hincapié en el incremento del número de lectores en los periódicos digitales y la fuerte implantación del consumo de noticias a través del teléfono móvil. De hecho, el documento subraya que 2017 será el primer año en que en España el número de lectores de noticias en soportes digitales supere a los lectores en papel.

Las previsiones señalan a que en 2017 se ha frenado la caída continuada de lectores en el conjunto de los soportes desde 2012, cuando había 18 millones de lectores hasta 2016, cuando se situó en los 16, 7 millones de lectores, con un repunte de 108.000 lectores que sitúa este dato todavía por debajo del nivel de 2015.

Redes sociales

Por otra parte, el presidente de AMI ha subrayado la importancia de la web social y de Google para el sector de los medios de información y de la necesaria cooperación entre ambos: "no podemos ni queremos vivir de espaldas a Facebook y a Google", ha insistido.

En este sentido, el Libro Blanco de la Información 2017 pone de relieve la penetración del consumo "pasivo" de información de los usuarios de periódicos directamente desde las redes sociales, bien por prescripción de sus contactos en estas, bien por los sistemas de alertas y notificaciones. De hecho, el consumo semanal de información a través de redes sociales (56,8%) supera al de quienes a través de prensa en papel (56,2%), aunque se sitúa por debajo de quienes lo hacen a través de prensa online (84,3%) o televisión (93%).

Vincent Peyregne, CEO y presidente de WAN-IFRA, ha destacado en esta misma línea la necesidad de "colaborar" con las plataformas sociales como hacen otros medios internacionales, como por ejemplo el The Washington Post, no luchando contra ellas sino "consiguiendo que maximicen las audiencias".

También destaca la utilización del teléfono móvil como soporte preferido para la navegación: el 79,7% del tráfico de Facebook se hace desde este dispositivo, un dato que en otras redes como Twitter (88,4%), Instagram (95,3%) o Google (96,3%) es aún mayor.

En cualquier caso, señala también que la lectura "más profunda" de noticias se produce en la prensa en papel, en la radio y en la televisión, mientras que en las redes sociales y la prensa 'online' el consumo mayoritario se limita a "solo los titulares y alguna noticia de interés".

Noticias falsas

Los responsables del estudio han detectado además un incremento en la mejora de la valoración de los medios de información en internet en cuanto a fiabilidad, algo que atribuyen a "la cantidad de noticias sobre 'fake news' que han surgido en los últimos años". En este sentido, creen que el hecho de que se valore a los periódicos digitales como un entorno asociado a valores positivos puede contribuir a mejorar también su rentabilidad como soporte publicitario.

De cara al futuro, señalan que el reto es " crear contenidos capaces de fidelizar audiencias y convertirlas en prescriptoras y suscriptoras", algo de lo que los medios en España "siguen estando lejos" en comparación con países como EEUU en los que ya están dando resultados como el muro de pago. Ismael Nafría, periodista y autor de 'La reinvención del The New York Times', ha destacado que es mejor la calidad que la cantidad, y ha recordado que la reinvención del modelo de negocio puede estar en el pago por los contenidos de "calidad".

Según la socio director de Industrias 'Media y Tecnología' de Deloitte, Concha Iglesias, la introducción en España de otros servicios de pago por contenidos como Netflix o Spotify puede contribuir a generar la "costumbre" de pagar por el contenido. "Es muy probable que las suscripciones aumenten", ha vaticinado.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
FranciscoLlorens
A Favor
En Contra

No tengo problema alguno con la migración que hemos iniciado del papel a la pantalla. Mi temor es la calidad del contenido. Medios asumen que la gente ya no lee y cada día es más pobre el contenido que lanza a las redes. Moscas. Nos hemos vuelto lectores de tweets.

Puntuación 0
#1
nostradamus
A Favor
En Contra

a traves del tiempo todo se leera y se estudiara en la nube y desapareceran los libros el papel y cuando llegue el momento alguna catastrofe destruira la nube y todos se volveran tontos sin informacion volveremos a las cavernas

Puntuación 0
#2
Usuario validado en elEconomista.es
sergiocruz
A Favor
En Contra

Desafortunadamente, es cierto que hay redacciones "malas" pero es que ahora hay tanta cantidad de informacion y de gente redactando, que ya no existe forma de filtrarlos correctamente en su totalidad

Puntuación 0
#3