Empresas y finanzas

Renfe reestructura Mercancías para fusionarla con una logística en 2019

  • Busca que la filial salga de pérdidas para lograr una unión entre iguales

Renfe ya tiene definido el futuro de su filial de mercancías. El operador ferroviario ha decidido fusionar la sociedad que dirige Abelardo Carrillo con una empresa logística para duplicar su tamaño y ofrecer un servicio de transporte integral. "El plan de saneamiento de Renfe Mercancías incluye encontrar un socio industrial que sume a la empresa pública para crear un gran operador logístico y de transporte", aseguró el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante un encuentro organizado por la fundación Conexus en Madrid.

En un primer momento, la firma que ahora preside Juan Alfaro se había planteado vender entre el 49 y el 51% de Renfe Mercancías a un socio industrial o financiero para que le inyectara fondos, impulsara su reestructuración y la convirtiera en un operador logístico integrado pero, finalmente, el plan es conseguir que la filial sea "el 50% de algo más grande", explican fuentes conocedoras del proceso. Para lograrlo, el operador ferroviario considera fundamental que la firma de mercancías salga de pérdidas, algo que no sucederá hasta 2019 siempre y cuando se cumplan todos los hitos del Plan de Gestión 2017-2019 puesto en marcha para sanear la compañía.

"Se va a empezar a trabajar ahora en buscar un socio pero la fusión no se formalizará hasta que Renfe Mercancías salga de perdidas y valga algo. Es decir, a partir de 2019 que es cuando se espera que empiece a ganar dinero", aseguran a este diario fuentes cercanas al grupo. Y es que, según insisten, es "fundamental conseguir una fusión entre iguales" para convertirla en una auténtica firma logística que aporte una serie de servicios complementarios que den valor a la cadena de actividad.

En concreto, el plan aprobado por la compañía, que acumula unos números rojos de 218,5 millones de euros desde 2013, prevé "reequilibrar la cuenta de resultados en 2017 con ingresos extra", es decir, salir de pérdidas este año gracias a la venta de locomotoras, vagones y participaciones en empresas.

De momento, el grupo ha cerrado abril con pérdidas y los presupuestos recogen un déficit de 1,86 millones. En 2018 contempla lograr el equilibrio operativo con la mejora de los ingresos del 5% y menores gastos y, de cara a 2019, espera consolidar "un cierto nivel de rentabilidad para asegurar el futuro de la sociedad", explicó Carrillo.

En este sentido, el proyecto incluye ajustar un 24% la plantilla de Renfe Mercancías con bajas voluntarias y traslados a otras filiales. Pese a que según el operador adscrito a Fomento el plan está pactado con los sindicatos, estos niegan que hayan firmado algo. "No podemos estar de acuerdo con algo de lo que no hemos sido informados. El plan no ha sido consensuado con el comité de empresa. Sólo hemos recibido buenas palabras y buenas intenciones de la dirección", aseguran fuentes del sindicato CCOO.

El Plan de Gestión 2017-2019 también contempla un rediseño de la actividad comercial y la apuesta por los puertos y la expansión internacional. Así, desarrollar el negocio intermodal es fundamental para impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril en España, que apenas tiene el 4% de la cuota de mercado.

Los objetivos de descarbonización fijados por la UE exigen que el ferrocarril eléctrico transporte un 20% de las mercancías en 2030. Para lograrlo se proponen mejoras de las infraestructuras de interconexión y "última milla" en el acceso a puertos y apartaderos industriales y centros logísticos adecuadamente posicionados . En esta línea, Adif ha puesto en marcha un Plan de Accesibilidad Terrestre, que está centrado en la conectividad ferroviaria con la red de Puertos del Estado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin