Empresas y finanzas

El ex presidente de Colonial se elevó su blindaje mientras vendían el grupo

Mariano Miguel, ex presidente de Colonial

Una buena jugada que no ha salido bien. Es lo que le ha ocurrido al último presidente de Colonial, Mariano Miguel, que se disparó su salario total de dos millones de euros y su blindaje a 3,9 millones de euros, cuando perdía el control del timón de la inmobiliaria ante una lluvia de ofertas para comprar la sociedad. Lo mismo hicieron Francisco Molina y Juan Ramírez, otros dos consejeros ejecutivos y hombres de confianza de Luis Portillo, el fundador de Colonial.

Ahora estos tres ex directivos más otros dos que se han marchado del grupo están reclamando a los nuevos dueños de Colonial, La Caixa y el Banco Popular, que les pague sus correspondientes indemnizaciones derivadas de los ceses de sus cargos y que suman una cantidad de 23 millones de euros. En un informe enviado a la CNMV, tres consejeros ejecutivos se subieron "sustancialmente sus retribuciones" para el ejercicio 2008. Una decisión que adoptaron "entre enero y marzo de este año", cuando se avecinaba un cambio de accionistas.

Tres meses de sorpresas

Sólo tres meses pero frenéticos para la inmobiliaria. En ese periodo, Joaquín Rivero, presidente de Gecina, admitió ante la CNMV mantener negociaciones para comprar Colonial. Más tarde aterrizó la división inmobiliaria de General Electric en España, que reconoció ante el supervisor de mercados estar en conversaciones con los accionistas de Colonial para lanzar una oferta y adquirir todo el capital. Y no hay dos sin tres. En ese plazo desembarcó un fondo de Dubai y admitió que también estaba en conversaciones para comprar la inmobiliaria.

Al final, el cambio de dueños de la inmobiliaria llegó a finales de abril, de manera forzosa pues los bancos acreedores de Luis Portillo se quedaron con las acciones del empresario. Cuando se efectuó ese cambio salieron dos de los consejeros ejecutivos, Francisco Molina y Juan Ramírez. En cambio, Mariano Miguel tardó más en cesar del cargo y se marchó a mediados de julio.

Eso sí, los tres directivos tenían asegurados sus blindajes y, además, ya habían ganado dinero con la subida del salario que decidieron en el primer trimestre del año. En concreto, el ex presidente del grupo, que además asumió el cargo de consejero delegado durante seis meses, contaba con una retribución anual de casi dos millones de euros y un blindaje de 3,9 millones de euros, un 77 por ciento superior a la del actual presidente de Colonial, Juan José Bruguera, que se situará en un máximo de 900.000 euros.

Estas subidas de retribuciones también hay que contextualizarlas en un momento crítico para la salud financiera de la inmobiliaria. El grupo estaba asfixiado con su deuda, de hecho, ya había pedido a sus bancos acreedores que le aplazaran un pago de más de 1.900 millones de euros. Un importe que las entidades le exigieron a la sociedad al incumplir algunos puntos del contrato del crédito.

Reclamar ante los tribunales

Ahora, Mariano Miguel, Francisco Molina y Juan Ramírez reclaman al grupo que les pague sus indemnizaciones globales por 6,8 millones de euros (ver cuadro). Pero no son los únicos. Otros dos consejeros de su filial Riofisa, Jose María Riesgo y Jaime Barón, también exigen sus compensaciones económicas, 10,5 y 5,7 millones de euros, respectivamente. El caso de estos dos últimos directivos tiene un matiz más profundo, pues han decidido llegar más lejos y han demandado al grupo por impago.

Con una deuda asfixiante, una crisis inmobiliaria más una financiera, los nuevos dueños de Colonial han tomado cartas en el asunto para borrar del mapa la política de retribución de los antiguos socios. ¿El objetivo? "Garantizar su efectiva sujeción a los mismos límites legales y estatuarios de la retribución de los administradores", señala el consejo en el informe, donde solicita a los accionistas que en la próxima junta, 20 o 21 de noviembre, se cambien los salarios de la cúpula administrativa. Y es que, a su juicio, la hoja de retribuciones económicas de los altos directivos no cumplía con las principales recomendaciones de buen gobierno corporativo. Por ejemplo, no informaba de los sueldos, ni blindajes a los accionistas.

La propuesta que hace ahora es que el actual presidente de Colonial, Juan José Bruguera, reciba una remuneración anual fija de 300.000 euros. Una cifra muy inferior al millón de euros que se fijó Mariano Miguel. También Bruguera percibirá dietas por asistencia al consejo (4.800 euros) por cada consejo y un plan de acciones de incentivos. El nuevo consejero delegado ganará más dinero. Su indemnización se fijó en 1,5 millones de euros, mientras que el salario fijo anual oscilará entre 400.000 y 520.000 euros.

La nueva retribución de Colonial es uno de los puntos de la junta, pero el más importante es la aprobación para realizar una emisión de bonos por 1.400 millones de euros antes del 13 de febrero
. Ese dinero va destinado a cancelar préstamos y lograr liquidez. La inmobiliaria asegura que es necesario realizar la emisión de bonos, ya que es una de las condiciones que pactaron con sus principales bancos acreedores (Royal Bank, of Scotland, Goldman Sachs, Eurohypo y Calyon) el pasado mes de septiembre.

Esos bonos se convertirán en acciones de Colonial, un proceso que se llevará a cabo en varias fases y distintas fechas. En el caso de que no se realice la emisión, la banca puede exigir a Colonial el pago de esas deudas ante la falta de compensación. Otra de las obligaciones de Colonial es vender Riofisa, aunque pierda dinero por ello.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum10

Jaime
A Favor
En Contra

Soy uno de los muchos accionistas pillados . Me pareceria lamentable que a estos señores se les pagara esta barbaridad de indemnizaciones , máxime cuando se han firmado ellos mismos un documento en el momento de las turbulencias y sin pasdar por ningún consejo para su aprobación , amen que nunca se informó de estas a los propios accionistas ni a la CNMV . Creo que si les hace falta a los nuevos gestores me añadiria y (estoy seguro que muchos otros ) a la denuncia contra ese documento firmado . Por lo que Señores del Consejo de Administración actual , pueden contar conmigo para añadirme a su demanda contra estos gestores que me parece lamentable la falta de etica profesional y rigor en su gestión viendo esta actitud .

Puntuación 5
#1
desfachatez
A Favor
En Contra

Me parece bien que reclame, pero también nosotros (accionistas) deberíamos reclamarle daños y perjuicios por su nefasta gestión. A ver si le compensa.

Puntuación 1
#2
Juan
A Favor
En Contra

Son todos ladrones.....

Puntuación 0
#3
Yo Directivo Quiero Rigidez Laboral
A Favor
En Contra

Es curioso, últimamente se habla mucho de la rigidez laboral en este país, que debería buscarse una mayor flexibilidad en el mercado laboral para adaptarse a la crisis... Curiosos eufenismos, mejor traducirlos por abaratar el despido (difícil entrar pero fácil salir), anulación de los convenios colectivos, prejubilación barata para personal con más de 20 años al servicio de una empresa, movilidad para contratar a carne más joven, ingenua y barata...

Podría estar de acuerdo, pero hay algo que no entiendo: parece que la flexibilidad es solo útil para los trabajadores, para los directivos no, es mejor abogar por un mercado laboral más rígido y conservador que le cubran bien las espaldas con buenos blidajes y altas comisiones, para que cuando algún irresponsable insinue que no se han cumplido los objetivos, se lo piense muy bien antes si quisiera prescindir de tan altos servicios, y si los tiene (un par), que le cueste un buen ojo de la cara.

Puntuación 3
#4
QUIJOTE
A Favor
En Contra

Ahi está la GRAN MENTIRA, AMANCIO ORTEGA y WARREN BUFFETT, ganan un precio simbólico en sus empresas, pero éllos confian en éllos mismos, y saben GESTIONAR y HACER BIEN las COSAS, éstos lo único que saben es de contratos blindados, seguros y éso, no de GESTIONAR NADA.

Puntuación 0
#5
Invertir en Bolsa
A Favor
En Contra

Me parecería extraño que ese comportamiento no esté tipificado como delito en el Código Penal.

Puntuación 1
#6
Chorizos
A Favor
En Contra

La forma de actuar y falta de ética de estos pillos se corresponde con la de su jefe Luis Portillo. Que nadie se sorprenda.

Puntuación 0
#7
aristoleches
A Favor
En Contra

El dioni es bastante más honesto que muchos directivos de este tipo de empresas.

Puntuación 0
#8
jaime
A Favor
En Contra

estoy completamente de acuerdo con Invertir en bolsa . Está claro que debe de existir en el del código casos como este y esté tipificado como delito . Entiendo que ahora con los Bancos gestionando , y sus buenos bufetes , no se les pase esto . También diría y aconsejo a quien lo esté mirando que vean el uso y consumo de sus tarjetas personales y gastos si justificar ( comidas en fin de semana , compra de ropa y regalos , viajes fuera de semana , aviones etc.. ) ya que por ahí tampoco pasan los jueces por el uso indebido

del dinero y pueden dar al traste con esos blindajes firmados por ellos . Ánimo y por favor mantengan nos informados de como se resuelve este asunto porque nos dirá mucho de ustedes .

Puntuación 1
#9
Ernesto
A Favor
En Contra

Mariano Miguel es un sirvergüenza que fue el causante de la salida de Cajamar del Grupo Caja Rural, solo por intereses particulares junto con otro impresentable que es el actual Presidente de Cajamar Luis de la Maza. Ambos son responsables de la exposición al riesgo de crédito inmobiliario que tiene esa Caja.

Puntuación 1
#10