Empresas y finanzas

La dermatología permitirá alcanzar a Almirall 550 millones de caja en 2019

Foto de archivo

Almirall se ha convertido en una de las mejores recomendaciones de la bolsa española, lo que la lleva a ocupar una plaza del Top 10 por fundamentales de Ecotrader, la herramienta que reúne a las firmas con mejores consejos del mercado español. Estas recomendaciones se sustentan en sus sólidos fundamentales y en el caso de Almirall uno de los que más destacan es su fuerte caja. Dicha tesorería la hará posicionarse como la quinta firma con mayor fortaleza financiera del mercado español en 2019 por detrás de Airbus, Inditex, Gamesa y Logista.

En la actualidad, y según el consenso de mercado que recoge Fact-Set, la firma se colocaría como la sexta mejor caja de España con un total de 284 millones de euros que se incrementarán hasta los 551 en sólo dos años, logrando ganar un puesto en esta clasificación gracias a que esto supone un crecimiento de su caja del 94%.

"Cuando las empresas farmacéuticas van bien, generan importantes flujos de caja, debido al importante margen bruto que tienen sus productos. La diferencia entre el precio de venta y el coste de ventas que generan las patentes permiten este tipo de generación de efectivo", señala Rodrigo García, de XTB.

Estas estimaciones también llevan a los analistas a no descartar que la firma vaya a volver a salir de compras. Victoria Torre, de Self Bank, estima que Almirall "sigue afianzando su nueva estrategia con adquisiciones y operaciones estratégicas". La experta cree que el acuerdo firmado con Symatese, "con el que sigue reforzando su presencia en el campo de la estética". También a los que llegaron entre Circassia, especializada en enfermedades respiratorias, y Astrazeneca, "para el desarrollo y comercialización en EEUU de dos inhaladores de Almirall", concluye.

Cambio de negocio

Como telón de fondo del fuerte crecimiento de la caja pronosticado para la catalana se encuentra su salto para centrar su negocio en la dermatología, dejando atrás las enfermedades respiratorias. Desde la gestora de Banco Caminos, Sara García Cano considera que "la mayor prueba de esto fue el acuerdo con AstraZeneca en 2014. Según el cual, Almirall traspasaba sus derechos respiratorios para hacer caja y destinarla a la dermatología".

Y no parece que haya fallado con esta medida. Nicolas López, de MG Valores, señala que "Almirall tiene un importante potencial de crecimiento entre 2016-2020: un 20% anual en ebitda, un 40% en beneficio por acción, gracias a la incorporación de nuevos productos a su actual estructura de ventas y al propio crecimiento de la dermatología". Dicha categoría farmacéutica cuenta con un crecimiento elevado del 5,5% anual "por la irrupción de nuevos tratamientos biológicos, en particular para el de la psoriasis", concluye.

Todo ello se deja translucir en su estimación de beneficios, ya que la media de analistas que reúne Fact-Set señala que se duplicará hasta 2019. Es decir, desde los 76 millones de 2016, hasta los 164 en 2019. Por lo que su PER (veces que el beneficio está dentro del precio de la acción) pasará de las 21,1 veces de 2017 a las 15,2 veces. Y es que, el pasado año los extraordinarios llevaron a la firma controlada por la familia Gallardo a ganar un 42,7% menos pese al crecimiento de dos dígitos del resto de sus variables. Con todo ello, desde Exane BNP Paribas señalan que "casi se ha convertido en un hábito de Almirall dar una orientación conservadora en febrero para batirla durante el año y este ejercicio no es la excepción". Además, la firma destaca por su margen neto, ya que el pasado año logró convertir en beneficio 9,69 euros de cada 100 que ingresó y el próximo ejercicio lo hará con 18,83 de cada 100.

Pese a sus fundamentales y las buenas previsiones, no logra batir al mercado, aunque se revaloriza casi un 5%. Dicha subida no impide que el consenso de mercado que recoge Bloomberg todavía le otorgue un potencial del 9%, lo que llevaría a sus títulos a cotizar muy cerca de los 16,9 euros, un nivel que no visita desde el pasado septiembre.

Desde Exane BNP Paribas señalan que "el mercado ha reaccionado exageradamente a las recientes noticias sobre los precios de los Estados Unidos, pero estima el atractivo de las nuevas adquisiciones. Excluyendo la valoración de los ingresos de AstraZeneca, la actividad puramente farmacéutica cotiza a una valoración atractiva". Y es que los inversores están siguiendo con atención los intentos, hasta ahora fallidos, del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para derogar la legislación sanitaria del anterior Gobierno, conocida como Obamacare.

Para Hernán Sánchez, analista de CMC Markets, "la reforma sanitaria no perjudicaría a las empresas farmacéuticas o a las relacionadas con el ámbito sanitario, al revés ya que si se eliminase la limitación a la fijación de precios en las primas de seguros, podría influir positivamente a los precios de los medicamentos y al precio de los productos sanitarios".

La firma puede presumir de solo albergar un consejo negativo sobre sus títulos al mismo tiempo que el 73,3% de los expertos que la siguen recomiendan comprarlos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin