Empresas y finanzas

Airbnb provoca una explosión de 'hoteles ilegales' en España en 2017

  • La oferta de habitaciones y apartamentos se multiplica por cinco

Carme (nombre ficticio) alquila un piso de dos habitaciones en el centro de Palma de Mallorca a través de la plataforma de Airbnb. El apartamento está en un edificio pequeño y estrecho del casco antiguo, pero no es el único que se explota con fines turísticos. Carme también alquila el de enfrente y está reformando el de la planta de abajo para añadirlo a su pequeña red, tal y como explica.

Cien metros más allá, en plena Plaça del Mercat, Jordi (nombre ficticio) recibe a un grupo de personas que van a pasar el fin de semana en un piso alquilado a través de Airbnb. El no es el anfitrión que consta en la plataforma (Carles), pero hace la gestión porque "el propietario está liado", aclara.

El negocio que Carles y Carme se han montado en Mallorca gracias a Airbnb está lejos de ser una excepción y no siempre es legal, ya que muchos de los pisos no están inscritos como turísticos (en Barcelona llegaron al 70% en 2016) y además se arriendan a través de particulares, que no siempre son los propietarios reales de los inmuebles. Y es que, coincidiendo con el crecimiento de la plataforma en España, que anima a sus usuarios a poner en alquiler sus viviendas sin pedir papeles o documentos que acrediten que pueden hacerlo o que cumplen con sus obligaciones fiscales, y el boom del turismo, la oferta de pisos se ha multiplicado por más de cinco en menos de tres años tanto en la isla como en las principales ciudades y destinos turísticos de España. Un alza que se ha acelerado en el último año.

Según las páginas Inside Airbnb y Airdna, que se dedican a analizar la penetración de la plataforma y el uso que la población hace de ella, la Ciudad Condal tiene entre 17.370 y 20.500 alojamientos registrados en Airbnb en función de la época del año, un 325% más que en 2014, cuando apenas rondaba los 4.500, y un 40% más que en 2016. En la capital de España hay unos 12.775 alojamientos listados, según los datos de Inside Airbnb. Si se miran los datos de Airdna, actualizados a este mes, la cifra sube a los 16.300, casi 5,6 más que en 2014 y un 38% más que el año pasado. Así, la planta hotelera de la plataforma supone el 37% de las habitaciones disponibles.

Según la página web Inside Airbnb, en la isla balear hay unos 14.858 alojamientos para alquilar a través de la web con sede en Irlanda, de los que el 87,5% son apartamentos completos y más del 94,4% tienen "una alta disponibilidad". Es decir, que se pueden alquilar más de 200 días al año. Una realidad que muestra el auténtico negocio que se ha creado en nuestro país gracias a la plataforma y choca con el eslogan de la firma, que oficialmente anima a que las personas "compartan sus hogares y experiencias" o que pongan en alquiler sus viviendas habituales cuando se van de vacaciones. A su vez, y según los datos que recoge esta misma página, el 68,2% de los anfitriones tienen más de un piso colgado en la web. Por ejemplo, una tal Ángela tiene unos 752 alojamientos registrados y un tal Xisco cuenta con 112. También hay empresas que usan Airbnb para llegar a más usuarios, como Top Villas Mallorca, que tiene 224 viviendas repartidas por toda la isla.

La situación en Madrid

En Madrid, donde cada vez es más común que los caseros no renueven el contrato a sus inquilinos para reconvertir los pisos en apartamentos turísticos, algo más del 60% de los alojamientos ofertados a través de Airbnb son pisos enteros (entre 8.000 y 10.000) que están disponibles gran parte del año en un 65%.

A su vez, más de la mitad de los anfitriones alquilan más de un espacio, según Inside Airbnb. Por su parte, Airdna asegura que en Madrid hay unos 9.541 anfitriones activos de los que 2.228 tienen más de un espacio en alquiler. En este caso, una tal Raquel figura en la lista de los más activos con 145 alojamientos y Javier tiene 57.

En Barcelona, la mitad de la oferta son viviendas completas. El 75% de los apartamentos que se dedican sólo a recibir turistas están disponibles más de 200 días al año, lo que muestra que el alquiler de la vivienda es una actividad económica en toda regla más que un complemento ocasional o economía colaborativa.

A pesar del fuerte volumen de negocio que se mueve a través de Airbnb, Hacienda no tiene ningún control sobre ello. La plataforma no facilita ninguna información a las Administraciones de sus usuarios ni hace ningún control previo sobre los pisos que se ponen en alquiler. Para dar de alta un alojamiento sólo hace falta subir fotos del piso o habitación. Airbnb se limita a recordar al futuro anfitrión que debe revisar la legislación de su comunidad y las condiciones de su contrato de alquiler o del edificio para saber si está autorizado a explotarlo. La firma no pide ningún documento para acreditar si es verdad y y tarda en quitar pisos de la web en caso de conflicto entre el dueño y el arrendatario.

A su vez, también envía correos a los anfitriones para recordarles que deben cumplir con sus obligaciones fiscales en función a lo que han cobrado. Pero no lo controla ni colabora con Hacienda.

comentarios14WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 14

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

R
A Favor
En Contra

Las plataformas de pisos turísticos son las que mejor reparten el dinero del turismo y a más gente llega. Legalizar y tributar SÍ , prohibir NO

Puntuación 38
#1
T
A Favor
En Contra

A la derechona aprovecho na y ruin no quiere que el dinero circule por el barrio, que solo el ruido y las molestias el dinero a los hoteleros.

Puntuación -5
#2
YO
A Favor
En Contra

LEGALIZAR . .. . . NO

MEJOR PARA TODOS :

DESREGULAR . .. . Y EXIMIR DE TRIBUTAR . . .. .

LOS TRIBUTOS SOLO SIRVEN PARA MANTENER GANDULES . . . . (SUBVENCIONADOS, POLÍTICOS, FUNCIONARIOS, MAMONES, CHUPONES, COMISIONISTAS, GURTELS . . .. )



LIBERTAD = RESPONSABILIDAD

Puntuación 1
#3
Justin
A Favor
En Contra

En mi opinión, hay un cambio de paradigma en la industria del turismo, que tenemos que asumir y es natural e imparable. Este tipo de plataformas (sólo se habla de Airbnb, hay muchas más) suponen un nuevo canal a disposición de turistas y propietarios de alojamientos turísticos, y si el número de plazas disponibles suben, es en gran parte porque muchos de las plazas que ya se ofertaban se han pasado a un nuevo canal que funciona muy bien, sin intermediarios, más rentable y con la misma efectividad, además de las nuevas plazas que se hayan incorporado a las ya existentes.

Necesitamos regulación que permita controlar el auge de este nuevo canal. Con licencias los Ayuntamientos pueden controlar el número, tipo, calidad y requisitos mínimos de los alojamientos y que se paguen los correspondientes impuestos.

En realidad nada ha cambiado, apartamentos ha habido toda la vida y los seguirá habiendo. Lo que sucede es que en los últimos años los turistas prefieren una alternativa al servicio de los hoteles y la desregulación hace que esté fuera de control.

Puntuación 19
#4
Usuario validado en elEconomista.es
mas vale prevenir que pleitear
A Favor
En Contra

¿Alguien sabría explicarme la relación del titular del artículo y su contenido?

Estoy bastante perdido, y eso que soy especialista en la materia y escribo sobre ello de forma monográfica en:

https://masvaleprevenirquepleitear.es

Puntuación -1
#5
vuelta AL PUEBLO
A Favor
En Contra

turismo de kagadero meadero y bebedero. horrrorrrr!!!!!

Puntuación 3
#6
SANTER
A Favor
En Contra

OPINO COMO EL -5-

Puntuación -5
#7
jajaja
A Favor
En Contra

ya lo cantaba Serrat de Algeciras a Estambul



jajajaja alpargatas tumbonas y caspa playera en un 2x1.

Puntuación -1
#8
Miguel Martinez
A Favor
En Contra

Hay que copiar la ley de Baleares para toda España. Las viviendas son viviendas y hay que defenderlas a sangre y fuego. Los turistas que vayan donde quieran pero nunca, nunca a una vivienda que le quitan a una familia o a unos estudiantes que no la puden pagar

Puntuación 5
#9
jose te ge
A Favor
En Contra

libertad de hacer con mi vivienda y tributando por supuesto !!!en estimación directa como se esta haciendo hasta ahora, todos quereis alquileres baratos poner vuestras casas a disposicion de estudiantes y vereis como respetan los horarios de vecinos y la mierda que dejan y destrozos y escándalos mas que los alquileres vacacionales... tengo pruebas de ello y familias que no puedan pagar y no puedas dsahuciarlos tb lo he vivido si no os gusta el alquiler vacacional protestar a los hoteleros mafiosos explotadores y los del todo incluido por 4 euros que no dejan ningún dinero a la economía de los barrios no gracias ... cuando se desahuciaba por no poder pagar hipotecas donde estabais.tocando la flauta ...

Puntuación 5
#10
Usuario validado en elEconomista.es
Ivano
A Favor
En Contra

Lo primero a ahacer es que se regularicen estas practicas, YA. Despues rapidito a tributar como todo el mundo, y a ser posible en España, mejor. Eso se consigue mediante la tributacion local y normativas municipales. Ayuntamientos, que estamos tardando a recaudar!!! Si esperais a que el parlamento legisle, vamos apañados!!

Puntuación 1
#11
Usuario validado en elEconomista.es
javiergc
A Favor
En Contra

Que bien , así la gente puede pagar los impuestos como el IBI que sigue subiendo.

Puntuación 8
#12
Les interesa
A Favor
En Contra

Airbnb va a disparar la especulación inmobiliaria por parte de fondos de inversión y SOCIMIs. Es lo que le interesa a los políticos, aunque luego hagan otro tipo de declaraciones.

Puntuación 1
#13
Usuario validado en elEconomista.es
j58
A Favor
En Contra

Si a los hoteles de toda la vida se les inspecciona a fondo en los aspectos urbanísticos, sanitarios, tributarios, laborales...a lo mejor no son tan legales.

Puntuación 2
#14